Buscar en este blog

miércoles, 8 de enero de 2014

FITOSANITARIOS ECOLÓGICOS. (Parte IV)

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Cuarta parte de como poder curar plantas con plantas. Todo un arte milenario.




AJENJO (Artemisia absinthium)

Planta vivaz sólida, de hojas plateadas en el envés. Desprende un olor aromático cuando la rozas. Altura en el momento de la floración: 1.5 metros. Se encuentra frecuentemente cerca de antiguas granjas y en los campos incultos. Presenta acciones antagonistas frente a muchas plantas, hortalizas e incluso rosales.

CULTIVO: Se siembra en marzo-abril (semillas fácil de conseguir). Repicando al cabo de mes y medio. La planta se puede comprar en tiendas de jardinería y también a productores de plantas aromáticas. Distancia de plantación: 40 cm en todas las direcciones. En lugar soleado. Excelente rusticidad. Tierra ordinaria, incluso en pobres y secas. No le gusta el exceso de humedad. 

CUIDADOS ESPECIALES: Segarla corta en primavera regenera la espesura del matojo, que no dura más de tres o cuatro años.

Atención: el ajenjo bloquea la fermentación del compost, por eso no pongáis en él ni los restos de esta planta ni los desechos de sus preparados.

PROPIEDADES: Insectifuga (efecto observado en particular en
el momento de la puesta de la mariposa de la col y de la carpocapsa). Fungicida (en la roya del grosellero).

EMPLEO: Parte utilizada tallo y hoja, en fresco o seca.

RECOGIDA: Al comienzo de la floración, cuando las flores están bien amarillas (junio a julio según regiones y años).

EXTRACTO FERMENTADO: (1 Kg de planta fresca en 10 litros de agua). Utilizar puro contra la roya del grosellero. Emplear diluido al 10% contra la mariposa de la col y la carpocapsa. Pulverizado puro sobre la tierra, repele a las babosas.

MILENRAMA (Achillea millefolium)



Planta vivaz de 30 a 60 cm de altura. Hojas alargadas, finamente recortadas, con un olor que es un aroma pronunciado. Las flores son blancas o rosas, dispuestas en corimbos, de mayo a octubre.

CULTIVO: No es muy difícil encontrarla, pero también podemos cultivarla obteniendo planta en un vivero especializado. La obtenida en cultivos hortícolas no tendría los mismos efectos. Es una planta muy rústica que tiene perfectamente su lugar en un macizo de flores, tal cual. Sin embargo, es fácilmente invadida por la zanahoria silvestre, que intenta camuflarse por mimetismo.

PROPIEDADES: La milenrama facilita el compostaje y refuerza
los preparados fungicidas.

PRINCIPIOS ACTIVOS: Aceite volátil (azuleno); ácidos isovaleriánico y salicilico (mensajero de la resistencia a los parásitos).

EMPLEO: Extracto en frío: 20 gr de flores secas para 1 litro de agua, a macerar durante 24 horas. Verter en 10 litros de preparación fungicida (cola de caballo o tanaceto por ejemplo)

BARDANA (Arctium lappa)



Gran planta bianual de hoja larga, cenicienta por debajo, peciolada y redondeada en su base. El primer año de vegetación la bardana forma una roseta. Es bien conocida por todos, especialmente por sus capítulos florales y frutos provistos de unos ganchitos que se agarran con gran tenacidad a las ropas y al pelo de los animales.

CULTIVO: Es suficiente con recoger la bardana que crece en grupos más o menos densos en terrenos baldíos, en los no cultivados, en los bordes de los caminos y otros lugares poco cuidados. A semejanza de la ortiga y del saúco, forma parte de las plantas nitrófilas, compañeras de los humanos.

Se pueden esparcir las hojas secas de la bardana directamente como acolchado contra el mildiu de la patata.

PROPIEDADES: Planta estructurante que estimula la vida del
suelo y la vegetación. Fungicida.

PRINCIPIOS ACTIVOS: Tanino, murcilago, resinas, sulfato y fosfato de potasa, de cal y de magnesio. La raíz es más rica que el resto de la planta.

EMPLEO: Partes utilizadas: planta entera, incluidas las raíces, antes de la floración. La planta fresca en extracto fermentado (1kg para 10 litros). Atención, su olor se vuelve enseguida temible. Vigilar. Pulverizar diluido al 5% sobre las hojas de la patata contra el mildiu.


Fuente: Plantas para curar plantas. Bernard Bertrand, Jean-Paul Collaert y Eric Petiot






No hay comentarios:

Publicar un comentario