Buscar en este blog

domingo, 7 de abril de 2013

Arte topiario. Jardinería ornamental

ARTE Y JARDINERIA Diseño de jardines

Como crear una escultura con plantas en Arte Topiario



El Arte Topiario, es una forma de guiado y podado de árboles y arbustos para crear formas atractivas. La jardinería ornamental ha sido popular desde la época romana. Utilizada tradicionalmente para crear aspectos fuertemente arquitectónicos y geométricos en los jardines formales, ha sido desarrollada hasta comprender pájaros, animales y elementos poco comunes e incluso caprichosos, tales como gigantescas piezas de ajedrez.

Diseñar con jardinería ornamental

Es posible utilizar diferentes estilos de jardinería ornamental para generar una variedad de efectos. Las esculturas vivientes e imaginativas expresan un estilo personal y agregan un toque de humor o de extravagancia. Al utilizar la jardinería ornamental para formas geométricas, tales como conos, obeliscos y columnas se proporciona un elemento estructural y potente a un diseño. Este tipo de jardinería ornamental puede ser válido tanto en jardines formales – tal vez enmarcando un panorama o formando una avenida – como en los informales, formando contraste para realzar las plantaciones menos estructuradas.

En algunos jardines puede resultar adecuado tratar una parte del extremo superior del seto ornamentalmente, recortándolo para formar uno o dos pájaros, esferas o cubos, por ejemplo.






Plantas para la jardinería ornamental

Las plantas usadas en la jardinería ornamental requieren un crecimiento espeso y elástico, hojas pequeñas, y la capacidad de recuperarse rápidamente del recortado. Las perennes, tales como el tejo (Taxus baccata), el boj (Buxus) y la Lonicera nitida, resultan ideales en un clima templado. El Cupressus sempervirens se puede guiar para amoldarse a diseños geométricos, pero sólo prospera en climas cálidos. El laurel (Laurus nobilis), el acebo (Ilex) y muchas otras perennes pueden ser utilizadas, pero es más difícil guiarlas.

Las hiedras (Hedera) son muy adaptables, y es fácil guiarlas trepando por un marco; alternativamente, se pueden tomar varios esquejes de una planta existente para que crezcan a lo largo de una estructura almohadillada de musgo.

Creación de una figura

Es mejor crear la mayoría de los diseños de la jardinería ornamental a partir de una estructura – guía, aunque la mayoría de las figuras sencillas pueden cortarse a mano alzada.

Diseños sencillos

Utilizando plantas jóvenes, seleccione el tallo o los tallos que formarán el núcleo del diseño; éste puede consistir en un solo vástago o en varios, que después se extienden. La forma más sencilla de realizar es un cono, y para éste solo se necesitan unas varas como guías. Para lograr otras formas, sujete una estructura construida de malla tejida o de alambres individuales, atados a estacas clavadas en el suelo, al costado del principal grupo de vástagos. Sujete los tallos a la estructura de alambre y después pellizque los brotes.

Guíe brotes nuevos dentro de la estructura para rellenar cualquier hueco hasta que rodeen el perímetro. El crecimiento variará en las distintas partes de la planta, dependiendo de la dirección.



Diseños complejos

Para crear diseños complejos de jardinería ornamental, construya una estructura base de materiales sólidos, tales como el alambre de cercado resistente. Luego se puede entretejer malla de alambre o alambre de poco espesor para crear una forma más precisa. Las varas de jardinería también resultan útiles como ayudas temporales para el desarrollo y la conformación de una estructura. Un cordel embreado resulta útil para sujetar vástagos a una estructura.

Guiado de tallos

Los tallos pequeños guiados sobre un marco crecen rápidamente y, por lo tanto, resulta necesario un trabajo considerable para sujetar los brotes nuevos durante el período de crecimiento. Sujete los brotes mientras son jóvenes y elásticos, comprobando las ligaduras anteriores para asegurarse de que no se han roto, ni que se rocen entre ellos, o que impidan el crecimiento de los vástagos.

Si ha usado estacas en la estructura, asegúrese de que siguen firmes y que no se hayan partido, roto o doblado. Si son defectuosas, reemplázelas con nuevas.

Recortado con tijeras

La jardinería ornamental requiere un recortado mucho más preciso que el de los setos normales. Tómese tiempo – especialmente al principio del conformado de una pieza ornamental – para cortar las ramitas cuidadosamente hasta obtener la forma deseada. No corte demasiado en un solo lugar, ya que podría estropear la simetría del diseño durante toda una temporada hasta que aparezca el crecimiento joven de reemplazo.

Incluso si tiene buen ojo para configurar plantas, resulta sensato el uso de niveles, plomadas y cualquier otra ayuda disponible para la comprobación de la exactitud de un corte. Corte siempre desde lo alto de la planta hacia abajo y del centro hacia fuera, recortando ambos lados al mismo tiempo para conservar una simetría equilibrada. Las piezas ornamentales redondeadas son más fáciles de producir y mantener que aquellas de aspectos angulares y geométricos, y a menudo pueden cortarse a mano alzada. Para lograr una forma esférica, recorte primero la parte superior de la planta y después corte un canal hacia abajo alrededor de la circunferencia, dejando un anillo ulterior a 90º, dejando cuatro cuartos precisos para componer.

Las piezas ornamentales geométricas de superficies planas y bordes inclinados o en ángulo recto son difíciles de formar y mantener con éxito, y es necesario abordarlas con un recortado seguro y preciso para lograr una forma bien definida. Resulta mejor recortar tales diseños geométricos utilizando guías sujetadas a cañas para conservar la simetría.






Cuándo recortar

Una vez establecido, un elemento ornamental requerirá frecuentes recortes rutinarios durante el período de crecimiento. El tiempo entre recortes dependerá de la tasa de crecimiento. Un diseño en boj, geométrico e intervalos de cuatro a seis semanas. Recorte cuando cualquier crecimiento nuevo resulte desparejo.

Si no es necesario un acabado perfecto durante todo el año, dos recortes durante la época de crecimiento resultan generalmente suficientes para lograr un efecto razonable, dependiendo de la planta utilizada. El tejo, por ejemplo, sólo necesita un recorte al año; el boj, generalmente necesita dos, y Lonicera nitida, tres.

Recorte las plantas en el momento apropiado del año. No recorte arbustos después de principios de otoño, ya que los vástagos jóvenes producidos después del primer recorte necesitan madurar suficientemente para soportar las bajas temperaturas invernales. En climas cálidos, donde el crecimiento puede ser casi continuo, será necesario recortar regularmente durante todo el año.

Cuidados de rutina

El arrancado de la maleza, el riego y la adición de ‘mulch’ resultan esenciales en medida semejante a la de los arbustos de formas libres. Sin embargo, es importante aplicar dos o tres dosis de fertilizante equilibrado a razón de 60 g por metro cuadrado durante el período de crecimiento.

Reparaciones y renovación

Si una guía, una sección o una rama de la pieza ornamental se ha dañado o roto, recórtelo limpiamente con podaderas. Manipule los vástagos próximos, sujetándolos para rellenar los huecos.

Si las plantas ornamentales han quedado sin recortar durante uno o dos años, un recortado metódico debería restaurar la forma original durante la estación. Si la pieza ornamental ha estado abandonada durante años y la forma se ha perdido, se debería efectuar un podado severo durante la primera primavera para restaurar el contorno, seguido de dos o tres períodos de recortado más preciso.

Abrasado y extinción

El follaje de algunas perennes puede resultar abrasado en inviernos duros y morir. El follaje dañado pronto se cubrirá de nuevos brotes en primavera, pero recórtelo donde resultase desagradable a la vista, cuidando de seguir el contorno de la pieza ornamental. Si los vástagos no rellenan el hueco, puede que exista un problema en las raíces. 



Fuente: Enciclopedia de la Jardinería
The Royal Horticultural Society

5 comentarios:

  1. Como jardinero paisajista me apasiona la poda ornamental de suerte de aportarle personalidad a los vegetales e identidad a los jardines donde se hallan instalados.

    En tant que jardinier paysagiste je suis passionné pour la taille ornementale.
    Je trouve que cela apporte une personnalité aux végétaux au même temps qu'une identité au jardin où ils sont installés.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito y demasiado empeño paciencia como amor por las plantas que siembras

    ResponderEliminar
  3. Hermosísima practica. Gracias por compartirla con nocotros.
    ¿deben tenerse en cuenta las fases de la luna para la poda?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu atención. No son necesarias las fases de la luna para la poda.

      Eliminar