Buscar en este blog

domingo, 13 de marzo de 2016

PODAS DRÁSTICAS. MUTILACIONES DE ÁRBOLES

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES




          El presente informe se realiza en algunos pueblos del sur de la Comunidad de Madrid y en base a las podas salvajes y fuera de control que se han venido realizando mayormente desde el mes de Mayo de 2015 hasta Febrero de 2016.
          Por lo cual, las imágenes que dan credibilidad a dicho informe, son los resultados posteriores que se observan en los árboles un año después, en el cual se ven claramente cuáles son las consecuencias.
Antecedentes
          Como primera medida, no se respetaron las épocas de poda y se realizaron fuera de temporada; y como resultado final, el deterioro que se observa  producido en los árboles, es el gran sufrimiento al que están siendo sometidos y que muchos de ellos acabaran  muriendo. Es coincidencia que justo cuando se realizaron la mayoría de estas podas iba a ver Elecciones Municipales.
          Se ha recabado información y analizado diversos aspectos a tener en consideración, tales como: posibles deterioros de los ejemplares, enfermedades, envejecimiento, posibles trastornos que pudieran ocasionar a las vías públicas o carreteras, aspectos culturales, aspectos políticos, económicos y recabar información con las personas que viven en el entorno para saber cuál era su opinión al respecto.
         Entre las especies vegetales mencionadas, los daños más graves se encuentran en Ulmus Pumila.
Ulmus pumila, u Olmo de Siberia, es una de las especies de
olmo a la que menos le interfiere el hongo de la Grafiosis (Graphium ulmii) o enfermedad holandesa del olmo. 
           Tiene en su contra una brotación primaveral exagerada en nuestro clima, al tener más actividad vegetativa que en su lugar de origen. Muchos brotes que generan mucho peso...
            Puede haber por este motivo problemas de desgarre de ramas, evitándose esto descargando peso en las mismas, no cortando la ramificación primaria. 


          También hay Populus nigra y Melia azedarach, entre otros.

Pueblos sobre los que se ha realizado el informe:

          Perales de Tajuña.  63 árboles mutilados.
          Tielmes. 129 árboles mutilados.
          Orusco. 29 árboles mutilados.
          Brea de Tajo. 6 árboles mutilados.
          Valdaracete. 147 árboles mutilados.
          Villarejo de Salvanés. 187 árboles mutilados.
          Total: 561 árboles mutilados aproximadamente.

          El hecho de que se haya realizado en esta zona de la Comunidad de Madrid, no es que sea un lugar exclusivo en realizar este tipo de podas. En sí, ésta es una práctica que cada vez está más generalizada en toda España sin ningún tipo de control.

         
Respecto a posibles deterioros de las especies, enfermedades, envejecimiento, como se observa en las propias imágenes, no hay ningún síntoma de ello, ya que incluso a ejemplares muy jóvenes, se les realiza la misma poda. No más que los propios daños producidos en los árboles en podas anteriores y que estos se muestran deformados y con heridas compartimentadas por el propio árbol para intentar sobrevivir.

          En relación a los posibles daños que se pudieran originar a nivel urbanístico, de riesgo de caída de ramas o entorpecimiento de la vía pública, cables de la luz y demás, no se ha encontrado justificación alguna en ninguno de los casos, que justifique el haber realizado estas mutilaciones.
          Respecto a los aspectos culturales, se ha llegado a la conclusión que éste es uno de los problemas principales, pues como se ha podido observar en algunos lugares, esto no solo ocurre en la vía pública, sino también en las fincas o jardines privados. Es una forma de entender la poda y el respeto hacia los árboles, que se pasa de generación a generación, sin tener ningún tipo de conocimiento básico de cómo se debe de hacer de forma adecuada.
         
Se ha llegado incluso a hablar con diferentes personas dentro del entorno, las cuales han confirmado este punto, diciendo que eso siempre se había hecho así, y que además así es como se debe de hacer, que incluso es bueno para los árboles. Para ellos hacer esto es de lo más normal.
          Si a todo esto le sumamos la complicidad encubierta de las autoridades locales y autonómicas, y de algunos técnicos que dan el visto bueno, más una mala o ninguna formación de los responsables de estos estamentos locales. El desastre ya está garantizado.
          En la influencia del aspecto político, se ha comprobado tanto en las pasadas elecciones municipales como en las estatales, es una casualidad, que justo antes de que se produzcan estos eventos, haya múltiples contrataciones de personas sin ninguna formación adecuada para desempeñar el trabajo que van a realizar y los pongan a mutilar árboles.
         
Se puede observar claramente cuales son las consecuencias de estas mutilaciones, los olmos intentan sobrevivir como pueden, supurando savia por el tronco por qué las heridas no se cierran y en muchos de ellos ya se ven los síntomas de pudrición.
          Los árboles, intentan sobrevivir como pueden y dan retoños mal deformados por todo el perímetro del tronco, y tampoco hay preocupación ninguna en intentar subsanar y dejar retoños en sus lugares correctos de la copa, para que así el árbol ahorre energía, e intente desarrollar una nueva copa. El panorama que se observa es dantesco.
          Respecto al factor económico, todos los profesionales del sector sabemos más que de sobra, el atraso que ha habido en esta materia, desde que se inició lo que algunos han llamado “Crisis Económica”. En la que a los árboles y a la Jardinería en general los han condenado a la muerte y al abandono.


Objetivos:

          El objetivo a conseguir, es concienciar a los diferentes organismos públicos y del Estado, de lo que se está haciendo con el arbolado urbano en nuestro país.
          Sensibilizar a la ciudadanía en pos de un mayor respeto y cuidado por el arbolado y la conservación de la Naturaleza.
          Educar desde el colegio a los niños y dar la formación adecuada a los

profesionales de este sector, creando nuevas generaciones de personas responsables con el entorno.
          Crear nuevas medidas de control y supervisión, en las cuales, se hagan respetar las Leyes que existen en la actualidad en defensa de nuestro ecosistema.
          Buscar la implicación de los profesionales del sector; empresas, profesores, técnicos, científicos, universidades y asociaciones medioambientales; para poder ejercer un mayor control y denunciarlo tanto públicamente como a la justicia si fuera necesario.

Conclusiones:

          No se respeta en ningún punto La Ley 8/2005, de 26 de Diciembre, de Protección y Fomento del Arbolado Urbano de la Comunidad de Madrid. Título II, Artículo 3.
          Es una paradoja, observar,  como para talar un árbol en un jardín, finca o terreno privado, haya que solicitar permisos a las autoridades competentes y sea necesaria la presencia de un técnico para realizar un informe previo. Y que luego, a 100 metros en una alineación de una carretera, sin motivo alguno, te encuentres una alineación de árboles mutilados y condenados al sufrimiento o a la muerte.
          Si esto continúa así y no hacemos nada, nos vamos a quedar sin el rico patrimonio tan valioso que tenemos y sin parte de nuestra propia Historia.

Recomendaciones:

         Se propone desde nuestra visión de profesionales del arbolado:
           Paralizar de inmediato este tipo de actuaciones.
           Replantear el tipo de intervención:
           Aclarado en las zonas terminales de las ramas.
           Descarga de peso, con tirasavias, en ramas afectadas por pudriciones.
            Sustitución de ejemplares muy dañados (conforme al Cap. tercero art. 7, sobre Fomento de nuevas plantaciones de la Ley que se hace referencia).



          La Historia, la hacemos los seres humanos, y me veo en la obligación, de instigar a los que somos profesionales y amantes de la Naturaleza, a volver a reescribirla y defender con todos los medios que estén a nuestro alcance, este bien tan preciado que es parte de nuestra existencia y de la propia vida……

          Se imagina que sería de esta vida si nos quedáramos sin árboles…
          Reflexione y hágase usted la misma pregunta por favor.




Fernando Lejarriaga Martínez

Técnico en Jardinería y Floricultura.




3 comentarios:

  1. La jardinería urbana y todas las variantes que esta conlleva como la poda y mantenimiento del arbolado, en la mayoría de los municipios del país, no se gestiona de una forma seria y responsable. Hay mucho personal que no está formado ( y a los que están formados ni siquiera se les pregunta) ya que en muchos municipios la jardinería la gestionan empresas (algunas con ninguna o poca profesionalidad en jardinería) que contratan a personas sin formar a petición de los políticos que son los que han contratado a la empresa. Empresas que no siguen un calendario de trabajos a realizar durante el año, sino que están a lo que mande el concejal de jardines de turno que no tiene ni idea sobre jardinería y que hace lo que le dicen los ciudadanos que son los que lo votan. Por otro lado la ciudadanía cree (como en el caso de las podas) que los supuestos jardineros lo están haciendo bien, y los que entienden algo, callan.
    Mi enhorabuena por el artículo. No tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco. Sólo dices verdades como puños.

      Eliminar
  2. A mi me podaron el Álamo de la puerta de mi casa a lo bestia y cuando fui a montar el pollo eran obreros sin ninguna idea de podar a los que habían contratado por 4€ y sin formación

    ResponderEliminar