Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 19 de junio de 2013

PLANTAS EXÓTICAS


ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines


Plantas exóticas



Desde siempre se ha entendido por plantas exóticas de maceta un grupo muy determinado que no se distingue por sus características botánicas comunes, sino que se identifica únicamente por ser autóctono de regiones cálidas. Estas plantas proceden de zonas climáticas tropicales o subtropicales, lo cual significa que en invierno deben protegerse del frío en las zonas donde las heladas sean frecuentes; sólo en lugares con inviernos verdaderamente suaves pueden sobrevivir bien sin más atenciones en este sentido. En una gran mayoría de casos se trata de arbustos, algunos de ellos semileñosos, así como de ciertas plantas herbáceas, por ejemplo, las pertenecientes a la familia de las gramíneas.


 Si exponemos el concepto de plantas de maceta con cierta amplitud de miras, sin duda, resulta una gama enormemente colorista y variada. Asimismo, habría que partir de que este concepto abarca todas las plantas que pueden cultivarse en recipientes. Un ejemplo de ello serían las plantas vivaces de las zonas templadas, además de flores de verano, verduras, hierbas aromáticas, frutas y muchas otras más. Todas las flores multicolores de nuestras jardineras se incluyen también en esta categoría, así como las plantas de interior de gran tamaño que pueden pasar el verano al aire libre.

La expresión moderna “jardín móvil” responde plenamente vamos a hablar de “las auténticas” plantas de maceta, es decir, no de las que son resistentes al frío, sino de la Abutilon a la Yucca, de las huéspedes de nuestros jardines, balcones y terrazas, de aquellas que sólo florecen cada verano y pueden crecer porque las preservamos de las heladas de invierno. Pero ¿cómo consiguieron llegar hasta aquí?, ¿quién les allanó el camino y cuándo empezó todo?

El largo camino hasta nuestro jardín

Muchos siglos antes de Cristo

 ya nos encontramos con el cultivo en recipiente, por ejemplo, en el antiguo Imperio egipcio y en los jardines persas. Con el tiempo, su influencia se fue extendiendo hasta llegar a los magníficos jardines del renacimiento italiano. Se sabe que los frutos de los cítricos ya se conocían en el sur de Europa en el siglo XII, pero sólo a partir del siglo XVI se introdujeron cada vez mayores cantidades en los invernaderos de los jardines regios, y parte de ellos también en los jardines de la burguesía y de comerciantes acomodados. En los siglos siguientes, los naranjos y los limoneros se convirtieron en los árboles de moda, y aquel que se preciaba de ser alguien, exhibía al menos unos cuantos. Lo mismo sucedía con la higuera (Ficus carica), el granado (Punica granatum) o el laurel (Laurus nobilis).

Muchas de las plantas foráneas que hoy embellecen jardines y terrazas en verano, hasta no hace mucho sólo podían impresionarnos en los jardines botánicos. Actualmente, los conocimientos sobre las técnicas de jardinería y el desarrollo de los mercados, nos permiten el disfrute de lo que antes sólo estaba al alcance de unos pocos. En realidad, hoy en día, las plantas exóticas son accesibles a cualquiera que se interese por ellas.

El auge de las plantas de maceta es ya imparable, puesto que los importadores fueron perspicaces y el mercado de flores fue creciendo, aunque al principio de forma vacilante con plantas atractivas, y poco a poco con un surtido más amplio. Ciertamente, pasó un tiempo hasta que la oferta alcanzó el volumen actual y también hasta que las empresas exportadoras de plantas encontraron ese hueco en el mercado. La trompeta del juicio (Datura suaveolens), por ejemplo, apareció en Alemania a mediados de los años setenta, después de darse a conocer por primera vez al gran público en una revista de jardinería. Desde entonces y hasta el día de hoy, esta planta sudamericana sigue cautivando a los aficionados a la jardinería y se sitúa en la cabeza de lista de preferencias en cuanto a plantas de maceta.





2 comentarios:

  1. Hola , hace mucho que no veia tus entradas en mi lista de blog se ve que no se actualizaban porque me han salido todas de golpes . Yo tengo en mi jardin una Cica revoluta que por cierto tarda mucho en crecer asi que aun esta pequeña y ya lleva al menos cinco años plantada y tambien tengo una costilla de adan que el verano pasado me dió frutos pero que por lo visto tardan mucho en madurar y aun estan verdes , me ha gustado mucho esta entrada .
    Besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Rosa, Las Cicas, crecen muy despacio, unos dos centímetros por año. Ten en cuenta que se la considera un fósil viviente al igual que el Liquidambar. Son de las pocas especies que sobrevivieron a las glaciaciones. Muchas gracias por tu atención.

      Eliminar