Buscar en este blog

Cargando...

Trucos de Jardinería

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Diversos trucos que se pueden utilizar en Jardinería





TRUCOS DE JARDINERÍA Y PLANTAS


MAS VIDA PARA LOS CACTUS

Para que tengan más vida nuestros cactus, los plantaremos, a ser posible, con otras plantas de características similares y en tiestos con poco fondo. Echaremos abono líquido una vez de cada dos que regemos, siempre cuando no haya sol.

LIMPIEZA DE PLANTAS CON POLVO

Cuando las plantas empiezan a coger polvo, en el caso de las plantas con espinas o de las que tienen las hojas llenas de pelos, usaremos una brocha para quitar el polvo fácilmente. En el caso de las plantas grandes con espinas, ducharemos el tallo manteniendo al resguardo del agua el tiesto cubriéndolo con un plástico bien cerrado.

LIMPIAR FLORES SECAS

Para limpiar esas flores que se han secado haremos lo siguiente: pondremos en un cazo agua hirviendo con bicarbonato, cuando veamos que la solución se haya diluido del todo las introduciremos dentro del agua durante 10 minutos. Después las dejaremos secar al aire libre.





FLORACIÓN DE BULBOS

Si queremos que los bulbos de primavera florezcan en verano, otoño o invierno los meteremos en el frigorífico o en su defecto en un lugar frío y que carezca de luz. Sacaremos los bulbos pasados 30 días y los pondremos en un lugar cálido y luminoso. Comprobaremos que pasada 1 ó 2 semanas florecerán como si fuera en primavera.

AIREAR LAS RAÍCES

Conviene airear la tierra de vez en cuando para que las raíces puedan respirar y oxigenarse.

HELECHOS VERDES

Si vemos que el color verdoso de los helechos se va perdiendo, lo recuperaremos colocando cada semana un cubito de hielo sobre la tierra.

REPELE GUSANOS

Con posos de café u hojas de té podrás evitar a los gusanos.

PLANTAR ESQUEJES DE GERANIO

Si machacamos la punta del esqueje que entra en la tierra y enterramos alpiste junto al esqueje, el geranio tendrá más oportunidades de florecer. Para que florezcan antes, plantaremos los geranios en tiestos pequeños.

ELIMINAR LOS PULGONES

Se eliminan fácilmente los pulgones echando ceniza de cigarrillos, serrín o cal sobre la tierra.

CUIDADO DE LAS PLANTAS CONTRA LAS HORMIGAS

Para acabar con las hormigas que se suben a tu planta, pondremos en remojo un puñado de colillas durante unos días. La nicotina que queda en las colillas matará a las hormigas sin perjudicar a tu planta.
Si no quieres que entren en casa, echa sal en las zonas a proteger ya que la sal actúa como muralla para ellas.



COMO QUITAR LAS MALAS HIERBAS

Si queremos deshacernos de esas malas hierbas que crecen rápidamente, echaremos en la tierra (después de arrancar las malas hierbas), agua con sal con una proporción de una parte de sal por cinco de agua o un puñado de sal gorda, aunque éste último método es más agresivo.

ABONOS CASEROS

Estos son algunos de los abonos que puedes utilizar. Por ejemplo, la ceniza de leña no debe tirarse si se tiene jardín o macetas, pues constituye un excelente abono para las plantas. El poso del café constituye un excelente alimento para las plantas. El agua, sin salar, en que se hayan cocido las espinacas puede ser un buen abono para los rosales.

ACABA CON LAS HORMIGAS DE TUS PLANTAS

Si has observado que aparecen hormigas alrededor de tus macetas, una solución es el limón. Las hormigas odian el olor del limón y desaparecen inmediatamente. Frota con medio limón el borde de tus tiestos y las hormigas no se acercarán a ellos.

ASEGURAR EL RIEGO DE LAS PLANTAS DURANTE LAS VACACIONES

Deberemos cortar una tira de gamuza por cada maceta que queramos regar. A continuación enterraremos no muy profundamente el extremo de una tira en cada una de las macetas, mientras que el extremo libre lo sumergiremos en un recipiente con agua abundante. De este modo, las plantas irán absorbiendo el agua que necesitan durante nuestra ausencia. En el caso de que tengamos muchas macetas o estén muy dispersas por la casa deberemos disponer de varios recipientes de agua, de modo que cada tira de gamuza esté conectada con algún recipiente de agua. Si tan solo tenemos que mantener el riego en una maceta, podemos introducir una mecha de algodón por el orificio de drenaje y dejarla sobre un recipiente con agua.




CONSERVACIÓN DE LAS FLORES

Las flores se conservarán mucho mejor si al agua del florero le añades unas gotitas de ginebra.

EL CALOR Y LAS PLANTAS

Con el calor del verano, las plantas se ven afectadas. Para que no pasen sed durante el periodo estival, haz una pequeña incisión en el tapón de una botella de plástico. Después, llénala de agua y la pones boca abajo, metiendo el cuello, con tapón incluido, en la tierra de la maceta.

ENRIQUECER EL AGUA PARA EL RIEGO

Si reutilizamos el agua del acuario o la de un jarrón con flores cortadas estaremos aportando a la planta una serie de nutrientes extras muy beneficiosos. Lo mismo sucede con el agua que utilizamos para cocer legumbres y verduras o para escalfar huevos. Las vitaminas y sales minerales que aportan estas aguas recicladas mejorarán el crecimiento de las plantas. Es importante, en cualquier caso, que esperemos a que el agua se enfríe hasta estar a temperatura ambiente.

ESQUEJES DE GERANIOS

Los geranios pueden multiplicarse a partir de sus esquejes. La mejor época para hacerlo es la que va desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre. Necesitas un esqueje de unos diez o quince centímetros de largo con, como mínimo, un par de hojas. Arranca las hojas sobrantes, así como las flores y los capullos. Introdúcelo en una maceta con una mezcla de turba y arena. Mete la maceta en una bolsa de plástico transparente, que actúe como si fuera una campana. De esta forma el aire conservará su humedad. Quita la bolsa de plástico a las dos semanas y trasplántalo a las diez a una maceta mayor. Durante dos o tres semanas conviene para el desarrollo de la planta que le elimines las ramificaciones superiores.

EVITAR LA APARICIÓN DE PULGONES

Si sembramos un diente de ajo en una maceta o al pie de una planta del jardín evitaremos que sea devorada por los pulgones, ya que estos insectos odian su olor. Este truco es especialmente recomendable para mantener en buena forma los rosales.

GLICERINA PARA CONSERVAR TUS PLANTAS

Vierte unas gotas de glicerina en un paño y frota las hojas verdes de las plantas de interior con él. Verás que el resultado es magnífico y, además, que la glicerina tiene la virtud de repeler el polvo.

JARDINES PEQUEÑOS

Si el jardín es muy pequeño, planta siempre en su perímetro y procura que las plantas tengan tamaño y forma diferentes. Evita los setos rectilíneos y densos que impiden desplegar la vista. Trata de crear distintos niveles de plantaciones; cuanto mayor sea el número de desniveles, más se dejará engañar la vista, que se creerá en un espacio sin límites.

LOMBRICES EN TUS MACETAS

Si las hojas de las plantas se marchitan y se abarquillan, lo más probable es que haya alguna lombriz en la maceta. Saca la planta de la maceta y desembaraza sus raíces de todo resto de tierra; cerciórate de que no haya indicios de pudrición. Planta entonces en una mezcla nueva de tierra.

PETUNIAS CON MÁS FLORES

Tus petunias florecerán mejor si acabada una primera floración las podas a unos quince centímetros de la base del tallo. En pocos días volverán a apuntar nuevos capullos y florecerá nuevamente. Y lo mismo sucederá si repites la operación.





PREVENIR LA APARICIÓN DE MALAS HIERBAS

La mejor opción es rotar los cultivos, ya que a cada tipo de planta le acompaña una especie de mala hierba diferente. Con la rotación evitamos que un tipo de mala hierba determinado se afiance en esa zona de la huerta. También debemos tener en cuenta que el cultivo de algunas especies (como la cebolla o la remolacha) favorece la aparición de las malas hierbas, mientras que otras plantas (como la patata o la alfalfa) evitan su aparición.

PROTEGER LAS PLANTAS DE LAS HELADAS

Para proteger las plantas de las heladas invernales, interpón entre la tierra y el tiesto una hoja de ese plástico con burbujas de aire que se emplea para envolver los objetos frágiles.

RECUPERAR PLANTAS DAÑADAS POR EXCESO DE RIEGO

Es imprescindible trasplantar el ejemplar dañado para sustituir la tierra con exceso de humedad por otra que reúna las condiciones necesarias para la planta. Después de sacarla del tiesto original se podarán las raíces que se hayan podrido, se colocará en un nuevo recipiente que disponga de un buen drenaje y se controlará la cantidad de agua que se echa en la maceta. A continuación, colocaremos la planta debajo de un plástico que evitará que el agua se evapore y que mantendrá la parte superior de la planta húmeda mientras se recuperan las raíces. Dos veces al día sacaremos la planta de debajo del plástico y dejaremos que se aire.

SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS POR DEFECTO DE RIEGO

Cuando aparecen grietas en la tierra debido al defecto de agua es conveniente que añadamos unas gotas de lavavajillas biodegradable al agua de riego, ya que la tierra agrietada tiene menos capacidad de absorción y el agua, por si sola, no serviría para empaparla convenientemente.

SABER CUÁNDO REGAR

Para saber si hay que regar o no tus plantas en maceta, introduce el dedo en la tierra y comprueba si está húmeda. Cogerle el tranquillo a esta técnica es fundamental. Recuerda que con el riego siempre es mejor quedarse corto que pasarse. El exceso produce pudrición y eso ya sí que no tiene remedio.

RIEGO

Si la tierra de la maceta de tus plantas de interior está muy seca, aflójala con un tenedor y sumérgela en un barreño con agua o en el fregadero. La inmersión debe durar hasta que dejen de formarse burbujas. Escurre el agua sobrante y pulveriza las hojas.

PLANTAS ENCHARCADA

Para intentar recuperar una planta excesivamente regada, saca con cuidado el cepellón del tiesto y envuélvelo en varias capas de papel de cocina absorbente. Déjalo todo así durante 24 horas. Si se empapan las hojas, ponle otras nuevas. Vuelve después a meter la planta en la maceta y no la riegues durante varios días.





SABER SI ESTÁ SECA O CONTIENE AGUA LA MACETA

Un
buen truco para saber si una planta que está en una maceta de terracota o de barro necesita agua o no es dando unos pequeños golpes en ella. Si suena a hueco, es que quiere agua; si suena maciza, está llena y es que no. Pruébalo en una maceta, antes y después de regar, y verás como suena distinto.




AGUA A TEMPERATURA AMBIENTE

Para regar tus plantas de interior, es bueno llenar la regadera por las noches, para que el agua esté a temperatura ambiente cuando riegues por la mañana. El agua muy fría es perjudicial para muchas especies (piensa que son tropicales). Más trucos de jardinería:

CONSEJOS PARA AHORRAR AGUA

• Instala riego por goteo, a poder ser, automático.
• Usa especies resistentes a la sequía (hay que regarlas menos).
• Coloca acolchados en la base de las plantas para evitar la evaporación. Por ejemplo cortezas de pino, paja, mantillo, hojas, áridos y gravas, etc.
• Sombrea las especies más sensibles al calor.
• Cubre el suelo con plantas, consigue sombra con los árboles, trepadoras (pérgolas).
• Agrupa las plantas por su demanda de agua: alta, media o poca necesidad. En el borde del césped planta las que más necesite.
• El suelo se debe dejar secar moderadamente entre riegos para favorecer que las raíces busquen agua en profundidad y así se hagan más resistentes al riego escaso o nulo.
• El riego por la madrugada o al atardecer es lo mejor. Hay menos evaporación y la planta la toma mejor.

TERRAZA

Un balcón soleado será adecuado para el cultivo de geranios, petunias, rosas, zinnias, etc. Mientras que si está a la sombra, la elección deberemos hacerla entre fucsias, hortensias, begonias, anémonas, prímulas, ciclámenes, etc.
Cuidado con las terrazas expuestas a los vientos fríos del norte o a los cálidos y secos que marchitan al vegetal.

TIERRA DE MACETAS EMPAQUETADA

Cuando la tierra de las macetas está muy apelmazada, lo mejor es coger un tenedor y remover la tierra hasta una profundidad aproximada de un centímetro. Con esta operación facilitarás la penetración del agua de riego y las plantas se desarrollarán mejor.

SUSTRATO Y MACETAS

Si no cambiaste la tierra de la maceta en los dos últimos años, sustituye los primeros centímetros de sustrato por uno nuevo. Pero lo ideal, es cambiarla a otra maceta un poco mayor con sustrato fresco y rico.

MATERIALES DE LAS MACETAS

Los recipientes de barro sin cocer y la cerámica vidriada es vital que sean aislados con sacos de arpillera, plástico de burbujas, lonas, etc. para protegerlos de las heladas o bien, situarlos en sitios protegidos. Por debajo de los 0ºC los de barro se agrietan y pueden romperse. Las macetas de barro con grietas pequeñas, se pueden arreglar rodeándola con un alambre.

DRENAJE Y MACETAS

No te olvides de depositar en el fondo una capa de 5 cm. de grava o arcilla expandida, etc. Y si tienes macetas en la ventana, pon una capa de gravilla sobre la tierra para que la lluvia no salpique los cristales.

MACETAS

Las macetas, con el tiempo, suelen coger mal aspecto por las manchas de cal que aparecen en su superficie. Una forma sencilla y ecológica de quitar estas manchas es frotándolas con un poco de arena fina.

MACETAS

Si no te gusta el aspecto nuevo y sin pátina que tienen las macetas de la terraza o el jardín, puedes hacer que se carguen aparentemente de años pintándolas con yogur natural. Verás cómo las paredes externas de las macetas se cubren en poco tiempo de musgo y algas.
Este procedimiento puede servir lo mismo para las macetas de barro que para las de piedra u hormigón.

LUZ Y PLANTAS DE INTERIOR

Si la luz es escasa, coloca cerca un foco de luz artificial, pero a no menos de 30-40 cm. Pon espejos detrás de las plantas que aumentan la luminosidad. Las paredes pintadas de blanco y los muebles claros también proporcionan más luminosidad interior.

BRILLO PARA LAS PLANTAS DE INTERIOR

En lugar de usar los abrillantadores que venden en spray, vierte en un cuenco un poco de leche con otro tanto de cerveza y bate la mezcla. Aplica con una esponja en cada hoja y saca brillo. El resultado es estupendo.

FLOR CORTADA

Las flores que pongas en un jarro te durarán más si no llenas demasiado el florero.
También es conveniente que arranques aquellas hojas que vayan a quedar sumergidas en el agua del jarro, especialmente en rosas. Los crisantemos son la excepción, cuyas hojas contienen una reserva alimenticia para sus flores y, por tanto, conviene conservar.
Corta 2 cm. de la base cada 3 días y aprovecha para cambiar el agua. Además, incorpora una aspirina o 3 gotas de lejía por litro de agua. Esto ejercerá una acción antibacteriana.

RAÍCES DE LOS ÁRBOLES

Ojo a la distancia que se plantan árboles de raíces agresivas que pueden ocasionar fisuras en construcciones, pozos, aljibes, piscinas, muros, levantar pavimentos, conducciones de agua,...

TREPADORAS MUY CONOCIDAS

* Glicinias para cubrir pérgolas o arcos.
* Hiedra para paredes a la sombra.
* Madreselva para cubrir lindes sin problemas de espacio.
* Buganvilla, Bignonias y Jazmines si vives en clima templado o cálido.
* Clemátides en sitios húmedos, sombra en la base de la planta y sol en las flores.
* Rosal trepador al sol.

TREPADORAS

Mientras no se cubra totalmente la pérgola (3 ó 4 años), pon cestas colgantes.

TREPADORAS

Para pérgola, las de crecimiento más rápido son Campanilla (Ipomoea tricolor), Correquetepillo (Polygonum aubertii), que da flores blancas, o Bella de día (Convolvulus tricolor).

AROMÁTICAS

Recorta la Lavanda, Salvia y Santolina que han florecido durante el verano anterior y tienen las flores secas. Esto debe hacerse todos los años.

MACIZO DE FLORES

Cada planta vivaz florece una media de 3-4 semanas, por lo que habrá que tener, al menos 7 especies para que haya flores durante el periodo de vegetación activa. Así cuando 1 florece, varias están marchitas y 4 ó 5 desarrollan sus yemas. Retira en cuanto empiecen a marchitarse para alargar la floración.

CORTASETOS

Para que no queden restos de resina en el recortasetos eléctrico que ennegrecen las cuchillas volviéndolas pegajosas, límpialas con alcohol de quemar y pulveriza con algún producto anticorrosión.




HERRAMIENTAS Y ÓXIDO

Cuando las herramientas de jardín se oxidan puedes limpiarlas si coges un estropajo, lo mojas en aguarrás o petróleo y las frotas hasta eliminar el óxido. Otro buen sistema es el que utiliza el papel de aluminio arrugado para frotar la herramienta oxidada.

PLANTAS DAÑADAS

Seis o siete fósforos clavados cabeza abajo dentro de la maceta eliminan los parásitos. El azufre los destruye sin perjudicar a la planta.

MEJORAR EL ASPECTO DE LAS PLANTAS

Se colocan un par de clavos de hierro oxidados en la tierra de la maceta. Ésto ayudará a que la apariencia de las plantas mejore ostensiblemente. Si son plantas de flor, basta con poner un par de gotas de aceite de oliva cerca del tallo, donde se hunde en la tierra.

ABONO CASERO

Se puede mejorar la tierra del jardín haciendo uno mismo el abono. Para ello, basta con mezclar en un recipiente hojas caídas de árboles, césped, café molido usado, tierra y un poco de agua.

HERIDAS EN TUS PLANTAS

Si tus plantas tienen alguna herida o corte profundo, cubre la zona dañada con cera caliente (fundida), a ser posible cera pura de abeja (aunque sirve también una vela). Puedes utilizar una brocha para extender bien la cera, que quede cubierta. Déjala solidificar, y la propia planta, árbol o arbusto poco a poco irá cicatrizando la herida y seguirá creciendo perfectamente.

REPELENTES DE INSECTOS

Algunas plantas como la albahaca, el jazmín, la lavanda, el saúco o el perejil, y en general la mayoría de las plantas aromáticas, son repelentes de los insectos. Lo que los atrae realmente son las flores y los colores llamativos. Las plantas tienen multitud de propiedades que son desconocidas para la mayoría de la gente.

RIEGO AUTOMÁTICO

Irse de vacaciones supone problemas a la hora de regar las plantas. Sin embargo, existe un fácil sistema de autorriego que puede acabar con estos: hay que colocar en un recipiente grande todas las macetas que quepan y llenarlo de agua hasta tres cuartas partes de la altura de las mismas. La planta irá absorbiendo el agua que necesite para vivir.

UN RAMO POR MÁS TIEMPO

Para conservar un ramo de flores, hay que quitar las hojas inferiores y añadir al agua un chorrito de vinagre de alcohol. Al cabo de varios días, se observará cómo las flores conservan intacta su belleza.

REMEDIOS CONTRA EL PULGÓN

Existen cuatro tipos de pulgones: verde, negro, gris y naranja. Es importante eliminar el pulgón de las plantas ya que absorbe la savia de los nuevos brotes y las impide su crecimiento normal.

RECOGER LAS HOJAS CAÍDAS

La recogida de las hojas que caen debe ser sistemática y cuidadosa, con el fin de que los residuos en descomposición no embocen las alcantarillas o no se acumulen sobre una plantita, marchitándola. Si las hojas están sanas, se apilarán en un sitio cubierto para preparar el compuesto y mantillo; de no ser así, se deben quemar inmediatamente.

NO MÁS RAMOS MUSTIOS

Si ves que las flores que te han regalado comienzan a adquirir un aspecto algo lánguido, sumerge sus tallos unos segundos en agua hirviendo, recórtalos inmediatamente y vuelve a colocar las flores en un jarrón lleno de agua con un par de ‘aspirinas’ disueltas en ella. Si no tienes aspirinas a mano, diluye un par de cucharadas de azúcar y otra de lejía en el agua.

MALAS HIERBAS

Para desembarazarse sin esfuerzo de las malas hierbas, riega con agua hirviendo. Si salen hierbas en el camino de grava o embaldosado, añade sal gorda al agua. Nada volverá a crecer por donde pase.

LA MACETA, TAN IMPORTANTE COMO SU CONTENIDO...

Solemos fijarnos mas en la planta que compramos que en la maceta que usaremos para ella. Sin embargo, tarde o temprano deberemos reparar en la maceta mas apropiada, por lo que le recomendamos que siga estos consejos
Si usted cultiva una planta en un balcón o sobre una mesa, el peso de la maceta debe ser el mínimo posible, ya que son más fáciles de movilizar y dañan menos las superficies en las que se las apoyan.

En las macetas profundas, rellene el fondo con plásticos u otro elemento parecido, para quietar el peso del fondo del envase y evitar que la tierra pueda manchar el suelo. Este truco es e recomendable solo para las plantas tupidas, pero que no necesitan echar raíces largas.
Para el caso de que la planta sea muy liviana, debe realizar el proceso inverso: aplique unas piedras o elementos pesados en el fondo para que la maceta en su totalidad logre un mayor peso.
También es una buena idea colocar una tela sobre la base de la maceta, para que no se resbale de la superficie en la que está apoyada.

Al comparar la maceta, tenga muy en cuenta su peso, en función de la plata que le va a colocar. Las que están fabricadas con hierro, arcilla o piedra, son las ideales para los patios, ya que tienen mucha estabilidad.
Si usted prefiere cambiar constantemente la ubicación de las plantas, o las pone en un lugar con una base poco firme, el plástico es el material más apropiado, gracias a su escaso peso.

Las clásicas macetas de arcilla tienden a rasgarse si están en el exterior, durante el invierno. Y aunque usted viva en un departamento, -y no tenga superficies a la intemperie-, lo ideal son las nuevas macetas de plásticos nuevos del terra-cotta que son muy parecidas a las de arcilla pero son más fáciles de limpiar, y se rompen menos. Hemos visto algunas de estas en Florencia, con sus diseños toscanos, y le aseguramos que apenas si podría diferenciarlas de las tradicionales de arcilla roja. Los mejores modelos plásticos son bastante caros, a menudo tanto como la arcilla, pero duran para siempre y pueden dejarse a la intemperie durante todo el año. Y hasta que sean mas consumidas –y por lo tanto más baratas-, se pueden conseguir modelos mucho mas económicos en muchas casas de objetos... para chicos

ELIJA LAS PLANTAS ADECUADAS PARA SU BALCÓN

En los departamentos, el balcón funciona como un mini pulmón verde, un espacio para disfrutar de las plantas en medio del trajín cotidiano.
Por eso, antes de armar un pequeño jardín en nuestro balcón resulta imprescindible tener en cuenta ciertos detalles para elegir las plantas adecuadas.

ORIENTACIÓN: la mejor es aquella que mira al este o noreste y con sol de mañana.
Sin embargo, existen muchas especies que pueden crecer en otras ubicaciones; todo es cuestión de consultar con el viverista.

LUMINOSIDAD: investigue cuántas horas al día recibe luz directa y si ésta es por la mañana o por la tarde.

ALTURA: los balcones ubicados a gran altura están expuestos a la acción de los vientos que rompen las plantas, secan el sustrato y atraen a las plagas. En este caso es conveniente optar por especies resistentes, de ramas flexibles y hojas pequeñas.

CIRCULACIÓN DE AIRE: algunos balcones están encerrados entre paredes mientras que otros se encuentran totalmente cerrados; en este caso se elegirán especies de interior.
Las medidas del balcón son un dato importante, no solo por el porte y el futuro desarrollo de las plantas, sino también para comprar las macetas adecuadas.
Contar con plantas que nos indiquen la presencia de las distintas estaciones, es un concepto muy utilizado por los paisajistas que usted puede adaptar a su jardín-balcón.

PLANTAS DE INTERIOR: ¿CÓMO CUIDARLAS?

Usted puede organizar su propio jardín en su hogar. No hay nada como cuidar de sus plantas con su propias manos. Mantener las plantas sanas, retirar aquellas marchitas e incorporar algunas según la estación ahora puede ser menester de su hogar.

El primer paso para mantener las plantas del hogar es cuidar que estén sanas. Si están sanas, estarán también bellas e instaurarán un ambiente alegre. La tarea es sencilla y hasta tiene los beneficios terapéuticos de relajación y con unas pocas herramientas y mucha voluntad se puede lograr.

Consejos para mantenerlas sanas:

1.Un primer paso es agrupar varias plantas en una misma maceta para que se brinden entre ellas humedad y se logre un atractivo decorado frondoso capaz de atraer la mirada de los integrantes y visitantes del hogar.

2.Luego es importante quitar de las plantas todas aquellas hojas y ramas marchitas, ya que no sólo ocupan lugar, sino que interfieren el normal crecimiento del resto de las plantas.

3.Es importante colocar las plantas en los rincones más luminosos, tomando precauciones con aquellas plantas que no soporten la emisión demasiado directa de luz. Por lo tanto la protección tendrá que ser para prevenirlas del excesivo sol, como así también mantenerlas alejadas de la excesiva calefacción en épocas invernales.

4.Recuerde siempre regar sus plantas, pero tenga cuidado de no ahogarlas. Lo importante es conservar húmeda la tierra y agregar más agua sólo cuando se requiera. Lo ideal es mantener una frecuencia de riego de dos o tres veces por semana.

5.En ocasiones puede notar que por más que riegue su planta, esta permanece desnutrida. Esta es una señal que indica que necesita transportarla a otra maceta más grande o cambiarle parte de la tierra por otra con mayores propiedades orgánicas. Otra señal que indica la necesidad de traspasar la planta a otra maceta es cuando la tierra está demasiado compacta y pegajosa. Igualmente es recomendable realizar entre dos o tres trasplantes por año en la época de la primavera o antes de la floración.

6.También puede notar que algunas plantas u hojas estén marchitas, en este caso se las puede reavivar añadiéndoles una infusión de té frío.

7.Hay plantas que crecen mejor según la ubicación en que estén dispuestas. Por ejemplo los acebos, las azaleas, y las hiedras se desarrollan más si se las sitúa con vista hacia el norte, en cambio otras como las margaritas, geranios y dalias adquieren mayor esplendor si son situadas con vista al sur

8.Otra elemento a tener en cuenta en el momento de la selección de plantas es si son de estación o si tienen una duración permanente. Las que brillan y decoran su hogar durante todo el año son los helechos, los ficus, las enredaderas y las plantas colgantes. En cambio otras son específicas para cada estación y su elección pasará por una decisión de tipo estético y decorativo.

Los inconvenientes que pueden presentarse:

Pueden aparecer plantas no deseadas en algunos sectores, pero sólo en aquellos en donde la tierra se encuentre alterada. No son malas ni interfieren el crecimiento de las otras plantas,
Y hasta en ocasiones suelen ser útiles ya que brindan materia verde, ocupan y protegen sectores vacíos ante una posible erosión. Sirven como abono, aunque parezcan a simple vista que están invadiendo el terreno para el crecimiento del resto de las plantas.

Usted puede ser el artífice creador de su propio jardín interior.

LAS CONDICIONES IDEALES QUE DEBEN TENER ALGUNAS DE LAS MÁS POPULARES PLANTAS HOGAREÑAS.

Begonia blanca

Luz y posición: Necesitan luz brillante pero no sol directo durante todo el año.
Temperatura: Debe oscilar entre los 13 y 20 grados centígrados.
Riego: No les gusta el aire seco, debe regar dejando secar 2,5 cm entre riegos y disminuir moderadamente a medida que crece la frecuencia de riegos.
Abonado: Aplicar fertilizante líquido estándar cada dos semanas.
Cuidado estacional: En invierno requiere de poco riego y se deben sacar las hojas muertas para evitar la aparición de hongos.
Tierra: Utilizar tierra liviana con mayor proporción de turba para lograr sustrato poroso y liviano.

Crisantemo

Luz y posición: Coloque la planta en lugares con buena iluminación, no sol directo.
Temperatura: La temperatura debe estar entre los 13y 18 grados centígrados
Riego: Debe tener riego frecuente en epoca de crecimiento. Rociar la planta ocasionalmente
Abonado: Abonar frecuentemente en verano.
Cuidado estacional: Sensibles a cambios de temperaturas. Se deberá regar y abonar en verano frecuentemente
Tierra: Cambiar el sustrato solo cuando las raices comiencen a salir por los orificios del drenaje.

Estrella federal

Luz y posición: Mucha luz para conservar el color de sus brácteas. Establecida soporta el sol débil.
Temperatura: La temperatura debe estar entre los 15 y 21 grados centígrados.
Riego: Mantenga húmedo el sustrato. Poco riego una vez florecida la planta.
Abonado: Abonar frecuentemente hasta que la planta florezca.
Cuidado estacional: Sensible al riego inadecuado. Para alcanzar una buena floración mantenga la planta en otoño 14 horas en oscuridad total.
Tierra: Recambio de sustrato en el final de la primavera.

Ficus

Luz y posición: Necesitan de buena luz, al menos 2 o 3 horas de la luz del día. No en forma directa. Alejarla de radiadores y corrientes de aire.
Temperatura: La temperatura mínima debe ser de 15 grados centígrados, y la máxima de 21.
Riego: Necesita un riego moderado, debe dejar que la capa superior se seque unos 2,5 cm antes de volver a regar, también se debe rociar con agua.
Abonado: Abonarlas cuando están bien enraizadas. Puede utilizar fertilizante estándar cada dos semanas entre primavera y otoño.
Cuidado estaciona:l Nunca regar en exceso, aumentar la frecuencia entre la primavera y el verano. Trasplantar a tiestos de a 5 cm más grandes según sea necesario.
Tierra: Las mejores mezclas son de compost con una pequeña cantidad de marga. Presionar la mezcla aunque no demasiado

















Helecho

Luz y posición: Preferentemente ubicar a la sombra para evitar deterioros por la exposición directa al sol
Temperatura: La temperatura debe estar entre los 18 y 21 grados centígrados.
Riego: Debe tener riego frecuente, sin excederse a temperaturas bajas. Rociar toda la planta.
Abonado: Abonar con fertilizante líquido débil al regar mientras esté dando nuevas hojas.
Cuidado estacional: Se deben mantener húmedas todo el año, limpiándola en el centro, para la época de otoño.
Tierra: A base de turba, con buen drenaje.

CUIDADOS BÁSICOS PARA LAS PLANTAS DEL HOGAR.

El contexto que las plantas de interior tienen respecto de su hábitat natural, hace que los cuidados en su mantenimiento sean mas específicos de lo normal. Para la manutención de las plantas de interior se deben tener en cuenta la luz, la humedad y la temperatura.

A las plantas que necesitan o soportan la luz directa del sol deberemos colocarlas cerca de las ventanas e incluso algunas pueden estar en el exterior, pero previamente deberemos haberlas acostumbrado paulatinamente.

La falta de luz en las plantas situadas a una excesiva distancia de la fuente luminosa, se manifiesta en un alargamiento y debilitamiento de los tallos, en la palidez y amarilleo de las hojas, las cuales se atrofian y acaban cayendo prematuramente.

Hay otro tipo de plantas que prefieren la sombra y nunca deberíamos dejarlas a pleno sol, salvo en los meses de marzo a agosto cuando los rayos del sol son más suaves. Para este tipo de plantas, una luz muy violenta resulta muy perjudicial, provoca que los brotes nazcan más pequeños y las hojas pierdan su color; los rayos directos del sol hacen aparecer manchas amarillas en las hojas e incluso su enrojecimiento.

La temperatura óptima es aquella con la que la planta desarrolla mejor sus distintos procesos de crecimiento y puede variar a lo largo de su vida. La temperatura más adecuada para el proceso de multiplicación suele ser superior a la necesaria para el crecimiento posterior, siendo un factor determinante el origen geográfico de la planta.

Para la siembra y la germinación de las semillas oscila entre los 16 y 25ºC. Para formas de reproducción vegetativa, como son el método por esquejes o la división de plantas, oscila, para la mayoría de las plantas de interior entre 18 y 26ºC.

Las plantas jóvenes necesitan una temperatura de 3 a 5ºC más alta que las plantas adultas. La floración exige también temperaturas más altas. La falta de calor retrasa el crecimiento, habitualmente las hojas amarillean y cuando además las temperaturas son muy bajas, las plantas con mucho agua presentan manchas blandas y negruzcas.

Las exigencias de las plantas en lo referente a la humedad del medio de cultivo, también vienen determinadas por el origen geográfico y variarán a lo largo del año. La humedad del aire es uno de los factores más importantes para el cultivo de las plantas de interior y sus cambios dependen directamente de la temperatura, ya que al elevarse ésta, produce una disminución de la humedad ambiental.

La planta experimenta una evaporación del agua de sus partes altas, el crecimiento es más lento, pueden aparecer deformaciones, las hojas se enrollan y se caen y las flores y los frutos se secan.

Una de las tareas más importantes para la planta es un riego correcto. Para ello tendremos que tener en cuenta la temperatura del aire, ya que cuanto más elevada sea ésta más intensa será la evaporación y más importante la necesidad de riego. En la época de menos calor como es el otoño y el invierno, es mejor no regar en exceso.

La cantidad de agua necesaria dependerá también de la especie y de la edad de la planta. La planta adulta ha de regarse abundantemente con largos intervalos entre uno y otro riego; por el contrario, las plantas más jóvenes precisan menos cantidad de agua pero a intervalos más cortos.

El agua que utilizaremos para regar deberá ser limpia y no excesivamente dura, es decir, contendrá poco óxido de calcio y en caso de no poder evitarlo, procuraremos hervirla previamente. El cloro, las materias grasas, los aceites minerales y los detergentes son perjudiciales. La temperatura del agua que utilicemos para regar deberá ser la del ambiente.

La pulverización de las hojas es un sistema que pretende disminuir la evaporación del agua y a la vez proporcionar mejores condiciones de humedad del entorno. La escasez de humedad del aire es uno de los motivos más frecuentes por los que las plantas de interior se marchitan y mueren. El agua que utilizaremos para pulverizar será pura y el pulverizador que usaremos ha de ser fino; las flores no deben ser pulverizadas.

Las necesidades de alimento de las plantas de interior dependerá de la especie, la edad, de la estación del año y la fase de evolución en la que se encuentre, siendo la fase de crecimiento en la que mayores son sus necesidades.

La escasez de alimento producirá dificultades en el crecimiento y la floración será pobre, por eso le suministraremos una cantidad adecuada de abono completo en granulado o en polvo, en dosis de 0,5 a 6 g. por litro de tierra, de acuerdo con las exigencias de la planta; pero el exceso de alimento también puede ser perjudicial, eleva el porcentaje de sales en el suelo y puede dañar las raíces llegando incluso a producir la muerte de la planta.

COMO HACER PARA QUE LAS PLANTAS SOBREVIVAN EN NUESTRA AUSENCIA.

Muchas personas eligen dejarlas al cuidado de familiares o amigos. Otras, sin esa posibilidad, no saben qué hacer con ellas durante las vacaciones. Recomendaciones infalibles para volver y encontrarlas igual que siempre.

Uno se va de vacaciones y deja atrás muchas cosas: El stress diario, algunas responsabilidades, algunas presiones y los problemas en general. Sin embargo hay otras cosas que no se deben abandonar, por ejemplo las mascotas y las plantas.

¿Cómo hacer para no descuidarlos en la ausencia? Se sugieren alguna técnicas de mantenimiento que son indispensables para mantener la salud de las plantas: se deben guardar en un claro en donde no les dé el sol, usando bolsas de plástico para guardar ropa, de la que dan en las lavanderías, fabricando una especie de terrario que conserve la humedad por mucho tiempo.

No se deben mojar las hojas y no se tiene que saturar de agua. Que no quede agua en los platos, porque se pudrirían las raíces. Agregar tres o mas estacas de bambú que se venden en ferreterías, alrededor de cada borde de tiesto para que sostengan la cubierta de polietileno; o bien un par de perchas dobladas para tiestos chicos, y luego hacer un nudo en el fondo de la bolsa para introducir la o las plantas.

También se puede tomar una cartulina de 8 por 3 centímetros, se la dobla a lo largo y se la pega con cinta adhesiva formando una “T” en lo alto de cada estaca. esto impide que la estaca perfore el plástico y lo separa de las hojas de la planta. Luego se cierra en la parte superior y se forma un terrario casero pero efectivo.

En el caso de que la planta sea de grandes volúmenes, conviene abrir la bolsa convirtiéndolas en laminas planas y hacer una “tienda de campaña” para la tierra de las macetas: Poner cinta aisladora en un borde, alrededor de la parte alta del recipiente, regar la planta normalmente y luego recoger el plástico en la base de los tallos y pegarlo con cinta adhesiva de manera que la menor cantidad de tierra posible, entre en contacto con la tierra.

Si el recipiente es demasiado grande, se debe hacer un habitáculo de estacas y laminas de plástico delgado, rígido y transparente, para completar una tienda. Todo se puede llegar a conseguir a precios económicos en ferreterías.

Otra variante es poner las plantas pequeñas dentro de las piletas de lavar en la cocina (también en bañeras o duchas) y regarlas. Poner un plástico transparente por encima sellándolo con cinta en los bordes, luego instalar una lamparita de 150 watts a 45 centímetros del plástico, y con un encendido automático para que de luz 10 horas diarias.

Al regreso abra las bolsas pero deje las plantas en el lugar un par de días y riéguelas si es necesario para que vuelvan a acostumbrarse a un nuevo ambiente.

Revise que no tengan insectos y vuelva a mimarlas como lo hacía antes, en una nueva etapa, más estresante para usted pero con la fiel compañía de la planta que sigue a su lado.










24 comentarios:

  1. sumamente interesantes todos los consejos dad0s aqui, sfekicitacione

    ResponderEliminar
  2. Gracias por sus articulos todos muy buenos e interesantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, hazte seguidor de la página y estarás al corriente de nuestras actualizaciones.

      Eliminar
  3. Mil gracias seguire muchos de tus consejos :D me caen como anillo al dedo.. !!! :)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por su blog,pero sabe como aser que las tan lindas espinas de las rosas sean grandes,muchas gracias.


    De: Morticia Addams

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se decirte Morticia. Los rosales silvestres tienen las espinas muy grandes.

      Eliminar
  5. Muy buenos consejos a la hora de crear y mantener los jardines, pero me gustaria aportar mi granito de arena dándole la importancia a los insectos dentro de estas maravillas florales y arbustivas, no se trata de hacerlos desaparecer ni repeler se trata de crear un equilibrio constante que permita a nuestro jardín desarrollarse sin problemas, ellos los insectos beneficiosos se encargaran de ello por eso debemos de tener siempre una pequeña representación de ellos sobre nuestros cultivos eso será señal junto con la presencia de los insectos que pretenden alimentarse de nuestras plantas que las cosas andan bien y no son artificiales por el uso de los químicos que las hacen mucho más propensas a su "okupación".Un saludo y felicidades por esta natural y bella entrada Fernando!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Javier, tu aportación es esencial y una de las más importante del artículo. Es difícil que la gente lo entienda, pero es nuestra labor de educar y concienciar.

    ResponderEliminar
  7. MUY ACERTADAS, CADA UNA DE ESTAS APORTACIONES, INTEREZANTES, ILUSTRATIVAS, PRACTICAS...DA GUSTO LEER TODO...GRACIAS POR SU COMPARTIR ..ES ABSOLUTAMENTE GRATO ENCONTRAR PERSONAS , QUE TRANSMITEN TANTO CONOCIMIENTO...MUCHAS FELICITACIONES POR TAN HERMOZA Y LOABLE LABOR, EL DE ENSEÑAR Y HACERNOS DISFRUTAR DEL CONOCIMIENTO DE LA NATURALEZA MADRE..SIGA ADELANTE COMO SIEMPRE....DIOS LO BENDIGA !!!

    ResponderEliminar
  8. muy buenos tips gracias

    ResponderEliminar
  9. Es la primera vez que entro en esta pagina, y tengo que decir que me ha parecido muy interesante y a la vez importántisima para mi.Un saludo.EVA

    ResponderEliminar
  10. muy buen articulo, super interesante voy a tomar en cuenta muchos tips, pero no se que le pasa a mis plantas todas están mal, mi belen doble se quedo sin hojas los botones no se abrian y se caian, hasta que quedo sin nada, mi hortencia las hojas en las puntas se iban poniendo café hasta que se secaba toda la hoja, hoy en dia no tiene ni una hoja, estoy muy triste ya qe me encantas las flores, pero no consigo que estén vivas, compre fertilizante y les eche y fue peor, mi gardenia toda amarilla y manchada y ya no floreo mas solo una vez, no se que hacer, les cambie la tierra, les puse un liston rojo, ya no se que mas puedo hacer alguien que me ayude porfavor....gracias..

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias¡¡¡¡ muy interesante........ con vosotros se aprende mucho.....

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias¡¡¡¡¡ como siempre muy interesante......

    ResponderEliminar
  13. Hola muy interesantes los consejos compartidos!
    Quisiera me aclaren una duda. La arcilla expandida atrae insectos? Será que al ponerla en las masetas podrían quemar mis plantas en el balcón? He notado como que desde que les puse las piedras han cambiado un poco de color...y tengo mucho mosquito volando cerca. Será por eso? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no creo que lo puedan quemar como comentas y lo de los insectos no creo tampoco.

      Pero mi pregunta es ¿Con que fin has añadido arcilla expandida?, ¿y en que proporción?

      Eliminar
  14. Me encanto, lo mas completo que leído muchas gracias. Quisiera preguntar sobre una gardenia a la cual se empieza a colocar las puntas de las hojas café hasta que se seca por completo,y se caen ,agradecería tu respuesta muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu atención, te mando un enlace donde podrás obtener toda la información sobre las Gardenias. http://articulos.infojardin.com/PLAGAS_Y_ENF/Plantas_interior/Gardenia.htm

      Eliminar
  15. Felicitaciones, muy buenos consejos , Llegue aqui buscando el motivo por el cual mi jazmin, o gardenia esta llena de pimpollos que nunca abren. Es una planta que he comprado y plantado en tierra hace ya dos meses, La planta esta bien, pero como que no progresa, esta estancada pero insisto, llena de pimpollos que nunca abren.Requiere bastante hierro por lo que lei, y todos los días quito hojas amarillas, así que enterré cerca de sus raíces, clavos y arandelas oxidadas, pero aun no veo resultados. La idea es evitar comprar productos pero me estoy frustrando. Saludos desde Buenos Aires Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que comprar "quelatos de hierro", que el asuelo lo asimila más rápidamente. También puedes aportar purín de ortigas, que es ecológico.

      Eliminar