Buscar en este blog

Cargando...

viernes, 25 de noviembre de 2016

Dianova Madrid colabora en este acto Ecologista de Integración Social

Arte y jardinería Diseño de Jardines

Dianova (Madrid) colabora en este acto Ecologista de

Integración Social




      Los alumnos del curso de jardinería, del programa de Ayuda Humanitaria, de la ONG Dianova (España), colaboran en este acto ecologista y de Integración Social.

       Un camino a la esperanza.......






Proyecto de Educación a la Esperanza 2016
DIANOVA (Ambite)
Madrid (España)

Curso de Iniciación en la Jardinería 2016-2017
Acto de Integración Social

          En el centro de Integración Dianova (Ambite), que desarrolla diversos programas de Ayuda Humanitaria y Protección Internacional; se está desarrollando un proyecto educativo con las personas que están integradas en estos programas, y se están impartiendo cursos de formación en las siguientes áreas; Informática, Jardinería, Idioma español y Deporte.
          Dentro del área de jardinería, se está dotando a los alumnos de un programa completo de Integración Social, en las cuales se detallan los siguientes aspectos del mismo:
·    Educación lectiva de un curso compuesto por 75 horas, en las cuales tanto la parte teórica (adaptada a la obtención del Certificado Profesional, según BOE), como la práctica (realizada en nuestras instalaciones), dotarán a los alumnos de una profesión con posible salida laboral.
·    Educación medioambiental.
·    Educación Laboral Profesional
·    Guía de educación al autoempleo.
·    Orientación Psico-social.
·    Igualdad de género.
·    Prevención y riesgos laborales.
  • Integración en el entorno urbano e integración social.


Dentro del programa, este próximo días 26 de Noviembre, se va a colaborar con diversas Asociaciones ecologistas de Madrid y el Ayuntamiento de Ámbite, en un acto de Reforestación de bellotas de encina en un antiguo vertedero de esta localidad, además de algunas plantas autóctonas.
Los alumnos de este curso, junto a su profesor Fernando Lejarriaga Martínez y la Técnico en Igualdad de Género Srta. Oñez Ayuso Llorente; desarrollaran un programa de colaboración integrando a estos alumnos con el resto de personas que van a asistir al acto, estando durante toda la mañana haciendo prácticas reales y de convivencia.
Con la idea de continuar con esa integración, se realizará una comida popular entre todos los asistentes, comiendo todo el mundo mezclados unos con otros y repartiendo la comida que llevaremos todos, y que Dianova en concreto apoya con comida hecha en sus cocinas. El Ayuntamiento de Ambite, hace su colaboración activa colaborando con la bebida y ofreciéndonos sus instalaciones y su apoyo.
El objetivo a conseguir, es que estos chicos rompan con los tabús y los problemas que puedan tener de integración, y lleguen a sentirse realmente cómodos con el entorno que les rodea. Todo esto les dotará de fuertes convicciones psicológicas para poder continuar con su camino a la esperanza en buen desarrollo.

A veces, un humilde gesto, mueve montañas…….

Fernando Lejarriaga Martínez
Técnico en Jardinería y Floricultura

Profesor de Jardinería y Diseño de Jardines





martes, 25 de octubre de 2016

LA CIENCIA DE LAS PLANTAS

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

El reino de las plantas




La energía contenida en el alimento procede de la conversión de la energía solar en la energía aprovechable y transferible por las plantas verdes. El aporte de oxígeno a la atmósfera de la Tierra es el resultado de la fotosíntesis de dichas plantas. Los combustibles fósiles provienen de la energía vegetal. 

Asimismo, las plantas crean y modifican las condiciones medioambientales locales de las que dependen la mayoría de las especies animales y vegetales.

Con más de quinientos mil tipos de plantas diferentes, las personas necesitan una manera para referirse a ellas. Un método que no se limite a las diferencias lingüisticas ni geográficas, y que ayude a determinar los distintos grupos, con similitudes y diferencias, existentes entre las plantas.

Históricamente, se ha considerado al reino vegetal como uno de los grandes reinos de los seres vivos, siendo el otro, el reino de los animales. mlas plantas (reino vegetal), se distinguen especialmente de los animales (reino animal) por ser inmóviles, fabricar su propio alimento, disponer de una continua pauta de crecimiento fácilmente modificada por el ambiente y poseer una forma menos definida en el momento de la maduración. Posiblemente existan quinientos mil tipos de plantas, aunque muchas de ellas no encajan del todo en ningún reino.

Las últimas tendencias en cuanto a clasificación, reconocen cinco reinos diferentes basados en los orígenes de la evolución y las relaciones existentes entre ellos:

1. Monera: bacterias y algas verdiazules.
2. Protista: incluyendo el resto de las algas y protozoos.
3. Micota: hongos, tales como setas y mohos.
4. Vegetal o plantas: entre las que se incluyen los musgos, los helechos, plantas con semilla y otros grupos menores.
5. Animal, o animales.

Evolución de las plantas

Las primeras formas de vida que se conocen datan aproximadamente de 3500 millones de años. Parece ser que estos organismos eran bacterias y algas verdiazules. Se cree que las algas verdes aparecieron hace aproximadamente mil millones de años, de igual modo que los hongos. Las algas fotosintéticas comenzaron a liberar oxígeno a la atmósfera y hace aproximadamente 600 millones de años ya había suficiente oxígeno atmosférico para soportar la vida en la tierra.

Las primeras plantas aparecieron hace algo más de 400 millones de años, durante el Período silúrico tardío, y eran similares a las actuales Psilotáceas. Las primeras plantas con semilla aparecieron hace aproximadamente 350 millones de años, durante el Período devónico tardío, y son conocidas como helechos con semilla, por el parecido que tienen sus grandes hojas con las de los helechos.

Las plantas florales datan de más de 120 millones de años (o anterior) en el Período cretáceo temprano. Hoy en día, las plantas florales constituyen alrededor de dos tercios del total de las plantas.

Distribución geográfica

Poco lugares en la Tierra donde no se pueda adaptar a la vida ninguna de las quinientas mil especies de plantas. Solamente las zonas polares, las montañas más altas, los océanos más profundos y los desiertos más secos carecen de plantas, aunque no de bacterias. Cada especie vegetal dispone de una expansión limitada, dependiendo de sus propios requerimientos particulares. Algunas especies están ampliamente expandidas, al ser tolerantes a un amplio rango de condiciones. las especies estrechamente restringidas poseen una tolerancia limitada a factores específicos, como por ejemplo el tipo de suelo.

El clima es el factor que afecta mayoritariamente a la expansión de las plantas y a la determinación de sus adaptaciones estructurales. El mayor número de especies se encuentra en las regiones de clima tropical, donde la humedad y la temperatura son raramente restrictivas. El número de especies en una zona va disminuyendo según nos acercamos a los polos.

Las plantas se van adaptando a las zonas más secas o más frías a medida que se alejan de los trópicos. En climas más secos las plantas poseen unas determinadas características, conocidas como características xeromórficas (forma seca), tales como hojas de menor tamaño y más gruesas, espinas, vellosidad abundante y órganos para almacenamiento de agua.

Las plantas de zonas más frías crecen cerca de la tierra, con los puntos de crecimiento protegidos o únicamente por debajo del suelo. Debido a sus adaptaciones similares, las plantas de una zona climática específica forman un tipo característico de vegetación. La superficie que ocupa una determinada zona climática y que posee una vegetación característica, asociada a grupos de especies animales determinados, se conoce como bioma. Entre los mayores biomas del mundo se encuentran el bosque de lluvia tropical, el desierto y la tundra.

Funciones de las plantas

Debido al proceso de la fotosíntesis, las plantas verdes constituyen la base de la cadena alimenticia y, por tanto, el origen del flujo de energía a través de un ecosistema. Además son los únicos organismos importantes capaces de asimilar elementos inorgánicos, incorporarlos dentro de sus componentes
orgánicos y transformarlos en tejidos vivos. Las plantas constituyen un eslabón fundamental para el ciclo de los nutrientes. Las bacterias y los hongos también son muy importantes, pues descomponen los tejidos orgánicos, liberando elementos al suelo o al agua. La energía que no utilizan directamente las plantas para su propio proceso vital se dirige a la producción de nuevos tejidos, o de biomasa. otros organismos, entre los que se incluyen los humanos, emplean todo esto como fuente de alimentos.




Plantas comestibles

Las partes comestibles están contenidas en porciones de las plantas tales como semillas, frutas y tubérculos, que se emplean como fuente de alimento no solo para la población humana, sino también para la ganadería. Desde tiempos prehistóricos se han ido seleccionando y cultivando diversos tipos de plantas apreciadas para obtener mejores rendimientos, o semillas, frutos o raíces de mayor tamaño.

Las plantas comestibles más importantes son los cereales pertenecientes a la familia de las gramíneas, en particular el trigo, el arroz, el sorgo y la cebada. en muchos países tropicales, los granos de cereal de mayor aporte proteico no crecen adecuadamente, y la alimentación se basa en cultivos de raíces de almidón, tales como el ñame, plantas dulces, yuca y mandioca.

Los alimentos vegetales contribuyen con el 88 % de las calorías y aproximadamente con el 80 % por ciento de todas las proteínas en el mundo. Como norma general, cuanto más desarrollado es un país, menor es la cantidad de plantas alimenticias en su tipo de dieta.

Existen determinadas plantas que también proporcionan bebidas muy importantes, como es el caso del café, el té, el mate y el zumo de fruta. La cerveza normalmente se prepara a partir de la fermentación de la cebada y del lúpulo, el vino de la uva y determinadas bebidas alcohólicas como el whisky y el vodka, proceden del grano o de la patata.

Aplicaciones industriales

Apenas existe un producto en que las plantas no hayan jugado un papel importante, ya sea como componente, como instrumento para su construcción, o al menos como fuente energética (combustibles fósiles) para su propia producción. entre los productos vegetales más importantes se encuentran la madera, las fibras, los aceites y la goma.

Muchas fibras textiles proceden de las plantas como el algodón, el lino y el cáñamo. La madera de los árboles se emplea para la fabricación de herramientas, muebles y casas. productos químicos como el ácido acético, el metanol y la trementina proceden de los árboles. Las fibras son células alargadas que abundan en la corteza y en las hojas de algunas plantas. El algodón, que procede de los largos pelos de su propia semilla es la fibra más importante del mundo. También destacan el lino, el yute y la ceiba.

Aplicaciones en Medicina

Existen determiknadas plantas que resultan muy útiles para la Medicina pues contienen productos químicos que poseen efectos fisiológicos beneficiosos para el sistema humano. Entre estos productos químicos y sus plantas podemos citar la quinina, que procede de la corteza de la cinchona y es eficaz
para luchar contra la malaria, el estimulante cardíaco digitálico, que proviene de las hojas del digital, la atropina antiespasmódica procedente de la belladona (hierba mora), y los tranquilizantes chalchupa, pimienta del diablo o rauwolfia, que provienen de las plantas del género Rauwolfia.

La mayoría de estos productos químicos, administrados en diferentes concentraciones y con un empleo descontrolado, resultan extremadamente venenosos. Probablemente, muchos de ellos se han ido desarrollando en la planta como método de defensa contra depredadores.

Aceites

En las semillas y frutos de muchas plantas se almacenan aceites como reservas alimenticias. La mayoría de ellos se utilizan como alimento humano, aunque otros se emplean en la industria. El aceite vegetal más importante es el de la soja, aunque también podemos destacar los aceites de coco, girasol, cacahuete, semilla de algodón y colza.

Existen plantas que también pueden ser nocivas para los seres humanos, especialmente para las bacterias y los hongos. otras plantas son parasitarias como en el caso de la cúscuta y el piorno que pueden perjudicar seriamente a las plantas útiles para los humanos.





Fuente: La Ciencia de las Plantas. Editorial paraninfo

Rick Parker



lunes, 4 de julio de 2016

DISEÑO DE JARDINES. LAS PLANTAS Y LA SEQUÍA. Una diversidad poco conocida

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

LAS PLANTAS Y LA SEQUÍA. Una diversidad poco conocida



En los jardines, la sequía se percibe como una limitación. Todos hemos sido influidos por el modelo de los jardines de clima templado, donde los arbustos bien regados y las vivaces lozanas delimitan un paraje perfecto. Cada mes, las revistas de jardinería nos hacen soñar con jardines preciosos, la mayoría de veces situados en el centro o norte de Europa. Las bonitas fotos de los libros hortícolas transmiten la imagen de escenas campestres, donde se mezclan rosales y clemátides. Pero en el sur estas condiciones ideales son un sueño inalcanzable. En vez de una luminosidad tenue, aquí tenemos un sol abrasador; en vez de una tierra opulenta, las ocas de la garriga. Cuanto más seco es el clima, más difícil parece crear un jardín, como si se tratara de una batalla retomada sin cesar en contra de un ambiente hostil.

Sin embargo, la sequía ofrece extraordinarias posibilidades de
jardinería. Paradójicamente, es en Inglaterra donde, gracias a una larga tradición de pasión hortícola y de investigación botánica, se han reunido las principales colecciones de plantas resistentes a la sequía. Las cuidan celosamente como si se tratara de rarezas preciosas, cultivadas en rocallas sobrealzadas por un drenaje perfecto, a veces mantenidas a cubierto para protegerlas del exceso de humedad invernal.

En el célebre jardín de la Royal horticultural Society de Wisley, al sur de Londres, los aficionados arden en deseos de admirar una rocalla sofisticada reconstituida bajo invernadero. Los tesoros que allí se encuentran son las plantas silvestres que muy a menudo nadie se toma la molestia de mirar en los márgenes de nuestros caminos en toda le región mediterránea: Rhodanthemum de Marruecos, Erodium de Grecia o Sideritis de Turquía. Mientras que los aficionados ingleses se enorgullecen de sus colecciones de plantas para terreno seco, los jardineros del Sur riegan desesperadamente sus parajes para obtener poco más que una copia mediocre de los jardines ingleses.

Más que la sequía, suele ser la mala utilización del riego lo que
limita la variedad en los jardines mediterráneos. Un gran número de plantas de terreno seco son, en efecto, fáciles de cultivar siempre que se respeten sus condiciones de origen, pero se vuelven terriblemente caprichosas en el momento que se las intenta regar en verano. Las jaras de nuestras garrigas, los Ceanothus que cubren las colinas en California o las alcaparras que emergen de los acantilados en Sicilia, no solo tienen que soportar la acción combinada del calor y la humedad, sino que el riego durante nuestros veranos ardientes les resulta a menudo aún más fatídico.

Si riega durante el período del calor, nunca podrá acoger en su jardín la auténtica gama de plantas adaptadas al clima mediterráneo. La bella Salvia candelabrum no será más que un sueño y el magnifico Fremontodendron cubierto de flores amarillas no tendrá cabida. Y tampoco sueñe con el azul vibrante de Lithodora fructicosa, ni con las flores rosas, dulces y sedosas de Ebenus cretica; el riego las matara con tanta seguridad como lo haría una elevada dosis de herbicida.

El riego automático es uno de los peores inventos del jardinero
mediterráneo moderno. Aunque creamos que nos facilita la vida, en realidad nos limita radicalmente la gama de plantas que podrán vivir en nuestro jardín. sin darnos cuenta, participamos en la uniformización de la paleta vegetal hortícola. Región tras región, los jardines acaban por parecerse todos, perdiendo así su propia identidad vinculada al clima y al suelo.

¿Qué va a pasar si se deja de regar? Sin lugar a dudas: que las plantas que necesitan agua simplemente morirán, unas detrás de otras. Pero ¿qué nos quedará entonces? Todo el mundo teme no
tener más que un jardín triste, con terrenos polvorientos en los que solo subsistirán plantas espinosas o arbustos esmirriados. Instintivamente, tenemos la idea de que el agua conlleva riqueza y diversidad, y que la sequía limita las posibilidades de jardinería en clima mediterráneo. Sin embargo, ¡es exactamente al revés! La mayor parte de los jardineros lo ignoran: la flora es mucho más rica en las regiones de clima mediterráneo que en las regiones de clima templado.

Algunas cifras permiten poner en perspectiva esta diversidad. Si
bien la zona de climas mediterráneos representa buena parte de la Península Ibérica, y por ende la flora mediterránea peninsular es también mayoritaria, en Francia, más del 60% de las especies vegetales se hallan concentradas en la zona mediterránea, que no representa, sin embargo, más que una muy pequeña parte del territorio.

En toda la Europa no mediterránea no crecen más de 6000 especies, mientras que en el sur de España, l,a provincia de Almería cuenta por sí sola con más de 2600 especies. La flora de la región mediterránea es una de las más ricas del mundo: aquí crecen 25000 especies de plantas, osea; cerca del 10% de la flora de todo el mundo. A escala mundial, los botánicos han elaborado una lista de cerca de 75000 especies de plantas sometidas a un régimen de especial sequía estival, procedentes de diferentes regiones de clima mediterráneo del mundo y de sus regiones adyacentes.

Una prueba de esta diversidad es que, a menudo, en las regiones secas el número de especies que no crecen en ningún otro sitio, es el más elevado. Así, por ejemplo, en África del Sur, la región del Cabo, que cuenta con un clima de tipo mediterráneo, alberga la extraordinaria cifra de 5800 especies de plantas endémicas - a modo de comparación, en el clima húmedo de Gran Bretaña, en una superficie más de tres veces superior, dolo hay un total de 20 especies endémicas.

Para sobrevivir en un medio difícil, las plantas de clima seco se han tenido que especializar en el transcurso de su evolución. Se han diversificado hasta el extremo de adaptarse a las múltiples condiciones del suelo, exposición, latitud o altitud. Lejos de limitar la flora, la sequía, pues, ha favorecido, a lo largo de varios milenios, la diversidad de las plantas en las regiones de clima mediterráneo. 


Esta diversidad es una fuente inagotable para los jardines. ¿Sabe cuántas especies necesita para crear su jardín? De termino medio, entre 100 y 200, y quizás unas cuántas más si su terreno es muy amplio o si es un verdadero apasionado de la botánica. Comparado con la extraordinaria riqueza de las plantas de clima seco, el número de especies que le hace falta es sencillamente insignificante. Así, pues, ¡no tenga miedo! Atrévase a desconectar el programador, a cortar los horrorosos sistemas de gota a gota y a quitar los aspersores. Deje que sea la naturaleza la que haga el trabajo en su jardín. Y, si una planta desaparece, ¡perfecto! Simplemente no se habrá sabido adaptar y así le dejará un hueco para otra planta más resistente.

Las plantas para jardín seco proceden en gran medida de las
diferentes regiones de clima mediterráneo, definido por los veranos calurosos y secos, y por los inviernos húmedos, unas veces más templados y otras, más fríos. Estas regiones están situadas en Chile, en California, en África del Sur, en Australia y a lo largo de la región mediterránea.

Pero también hay algunas plantas muy interesantes para el jardín seco que proceden de zonas de transición entre las regiones de clima mediterráneo y las regiones adyacentes: montañas, estepas áridas o franjas de desiertos. La diversidad de los medios, la riqueza de la flora y la belleza de los paisajes de las regiones secas del globo suelen ser muy poco conocidas por los jardineros. Sin embargo, para comprender las posibilidades de adaptación de una planta a su jardín, es tremendamente útil conocer su origen geográfico y en el medio en el que crece.



Fuente: El jardín sin riego. Olivier Filippi.
Ediciones Omega