Buscar en este blog

Cargando...

viernes, 8 de agosto de 2014

PRUNUS ARBUSTIVOS

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Diferentes especies de Prunus familia de las Rosáceas


Cerezo enano
(Prunus fructicosa)


El cerezo enano es injertado a menudo sobre troncos de cerezo silvestre. En el comercio se encuentra la variedad Pendula, que presenta ramas finas, estrechas, y una delicada copa colgante. Los frutos son muy apreciados; son refrescantes y de sabor agradable como los del guindo. Desde muy antiguo, las ramas del cerezo enano se cortan en invierno y se hacen florecer para Navidades en una habitación caliente.

Su hábitat son matorrales secos, bordes de los caminos, prados secos, linderos de los bosques. Prefiere los suelos calcáreos o limosos.

Se distribuye en Europa central y oriental. Desde Siberia y los países del Cáucaso, pasando por las partes septentrionales de la península Balcánica, hasta el borde oriental de los Alpes; por el oeste hasta el Rin, y también en algunos puntos de Alemania central. No se encuentra en la península Ibérica.

Floración en abril y mayo.

Ciruelo-cerezo, mirobalán
(Prunus cerasifera)


La forma silvestre oriental (subespecie divaricata), llegó a Grecia pasando por Arabia. Es probable que las ciruelas mirabelas deriven del mirobalán. En los jardines es frecuente encontrar una variedad que recibe el nombre de Prunus pissardii o de variedad Atropurpurea.

Su hábitat son laderas, matorrales y linderos de los bosques. Plantado con frecuencia en jardines y parques.

Se distribuye desde Siberia, pasando por los países caucásicos, hasta las regiones septentrionales de la península Balcánica.

La floración es desde marzo hasta abril.

Laurel-cerezo
(Prunus laurocerasus)


Este arbusto muy decorativo, de hojas muy similares a las del laurel verdadero, es cultivado en Europa central desde el siglo XV, muchas veces como planta de maceta. Sus hojas contienen ácido prúsico, y por ello son tóxicas y desprenden un olor a almendras amargas al ser frotadas.

Es un arbusto originario del sudeste de Europa, sobre todo Asia Menor, Persia y las zonas circundantes del Mar Negro. Actualmente su área de distribución abarca hasta Irlanda y gran Bretaña por el norte, y hasta la península Ibérica por el sur (aunque sólo como especie cultivada y en las áreas mediterráneas húmedas como especie subespontánea).

Su hábitat es a menudo en el sotobosque de los robledales claros, en matorrales, en laderas pedregosas, en muros. No tiene exigencias especiales en cuanto a las características del suelo, pero necesita una cierta temperatura y humedad; soporta mal la sombra de otros árboles.

Cerecino, pudriera
(Prunus mahaleb)


La madera de cerecino tiene una fibra marcadamente gruesa y es muy dura. Es notable su intenso olor parecido al de la asperilla olorosa ( elevada concentración de cumarina). Las pipas fabricada con esta madera se caracterizan por su aroma especial. Este arbusto prefiere los lugares soleados y no soporta los lugares permanentemente sombreados. Las plantas jóvenes son utilizadas a menudo como base para injertar distintas variedades de cerezos.

vive en robledales y pinares claros, en matorrales secos, en setos, en colinas y laderas rocosas. Desde el llano hasta unos 1500 m de altitud. prefiere las rocas calcáreas.

Se distribuye en Europa central y meridional. desde la península Ibérica (norte y oeste, escasa en el sur, ausente en las Baleares), pasando por la región alpina hasta los Cárpatos por el este; hasta Bélgica y Alemania meridional por el norte, y hasta Grecia y Sicilia por el sur.

Floración desde Abril hasta finales de Mayo.

Almendro enano
(Prunus tenella)


Las flores constituyen un alimento muy apreciado por las abejas a principios de la primavera. Las semillas contienen grandes cantidades de aceite de almendras amargas (amigdalina); su ingestión puede provocar síntomas de intoxicación.

Vive en matorrales planifolios secos, en prados secos, praderas esteparias, a veces en los linderos de los viñedos. 

Se distribuye desde Siberia oriental, pasando por las regiones esteparias del oeste de Asia y del sur de Rusia, hasta Hungría y el sur de Austria.

Floración desde Marzo hasta Mayo.

Endrino, espino negro
(Prunus spinosa)


El espino negro pertenece a la flora euroasiática. Parece que apareció en Europa central, a lo más tardar en la Edad de Piedra (3000-2000 a. C.), ya que se han encontrado semillas en numerosas construcciones lacustrales del Neolítico.

Es una especie polimorfa que puede dividirse en dos subespecies: Subp. spinosa, de fruto menor (0.8-1.2 cm) y hojas más estrechas, y subp. fruticans de frutos de (1-1.5 cm) y pubescencia en los nervios en el envés.

Por la acción de los vientos intensos y persistentes, y también del ramoneo del ganado, se originan en ciertas zonas unos endrinos en forma de arbustos bajos, muy ramificados. El endrino se extiende mediante sus vástagos radiculares y sus raíces reptantes, creciendo con gran rapidez, y por ello es empleado a menudo para fijar las laderas.

Ofrece un lugar de nidificación ideal para las aves pequeñas, y a principios de primavera, ofrece a las abejas el primer alimento. Los frutos sólo tienen un sabor agradable después de haber sufrido los efectos de las heladas; contienen mucha vitamina C. Se emplean para preparar zumos o mermeladas, así como la fabricación de licores.

La madera del endrino es muy dura y se utilizaba en los trabajos de ebanistería. Las ramas se empleaban para bastones y cayados, mientras que, en tiempos de penuria, las hojas eran aprovechadas como sustituto del té.

Con fines curativos se utilizan las flores, las hojas, los frutos y la corteza de las raíces, que contienen sobre todo taninos y aceite alcanforado.


El endrino se cultiva desde antiguo como arbusto ornamental. Entre las variedades más conocidas se cuentan "Plena", con flores blancas muy densas y frutos fusionados de 2 en 2 o de 3 en 3; "Variegata", con hojas verdes y blancas y frutos amarillentos, y "Purpurea", con follaje rojo.

Su hábitat son bosques planifolios claros, linderos de los bosques, cercas y límites entre los campos, de los viñedos. desde el llano hasta la región subalpina (unos 1500 m). Prefiere los suelos poco pesados, ricos en humus y sustancias nutritivas, en lugares cálidos y soleados.

Se distribuye en casi toda Europa. Por el norte hasta Escocia y Escandinavia central (pero falta en Islandia), por el sur hasta los montes Atlas (Tunicia), desde Portugal hacia el este, pasando por toda la zona alpina y la península Balcánica, hasta Irán.En la península Ibérica es frecuente en el norte pero en el sur se localiza sólo en algunos puntos montañosos aislados.

Floración desde marzo hasta mayo, según la localidad.


Fuente: Arbustos. Bollinger/Erben/Grau/Heubl.
Ed. Leopold Blume


lunes, 4 de agosto de 2014

EL LIRIO. Historia de una planta mítica

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Historia del Lirio



El lirio y el mundo de los dioses

En el antiguo Egipto, el lirio se asociaba al dios Horus y era el símbolo del poder divino. asimismo, aparecía la forma de Iris orientalis dentro de la flora característica de la época. Su presencia en lugares importantes puso de manifiesto la notoriedad del lirio; podemos encontrarlo en las paredes del templo de Amón, en Karnak, donde hay representado un auténtico jardín botánico, considerado como el herbario más antiguo del mundo.

Junto con el papiro y el loto, el lirio también formaba parte de las decoraciones de algunos palacios como el de Akenaton, en Tell el Amarna. Asimismo, el terreno funerario no escapo de la influencia del lirio, que aparece decorando numerosas tumbas de diversos períodos. 

La fascinación que ejercía el lirio llegó a ser tal que, ya en el siglo
XV a. de C., Tutmosis III trajo consigo algunos ejemplares de sus campañas en Asia Menor.

Por su parte, la mitología griega rebosa de leyendas, historias y anécdotas que cuentan en el modo que los dioses intervenían en la vida de los hombres a fin de dar forma definitiva a ciertos aspectos de su vida cotidiana, historia y geografía.

Los titanes, las ninfas y los héroes servían, pues, para explicar la presencia de elementos o fenómenos atmosféricos en la vida diaria. Mediante genealogías en ocasiones complejas, Eos, hija del titán Hiperión y de Tía, se convirtió en la personificación de la aurora; Hémera, hija de la noche, en la del día, etc.

Con el tiempo, algunos personajes mitológicos se integraron en la naturaleza, ya que sus nombres pasaron a la posteridad para designar un componente de la flora o de la fauna.

El lirio y sus colores tornasolados también pasaron a ser el símbolo del arco iris, del vínculo irregular, si bien visible, entre el cielo y la tierra, entre el mundo de los dioses y el de los hombres, de la reconciliación entre los parajes yermos aunque fecundos y la tierra nutriente llamada a proporcionar nuevos frutos.

De hecho, la tradición mitológica sostiene que el lirio, bajo el nombre de Iris, pertenece a la descendencia de Océano y que, en realidad, es la hija del titán Taumante y de la ninfa Electra. Según esta misma tradición, las hermanas de Iris fueron las famosas Arpías, Aelo y Ocípete, secuestradoras de niños y almas. Para protegerlas, Iris luchó contra los argonautas Zetes y Calais, enviados por Fineo para matar a las Arpías.

Iris, como Hermes, es mensajera de los dioses, concretamente de
Zeus y, muy en especial, de la esposa de este, Hera, de quien parece haberse convertido en sirvienta. La intervención más célebre de Iris se encuentra en la Iliada, en la que lleva un mensaje del señor de los cielos para favorecer la reconciliación entre Aquiles y Príamo.

Como en el caso de sus hermanas, la mitología también le atribuye una unión con Céfiro, el dios del viento del oeste. En alguna ocasión, Iris ha sido considerada la madre de Eros, el dios del amor. A menudo aparece representada con el aspecto de una diosa alada, sobre el sol, vestida con un ligero velo con los colores del arco iris o bien luciendo una túnica de idénticas características.

Iris, en su papel de intermediaria con lo divino, también fue utilizada igualmente en la tradición funeraria, en la que el lirio ocupó un lugar absolutamente excepcional.

En la antigua Grecia arraigó la costumbre de plantar manojos de lirios blancos (especialmente del Iris albicans, originario de Arabia) sobre las tumbas, y, en particular, sobre las sepulturas de los guerreros que habían perdido la vida en combate, para favorecer el viaje del alma hacia el Olimpo.

Parece que esta costumbre sigue vigente en nuestros días en numerosas regiones del mundo, como por ejemplo en las zonas bajas del Himalaya o en algunos cementerios de tradición musulmana, que se encuentran completamente cubierto de lirios.

En la época moderna, el lirio se convirtió sobre todo en un objeto floral. Así pues, Iris, que había sido diosa y símbolo del más allá, dio su nombre a una de las flores más emblemáticas de nuestros jardines: el lirio o iris en su denominación latina.


Fuente: El gran libro de los Lirios. Marie-Cécile Tomasina
y Olivier Laurent. Ed. De Vecchi


lunes, 21 de julio de 2014

Grosellero

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Diferentes especies de Ribes, familia de las Saxifragáceas


Grosellero de montaña
(Ribes alpinum)


El grosellero de montaña, es relativamente insensible a la contaminación atmosférica, y por ello es una planta apropiada para los setos de las regiones industriales. Se han obtenido numerosas variedades con distinta coloración del follaje, y que pueden alcanzar la altura de un hombre.

En el comercio, estas variedades de follaje amarillo se ofrecen bajo el nombre de Aureum; en cambio, cuando las plantas son muy ramificadas y de porte bajo, reciben el nombre de Pumilum.

Vive en bosques montanos claros, matorrales, laderas pedregosas; con frecuencia entre bloques de roca. Prefiere los suelos limosos y pedregosos, húmedos. en los Alpes hasta los 1900 metros.

Se distribuye desde la península Ibérica, pasando por toda Europa central hasta Escandinavia en el Norte; por el sur en las montañas de Italia y de la península Balcánica, así como en el Cáucaso.


Grosellero negro
(Ribes nigrum)


El grosellero negro es cultivado desde el siglo XVI. Las hojas pierden su olor peculiar al ser tratados con calor, y se utilizan para preparar una infusión de sabor agradable o para aromatizar licores. Tanto la infusión como los licores a base de grosellero negro se utilizaron para combatir la gota. Las bayas negras, de sabor ácido, son muy apreciadas por su alto contenido en vitamina C.

Su hábitat son los matorrales húmedos, bosques claros de planifolios, bosques de ribera, malezas de orillas; también en turberas bajas y zonas pantanosas. Prefiere los suelos arcillosos, encharcados. A menudo en lugares semisombreados.

Se distribuye desde el norte y el oeste de Francia hasta Gran Bretaña, por el este hasta el Cáucaso y Siberia central. En Europa meridional sólo en cultivos. A veces asilvestrado en el borde septentrional de los Alpes.

Grosellero dorado
(Ribes aureum Pursh)


El grosellero dorado es un arbusto ornamental muy apreciado para los jardines extensos, a causa de sus flores amarillas y su coloración otoñal rojo profundo. Gracias a su rápido crecimiento se utiliza a menudo como base de injerto para las formas de tronco alto de grosellero rojo y grosellero espinoso.

Su hábitat son los bosques de ribera, junto a los ríos y en laderas húmedas. Prefiere los suelos poco densos, arenosos, ricos en humus.

Procede de la parte occidental de Norteamérica (desde México hasta Oregón). Fue introducido en Europa central hacia principios del siglo XIX.

Grosellero de las rocas
(Ribes petraeum Wulf)


Este arbusto se encuentra ya poco en su hábitat natural. Se cree que contribuyó a la formación de diversos groselleros rojos cultivados. Se diferencia del grosellero de montaña, que tiene exigencias ecológicas parecidas, por sus flores siempre hermafroditas, sus hojas mayores, sus racimos de flores más largos y sus frutos, de sabor muy sumamente ácidos.

Su hábitat son bosques claros de montaña, ladera pedregosas, así como entre las rocas y en las orillas de los arroyos. Prefiere los suelos calcáreos. Por lo general en lugares sombreados.

Está disperso en las regiones montañosas de Europa occidental, central y meridional. Desde los Pirineos, pasando por los Alpes, hasta el Cáucaso. También en la península Balcánica. En la península Ibérica en los Pirineos, aunque también puede encontrarse aisladamente en otros puntos.

Grosellero sanguíneo
(Ribes sanguineum)


El grosellero sanguíneo fue descubierto en América en el año 1787, y fue introducido en Europa en 1826; actualmente es plantado como ornamental en parques y jardines. Este arbusto resistente a las heladas se encuentra en los valles de los Alpes hasta unos 1800 metros de altitud, por ejemplo en en el Engadin.

Existen numerosas variedades ornamentales de grosellero sanguíneo, que habitualmente se distinguen por su abundante floración. Es especialmente atractiva la variedad Pulborough Scarlet, que presenta largas inflorescencias en racimo y flores densas de color blanco rojizo.

Su hábitat son bosques claros de montaña, matorrales, laderas pedregosas. Prefiere los suelos profundos, ricos en sustancias nutritivas y poco pesados.

Es originario de los bosques montanos de la parte occidental de Norteamérica, por el sur hasta California.

Grosellero rojo
(Ribes rubrum)


Los romanos no conocían aún el grosellero rojo. En Alemania, esta planta es citada por primera vez en 1418; en Italia se cita por primera vez en 1550. Desde aquel momento se cultivaron numerosas variedades, que se diferencian en el tamaño del fruto, el período de madurez y el número de semillas. La especie inicial más importante es probablemente el grosellero silvestre (Rubus sylvestris), planta originaria de los bosques de ribera de la Europa atlántica.

Su hábitat muy raramente silvestre en bosques de ribera, matorrales y orillas de los arroyos.

Se distribuye por casi toda Europa. En la península Ibérica, en el Pirineo (Valle de Aran) y puntos de la Cordillera Cantábrica (Asturias).

Grosellero rojo norteño
(Ribes spicatum)


El grosellero rojo norteño se cultiva desde hace mucho tiempo, pero su fruto comestible es mucho menos apreciado que el del grosellero rojo (Ribes rubrum). a causa de su elevado contenido en vitamina C y en diversos azúcares y ácidos, los frutos del grosellero rojo norteño se utilizan a veces para la preparación de zumos o de mermelada. este arbusto sin espinas, se cultiva habitualmente en forma de matorral o de tronco alto.

Este arbusto prefiere los suelos húmedos, ricos en sustancias nutritivas; es muy sensible al encharcamiento y a la sequía prolongada. Por lo general se le encuentra en el sotobosque de los bosques mixtos, en claros o en linderos de los bosques.

Se distribuye desde Escandinavia, pasando por el norte de Asia, hasta Manchuria. El límite meridional pasa por el norte de Alemania y Polonia en dirección al este.

Grosellero espinoso
(Ribes uva-crispa)


Citado por primera vez, con el nombre de "groiselier" en un libro de salmos francés del siglo XII. De este nombre deriva probablemente la antigua denominación científica de Ribes grossularia L. En Alemania, el grosellero espinoso es cultivado desde el siglo XVI; se han obtenido numerosas variedades cultivadas, mediante el cruzamiento con especies americanas.

Vive en bosques de ribera, matorrales, setos, bosques claros, en laderas. Prefiere los suelos ricos en nitrógeno.
Se distribuye por casi toda Europa, a excepción de la parte septentrional de Escandinavia. en España es común en los Pirineos, Sistema Ibérico, Sierra Nevada y Cordillera Cantábrica.


Fuente: Arbustos. Bollinger/Erben/Grau/Heubl.
Ed. Leopold Blume