Buscar en este blog

jueves, 20 de junio de 2013

Cactus. Diversas especies. 1

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Etimología y descripción de diversas especies de Cactus




APOROCACTUS FLAGELLIFORMIS

Etimología: El nombre procede del griego áporos, impenetrable, debido al entramado que forman los tallos rastreros, y cactus. El género fue establecido por Lemaire en 1860, tomando como especie tipo Cactus flagelliformis de Linné.

Lugar de origen: Procede de México, donde crece en el estado de Hidalgo, pero en el momento de su introducción en Europa, a finales del siglo XVII, fue reputada como sudamericana. La describió en 1969 Sloane como Cereus minima serpens americana.

Descripción: Esta popular especie, muy florífera, posee tallos cilíndricos colgantes o rastreros, de hasta 2 metros de longitud y tan sólo 2 cm de diámetro. Las costillas se disponen en número de 10-14, son poco pronunciadas, algo tubercukladas, con aréolas muy juntas.
Las espinas radiales se distribuyen en número de 10-15, e incluso
más, son delgadas, de 0.5 cm de longitud, rojizas en su juventud y luego amarillentas o pardas; las espinas centrtales se encuentran en número de 3-4, y son pardas con la extremidad amarilla. Las flores, de floración diurna, se disponen a lo largo de todo el tallo, miden 7-8 cm de longitud y perduran por un tiempo superior a 4-6 días. Su color es rojo carmín, más o menos claro, y aparecen a finales de primavera.

Cultivo: A pesar de tratarse de una especie epífita, que prospera en macetas colgantes, puede cultivarse también en recipientes normales, en los que crece cayendo. Necesita mucho reposo, exposición a pleno sol y un adecuado riego estival. La multiplicación se realiza por esqueje, en verano.



ARIOCARPUS TRIGONUS

Lugar de origen: México noroccidental, en el estado de Nuevo León.

Descripción: Se trata de una planta de pequeñas dimensiones, que difícilmente puede reconocer el profano como miembro de la familia. El núcleo central, que surge de una larga raíz axonomorfa parecida a una gran zanahoria, es típica del género, y está completamente escondido por los tubérculos triangulares acuminados, con la parte interna aplanada y la externa carenada.
Los tubérculos son de color gris verdoso o verde oliva, erguidos, abundantes, de 3.5 a 5 cm de longitud, con una base de aproximadamente 2 cm de anchura y bordes angulares callosos; en las proximidades del ángulo agudo del ápice se dispone una aréola.
La base de los tubérculos es muy lanosa, y en ella, en las
proximidades del centro, nacen las flores amarillentas, de aproximadamente 5 cm de diámetro y normalmente bastante numerosas. En conjunto, el diámetro de la planta entera, sin incluir las flores, alcanza los 10 cm, a veces incluso más, especialmente en la variedad elogatus, que posee los tubérculos más largos. El fruto es una baya lisa y globular, que conserva durante mucho tiempo las semillas, incluso una vez seca, gracias a la protección que proporciona la lana que la rodea.

Cultivo: Todas las especies del género son muy raras y constituyen un auténtico reto para el coleccionista, ya que resulta muy difícil su multiplicación a través de vástagos, puesto que, incluso en el caso de que éstos se produzcan, su crecimiento se cuenta entre los más lentos de todos los cactus  Sensible a la podredumbre, los riegos deben ser escasos y el sustrato poroso.



ARROJADOA AUREISPINA

Etimología: El nombre se concedió en honor al doctor Miguel Arrojado, que realizó importantes expediciones a las regiones áridas y semiáridas de Brasil. El género, establecido por Britton y Rose, se consideró durante cierto tiempo como un subgénero de Cephalocereus, pero, especialmente como consecuencia del descubrimiento de nuevas especies, fue restablecido y hoy es el único válido.

Lugar de origen: Brasil, en el estado de Bahía.

Descripción: Esta especie, descubierta en 1966 por Horst y Buining, pertenece a un género de cactus cereiforme aunque delgado, en ocasiones rastrero. El tallo puede alcanzar hasta 1 metro de longitud y aproximadamente 5 cm de diámetro, y se amacolla en la base; las costillas, bastante obtusas, se encuentran distanciadas entre sí, y las aréolas poseen una docena de espinas radiales cortas y delgadas, mientras que las espinas centrales se disponen en número de 8-9, con una longitud de 1 cm y más. 
El tallo presenta un cefalio formado por sedas, entre las que
aparecen flores rosa y a través de las cuales se desarrolla el nuevo crecimiento, que en la siguiente estación dará lugar a otro cefalio. Las flores son nocturnas y permanecen secas, unidas a los frutos de color rojo claro y del tamaño de una cereza.

Cultivo: Se trata, en conjunto, de plantas no muy atractivas, que, procedentes de formaciones en matorrales, crecen mejor en semisombra. La multiplicación se lleva a cabo por esqueje, en condiciones térmicas altas.


Fuente: Cactus. Mariella Pizzetti. Editorial Grijalbo








2 comentarios:

  1. gracias pero necesito 7 mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes que pronto volveremos a retomar esta entrada. Un cordial saludo por tu atención.

      Eliminar