Buscar en este blog

sábado, 14 de diciembre de 2013

Hipericón (Hierba de San Juan)

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES


El Hipericón, planta medicinal, sus características.




Nombre científico: Hypericum perforatum

Nombre comunes: Hipérico, Hipericón, Corazoncillo, Hierba de San Juan, Sanjuanera, Sanjuanes, Hierba de las heridas, Hierba militar, Alfalfa argentina, Perforada.

Descripción: El Hipericón es una planta perenne de tallos leñosos y diminutos, hojas oblongas con glándulas aceitosas transparentes, de las que brotan ramilletes de flores amarillas compuestas de cinco pétalos. Hojas de color verde oscuro, opuestas, enteras y con ramas que cuelgan. Florece en pleno verano. Mata de 30cm hasta 1 m de altura.

Usos medicinales: El uso de esta hierba se conoce desde el tiempo de los antiguos griegos. Se usaba como un «curalotodo», para alejar a los malos espíritus, en el tratamiento de heridas e inflamaciones.

Propiedades medicinales: astringente, analgésica, antiséptica,
antiinflamatoria, sedante, tónico reconstituyente para el sistema nervioso, antidepresivo, calma la ansiedad. Se utilizan sus partes aéreas en infusión para la ansiedad, la tensión nerviosa, la irritabilidad o alteraciones emocionales asociadas con la menopausia o el síndrome premenstrual.

En tintura se debe tomar al menos dos meses para tratar la tensión nerviosa continuada que produce agotamiento y depresión.
En baños, se lavan con la infusión las heridas, las ulceras dérmicas y los cardenales.
En crema para dolores nerviosas, como la ciática, las distensiones y los calambres, también para aliviar la hinchazón de los pechos durante la lactancia. Es antiséptica y antihemorrágica.

Aceite en infusión: se usa en las quemaduras y las inflamaciones musculares o articulares incluyendo el «codo de tenista», la neuralgia, y la ciática. Se le añaden unas gotas de aceite de lavanda para las quemaduras o de milenrama para las inflamaciones articulares.

Precaución- Posee una sustancia, la hipericina, que consumida en grandes dosis puede producir fenómenos de fotosensibilización, con eritema solar, quemaduras e incluso ulceraciones, por lo que no se recomienda abusar de preparados a base de hipérico (si bien este efecto no deseado está siendo estudiado en profundidad ya que podría ser útil en cierto tipo de enfermedades de la piel, como el vitíligo). Se recomienda no tomarlo durante el embarazo y en tratamientos prolongados no exponerse demasiado al sol.

Cultivo y propagación: En la meseta purépecha se encuentra creciendo de manera silvestre en el monte.
Aunque a veces cuesta un poco establecerlo al principio, es en general una planta que requiere poco mantenimiento. Puede vivir hasta 25 años en un mismo lugar sin mayores problemas y con un costo de mantenimiento bajísimo.

Aunque el hipérico se considera no tóxico para las personas, sus flores son letales para los insectos, que perciben y se sienten atraídos por los tonos ultravioleta de las inflorescencias.

La Rosa de San Juan es robusta y muy llamativa cuando está en flor, momento en el que forma una masa de grandes flores de un amarillo vivo y de estambres prominentes.
Se extiende indefinidamente, por lo que no es aconsejable para los arriates mixtos. Se puede añadir al jardín para borduras, rocalla, revestimiento de pendientes y taludes, sotobosque o como tapizante con las ramas más bajas adheridas al terreno.
Es muy recomendable para plantar debajo de árboles, donde no representa una competencia para sus raíces.

Luz: debe plantarse a pleno sol o a semisombra. Mientras mayor exposición a
la luz, más abundante la floración.
Resiste bien el frío, aunque las heladas fuertes pueden dañarlo.
En las zonas de clima más frío se comporta como caducifolio; incluso puede decaer hasta quedarse totalmente marchito en invierno, si bien renace avanzada la primavera.

Suelo normal de jardín, permeable. El terreno debe tener buen drenaje. Abonado orgánico en invierno y fertilizantes minerales en primavera o principios de verano pueden ayudar a su crecimiento.

Multiplicación: se inicia con facilidad por estacas de madera suave tomadas a fines del verano, de puntas del crecimiento de la estación, puestas a enraizar bajo humedad elevada. También se puede reproducir mediante semillas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada