Buscar en este blog

jueves, 4 de agosto de 2011

Las hojas y la pérdida de agua

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Como entender la asimilación del agua en las plantas y diferentes tipos de hojas



¿Por qué necesitan tanta agua las plantas?

Sólo una pequeña parte del agua absorbida por las raíces, el 2 por ciento, es necesaria para la fotosíntesis. Parte del agua se usa para mantener las células turgentes, evitando así que se marchiten. Pero la mayor parte del agua se limita a pasar por toda la planta y se pierde por las hojas. Por regla general, una zona de vegetación continua, como un césped o un borde de camino lleno de plantas, pierde unos 25 litros de agua por metro cuadrado cada 7 – 10 días. Depende en gran medida del tiempo: la velocidad del viento y la luz solar aumentan la pérdida de agua. El problema es la fotosíntesis: las hojas deben abrir sus poros para que entre el dióxido de carbono y no sólo dejan que entre el aire sino permiten la salida del agua.

Un círculo vicioso

La vida de las plantas está siempre en la cuerda floja. Las plantas se debilitan debido al estrés hídrico, algo habitual provocado por una falta de agua en las raíces o por una pérdida excesiva de agua por las hojas. Si la planta pierde demasiada agua, se marchitará, pero los poros deben permanecer abiertos para absorber suficiente dióxido de carbono. Además, para emplear la energía lumínica en la fotosíntesis, los poros deben estar abiertos bajo la luz diurna, cuando las temperaturas más altas provocan mayor pérdida de agua. Si los poros permanecen cerrados para ahorrar agua, la fotosíntesis se para y la planta acaba muriendo de hambre. A menudo, las plantas sufren escasez de agua en su medio natural. El agua es más escasa de forma permanente en las regiones áridas, donde las precipitaciones son reducidas todo el año, sobre todo en los desiertos.

Afortunadamente, las plantas se han adaptado para sobrevivir en estas condiciones. Entender sus estrategias nos ayudará a elegir las plantas capaces de sobrevivir a los periodos de sequía de nuestro jardín.

Reducir la pérdida de agua

Normalmente, lo primero que hacen las plantas ante la falta de agua es cerrar sus poros. Así impiden que entre dióxido de carbono y la fotosíntesis se paraliza. Las plantas de las regiones áridas han desarrollado métodos para reducir la pérdida de agua sin interrumpir la fotosíntesis. Las hojas de estas plantas características fácilmente reconocibles:
·       Hojas pequeñas o espigas (como el tejo), que exponen una menor superficie al calor del sol y que reducen la zona por la que se pierde agua.


·       Poros hundidos y cutículas gruesas y céreas, como las coníferas, para proteger a la planta del viento.


·       Hojas pilosas, como la salvia, que retienen más aire húmedo y ralentizan la pérdida de agua.


·       Algunas sólo presentan poros en la parte inferior de sus hojas, apartados del sol. La encina mediterránea también posee una densa capa de pelos en la parte inferior de las hojas.


·       Hojas brillantes o gris plateadas, como la lavanda, que reflejan el calor, mantienen las hojas frescas y reducen la pérdida de agua.


·       Algunas enrollan sus hojas. Así, mantienen los poros alejados del sol y del viento, y se crea un microclima de humedad en el interior.


Las plantas que no pueden sobrevivir sin agua responden ante su falta despojándose de todas sus hojas y paralizando su crecimiento hasta que mejoran las condiciones. Es mejor evitarlas en los jardines secos.

Como pierden agua las plantas?

Las hojas están cubiertas de diminutos poros que se abren para dejar entrar el dióxido de carbono y para eliminar el oxígeno, pero también dejan escapar agua.

El vapor de agua se desplaza desde donde está más concentrado a donde lo está menos. Dentro de la hoja hay humedad relativa del cien por cien, el vapor de agua se escapa a través de los poros y se difumina por el aire. Cuanto más seco sea el ambiente, más rápida será la pérdida de agua en la planta.

Aunque el ambiente sea muy húmedo, las hojas pueden perder agua rápidamente. El aire caliente contiene más vapor de agua y el aire del interior de las hojas de las plantas calentadas por el sol contiene más vapor de agua que el aire exterior.


Fuente: La jardinería paso a paso
Editorial: THE ROYAL HORTICULTURAL SOCIETY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada