Buscar en este blog

domingo, 22 de diciembre de 2013

NARANJA. CITRUS spp.

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

El Naranjo, sus especies y características



Familia: Rutaceae

Naranja dulce (Citrus sinensis), naranja amarga (Citrus aurantium), bergamota (Citrus auratium, var. bergamia), naranja trifoliada (Poncirus trifoliata), naranja de hoja de mirto (Citrus auratium, var. myrtifolia), citrange (x Citroncirus Webberi), orangelo, tangelo, tangor.


Emparentadas: lima, limón, pomelo, cidra.

Existen 13 géneros de Naranjos, además de diversos híbridos comerciales entre ellos. La naranja es un híbrido entre el pomelo (Citrus grandis) y la mandarina (Citrus reticulata). La naranja no es un fruto silvestre, y es, probablemente, originaria de China o el noroeste de la India. Se menciona en la literatura china desde el año 2400 a. de C., y posteriormente aparece en documento en sánscrito (800 a. de C.). 

El término ‘naranja’ deriva del árabe narang, que a su vez se origina a partir del término sánscrito nagarañja, o “fruta favorita de los elefantes”. La naranja llegó a la región mediterránea cerca del año 1400. A partir del año 1600, los españoles llevaron la naranja a Sudamérica y México, y los franceses probablemente la introdujeron en Luisana. 

El cultivo de la naranja navel se inició en Brasil en el siglo XIX. Sin embargo, los efectos beneficiosos de la vitamina C presente en los cítricos fueron descubiertos en tiempos de Cristóbal Colón; por ello, la naranja fue introducida en las despensas de los barcos: para evitar el escorbuto, que resultaba endémico en las largas travesías oceánicas. 

En Europa, la naranja era valorada por sus propiedades medicinales, pero también como un símbolo de estatus social, y era cultivada por los ricos en invernaderos privados, las orangeries. Ponce de León las introdujo en Florida en 1513, e hizo plantar a cada uno de sus marineros 100 semillas cada vez que desembarcaban. Fue el nacimiento de la gran industria cítrica. Actualmente, el naranjo es el árbol frutal más cultivado del mundo. Es un cultivo importante en Extremo Oriente, Sudáfrica, Australia, las regiones mediterráneas, parte de Sudamérica y el Caribe; pero Estados Unidos lidera la producción mundial (en Florida se producen 200 millones de cajas de naranjas al año).

Descripción

Los árboles alcanzan una altura de 7,5 m (a veces incluso el doble). Tienen una copa redondeada y densa. Los tallos son delgados, retorcidos y angulosos, con espinas romas y esbeltas que brotan de las axilas de la hoja.

Hojas: ovaladas y acuminadas, de 6,5 a 15 cm de longitud y 2,5 a 10 cm de anchura, cerosas, suaves, de color verde oscuro. Son perennes, alternas, a menudo no dentadas, o solo ligeramente, y son maravillosamente aromáticas cuando se trituran.

Flores: brotan solas o en grupos (2 – 6); son blancas, de fragancia dulce, y miden 2,5 – 4 cm de diámetro. Son monoicas y hermafroditas (es decir, a menudo masculinas y femeninas a la vez). La flor tiene cinco sépalos cóncavos y puntiagudos que forman un cáliz verde. 

Presenta abundantes y prominentes estambres con la punta amarilla brillante. Tienen un ovario superior. Florecen de primavera a verano. 

Polinización: los naranjos son polinizados por las abejas y otros insectos. Son autofecundables, con buena productividad: es suficiente un único árbol para que produzca frutos. Sin embargo, producen semillas polinizadas convencionalmente y que originan productos diversos, y plántulas que son idénticas al ascendiente debido a embriones nucleares, ya que no se ha producido intercambio genético y son ‘clones’ del árbol del cual proceden.

Fruto: de forma redondeada o esférica, 6,5 – 9,5 cm de diámetro, con una cobertura exterior gruesa, cerosa (epicarpio) que contiene muchas pequeñas glándulas con aceites esenciales. La capa interior (mesocarpio) es blanca, esponjosa y no aromática. La pulpa (endocarpio) es de color amarillo anaranjado, y se compone de bolsas membranosas de zumo, distribuidas en compartimentos de entre 10 y 14 gajos, que pueden separarse como unidades individuales. Cada segmento contiene 2 – 4 semillas blanquecinas centrales.

Producción/cosecha/conservación: aunque producen muchas flores, sólo un 1 – 5 % de ellas se convierten en fruto. Este tarda entre 6 y 8 meses en madurar. Un árbol sano podría producir 100 frutos por temporada. Se considera que los naranjos mediterráneos más antiguos pueden producir hasta 3000 naranjas al año.

Los naranjos injertados pueden empezar a dar fruto en 2 – 3 años, y las semillas germinadas en 3 o 5 años. Se recolectan cuando están maduros y son de color naranja: no maduran bien si se recolectan demasiado pronto. El fruto es más anaranjado en los climas fríos: en los trópicos, los frutos no son completamente naranjas hasta que maduran, así que hay que abrirlos para comprobar la maduración. Una vez recolectado, puede conservarse durante 3 meses a 10º C, y hasta 5 meses a 3º C.

Raíces: los naranjos tienen algunas raíces superficiales, pero la mayoría son más profundas, y deben trasplantarse cuidadosamente para no dañarlas. Cuanto más profundo es el suelo, mejor resulta el sistema de enraizamiento, así como su resistencia a la sequía. Sin embargo, sus largas raíces hacen al árbol más susceptible a la saturación hídrica. No son invasoras.

Cultivo

Se trata de un árbol compacto y decorativo, ideal para ser plantado en jardines particulares. Su cultivo es sencillo.

Ubicación: crece mejor a pleno sol, pero también puede crecer en semisombra. No tolera bien el viento, pero sí la sal; puede sobrevivir en zonas costeras no muy expuestas.

Temperatura: es una especie subtropical, no tropical. No le gusta el calor en exceso. La temperatura ideal en invierno es entre 1,5 y 10º C. Sin embargo, los árboles aletargados pueden sobrevivir a –4 º C. Los frutos se dañan a –2 º C. Las heladas pueden dañar a los árboles jóvenes, que necesitan más protección. Su resistencia varía según el patrón y la variedad, y los plantones suelen ser más resistentes que los esquejes.

Frío: los árboles cítricos no necesitan frío en invierno para producir flores y frutos.

Suelo/agua/nutrientes: los naranjos crecen mejor en suelos bien drenados, profundos y fértiles. Pero también pueden crecer en otros terrenos, incluyendo los arcillosos, aunque entonces su desarrollo no es tan bueno. No toleran la humedad, pero a veces resisten en suelos ligeramente húmedos una vez se han asentado. Crecen en terrenos con un rango de pH de ácido a neutro, pero no se desarrollan en suelos alcalinos, cuya falta de hierro puede provocar clorosis. Toleran algo la sequía, y el exceso de humedad puede hacer que los frutos sean escasos y no tan dulces. En cuanto a su nutrición, los árboles necesitan la aplicación regular de fertilizantes que contengan nitrógeno, fósforo, potasio, sulfuro y calcio. Al ser perennes y dar frutos en invierno, necesitan la aplicación de un fertilizante para cítricos dos veces al año.

Cultivo en recipiente: son plantas de recipiente muy bellas. Procure que la tierra contenga suficientes nutrientes y material orgánico. La aplicación superficial de un mantillo puede evitar que el suelo se seque. Son plantas que necesitan poco mantenimiento. Tienen hojas aromáticas, flores hermosas y frutos vistosos a lo largo del año. El cultivo en recipiente es apropiado en zonas frías, donde también pueden mantenerse en interiores. Es recomendable la aplicación de nutrientes.

Plantación: mantenga una distancia de 5 a 7 m entre las plantas. Hay que regar los ejemplares jóvenes abundantemente, y eliminar la maleza durante los primeros años.

Reproducción: Semillas: existen ventajas y desventajas en cuanto al cultivo con semillas. Las semillas de polinización cruzada ofrecen una descendencia variada; sin embargo, las semillas nucleares suelen ser poliembriónicas y su descendencia es genéticamente idéntica a los progenitores. Las naranjas producen muchas semillas nucleares. Germinan mucho más rápido que las semillas normales. 

Las plántulas son resistentes a enfermedades, más vigorosos y productivos, pero tardan más en producir frutos (entre 10 y 15 años). Plante las semillas frescas en primavera, con el calor adecuado, para que germinen en 21 días. 

Esquejes: corte esquejes semimaduros en verano e insértelos en compost arenoso y bien drenado para que se enraícen. 

Injertos: los injertos son menos espinosos y tienen una descendencia predecible. Suelen hacerse en plantones de 1 o 2 años de edad, de la misma o de otra especie similar, y deben protegerse cuidadosamente. Los principales patrones son la naranja amarga (C. aurantium), idónea en suelos de buena calidad; el limón (C. limón), apropiado para zonas cálidas con suelos arenosos; y la naranja trifoliada (Poncirus trifoliata), apropiada en zonas más frías. Estos patrones, sin embargo, son vulnerables a diversas enfermedades.

Poda: los naranjos tienen una forma grácil y necesitan una poda escasa. Es aconsejable eliminar los hijuelos que a veces se forman en la base del árbol. También es recomendable podar la madera dañada, y las incisiones deben sellarse para evitar las infecciones patógenas. En general, puesto que el árbol es perenne, la mayoría de sus recursos de floración se encuentran en sus hojas. Por ello, una poda excesiva puede reducir su floración y producción de forma drástica.

Plagas y enfermedades: los naranjos son vulnerables a los ácaros de los cítricos, a las cochinillas, los insectos harinosos, los áfidos, los trips y las moscas de la fruta. En la actualidad, la mayoría de estas especies pueden combatirse con controles biológicos. Las plantas son vulnerables a la podredumbre, al chancro cítrico y al exudado pegajoso. El hongo Diaporthe citri afecta a los tallos, y algunos Phytophthora spp. pueden causar podredumbre de raíz. Además, es posible el contagio de otras enfermedades víricas mediante injertos o uso de herramientas de poda contaminadas. El fuego bacteriano es la principal causa de mortalidad entre muchos árboles.

Usos

Gastronomía: pueden comerse solas o en macedonia, en postres, como guarnición y en conservas. Con ellas se confeccionan vino y brandy de excelente calidad. Su piel y sus gajos suelen caramelizarse, y la piel es excelente para aderezar el chocolate negro. Sus aceites esenciales se utilizan comercialmente en muchos alimentos. 

Su médula blanca contiene pectina. La miel hecha con su néctar es deliciosa.

Nutrición/salud: una naranja contiene el 20% de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico. También es rica en vitamina C: 53 mg/100 g de fruta; desafortunadamente, la mayoría de vitaminas se encuentran en la piel y en la médula blanca que recubre la carne. La piel también contiene flavonoides (con un 90% de aceites esenciales), que previenen y combaten el cáncer. 

El limonero reduce el riesgo de cáncer de mama y el hesperidin es efectivo en la prevención de otros tipos de cáncer. La carne es muy rica en flavonoides y antioxidantes. Estos inhiben ciertos enzimas, que activados por sustancias como los pesticidas y el humos del tabaco, pueden convertirse en cancerígenos. Pueden reducir los niveles de colesterol y facilitar la digestión de alimentos grasos. 

Además, la naranja contiene luteína y zeaxantina (dos tipos de vitamina A), que pueden reducir la incidencia de cataratas y degeneración macular. En Italia, se utiliza un preparado de hojas y flores de naranjo como antiespasmódico, antiemético, sedante cardíaco, tratamiento digestivo y remedio para la flatulencia. La parte interior de la corteza se macera para su posterior uso como tónico y carminativo. La naranja contiene inositol y potasio y, además, es una de las frutas más ricas en fibra.

Advertencia: las personas que pelan grandes cantidades de naranjas pueden sufrir dermatitis o escemas en las manos, y el jugo de la naranja puede irritar la piel que rodea la boca. Algunos individuos muy sensibles pueden llegar a sufrir trastornos respiratorios como reacción a los aceites esenciales de la piel de la naranja.

Otros usos: los aceites esenciales de la piel, las flores y las hojas se usan en perfumes y jabones. Debido a su 90 – 95 % de limonelo, es letal para las moscas y las pulgas, y su potencial como insecticida está siendo investigado. Se emplea en la limpieza de motores y en la del hogar. Los terpenos que se extraen de la corteza exterior son importantes en la elaboración de resinas y pinturas para embarcaciones. Su madera es amarillenta, dura y granulada, y se emplea en la elaboración de muebles y objetos de madera.

Decoración: los naranjos son árboles muy útiles y de gran belleza. Destacan por su llamativo follaje perenne y sus frutos aromáticos. Su crecimiento no invasor hace que puedan plantarse junto a edificios.


Fuente: Enciclopedia de las Frutas del Mundo
Susanna Lyle

Editorial: DeVecchi


No hay comentarios:

Publicar un comentario