Buscar en este blog

miércoles, 25 de septiembre de 2013

BASES DE DISEÑO DE JARDINES PARA LA CREACIÓN DE UN JARDÍN FLORIDO

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Cómo organizar el Diseño de mi Jardín




De la misma forma que no se construye una casa empezando por el tejado, la concepción de un jardín debe realizarse en un orden preciso. Algunos jardineros demasiado impacientes no respetan las diferentes etapas y se apresuran a plantar árboles y arbustos en el terreno. Resultado: unos años más tarde se verán obligados a arrancar los que estén demasiado apretados o demasiado cerca de la casa. Las etapas que deben respetarse a lo largo de 3 años para lograr que florezcan las plantas de su jardín en primavera son las siguientes:

El primer año

Tras la construcción de la casa, el terreno se encuentra a menudo en un estado lamentable y la tierra cultivable de la superficie se ha mezclado con la del subsuelo, poco propicia para el cultivo (si ha olvidado pedirle al conductor de la excavadora que la retire).

Empiece por desbrozar el terreno. Arranque las cepas de los árboles y
quémelas. No utilice herbicidas, porque permanecen mucho tiempo en el suelo y pueden contaminar las aguas subterráneas. Si es necesario, drene y nivele el terreno. Antes de fertilizar y abonar la tierra, analícela para conocer sus carencias.

Por último, haga una relación precisa de las dimensiones del terreno y las eventuales diferencias de nivel.

El segundo año

Se dedicará más particularmente a los acondicionamientos duros: caminos, terraza, valla, estanque, muro, riego enterrado, iluminación, etc. Pero antes de ‘cimentar’ sus partes duras, no olvide enterrar los cables eléctricos y las conducciones de riego, si no, tendrá que utilizar el martillo neumático. Para recordar el emplazamiento de los elementos enterrados (cables eléctricos, conductos de riego, fosa séptica, reserva de butano, etc.), márquelo en rojo en el plano de su terreno. Esta relación le será muy útil el tercer año, cuando por fin empiece la etapa de trasplantes y siembras.

El tercer año

Ahora que el terreno está bien preparado, podrá pasar a etapa más esperada: la plantación. Ayúdese del plano para repartir las plantas teniendo en cuenta el subsuelo y la exposición al sol. Evite plantar los árboles demasiado cerca de la fosa séptica (en caso de que exista), de los circuitos enterrados y de la casa (recuerde: calcule al menos una distancia igual al tamaño del árbol en estadio adulto). Si su terreno es contiguo a otra propiedad, plante a más de 50 cm del límite separador los arbustos de menos de 2 m, y a más de 2 m los árboles grandes. Para que su jardín triunfe estéticamente, varíe las formas y los colores
de las plantas. Obtendrá un mayor efecto si asocia los arbustos por grupos de tres o cinco de la misma especie. Prefiera los setos mixtos (de flores, follaje y frutos decorativos), que varían al ritmo de las estaciones, a los monótonos setos de tuyas.

El césped tradicional no es indispensable y puede ser reemplazado (al menos en parte) por plantas de porte tapizante o que cubran el suelo: hiedra, hierba doncella, gaulteria, epimedio, etc.

Por último, siembre macizos de flores (anuales o vivaces). Según el ambiente que desee obtener en su futuro jardín (y del tiempo de que disponga para su cuidado), podrá elegir entre varios estilos: francés, inglés, japonés, acuático, de rocalla, de gramíneas, monocromo, de cura, ‘salvaje’, etc.

Para ayudarle a dibujarlo, existen algunos libros, planos autoadhesivos o software. La primera herramienta del jardinero es el lápiz.

Fuente: Las Plantas de primavera
El calendario, la elección y los cuidados
Pierrick Le Jardinier
Editorial De Vecchi





No hay comentarios:

Publicar un comentario