Buscar en este blog

Cargando...

viernes, 15 de julio de 2011

Setos campestres: hermosos y útiles

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Los setos campestres son muy decorativos en los jardines y hay que tenerlos en cuenta en Diseño de Jardines



Los setos campestres son resplandecientes cuando florecen, brillantes cuando llega el otoño, poco sensibles a los fenómenos climáticos y a las enfermedades, los setos campestres forman parte de cualquier proyecto de jardín, sea cual sea su tamaño, estilo o destino. Contribuyen a la mejora de nuestro entorno y nos acercan a la naturaleza.

Los árboles y arbustos de nuestra campiña no carecen de atractivo. Los setos formados con especies mezcladas dan lugar a una gama cambiante de verdes, oro y púrpura a lo largo de las estaciones, tal como sucede con las formaciones vegetales de nuestros bosques y parques. Por su carácter mimético, se integran perfectamente en el entorno, un motivo más que suficiente para prestarles atención. Aunque se compongan de especies procedentes del medio natural más próximo, el valor decorativo de los setos campestres es indiscutible, y nada tienen que envidiar a las composiciones de carácter ornamental; al mismo tiempo, constituyen una formidable reserva de biodiversidad.

Los jardineros son cada vez más sensibles a las teorías de la jardinería “natural”. Incluir las hierbas y las flores silvestres en el jardín, cambiar sus modos de gestión y dejar que interactúen se ha convertido en algo más que una moda, a saber, en toda una forma de vida, ya que plantar los setos campestres para ofrecer un refugio a las especies silvestres coincide plenamente con la concepción de una jardinería “ecológica” y “sostenible”.

Cuales son las ventajas de un seto mixto?

Las ventajas de un seto mixto sobre los muros y los setos perennes son numerosas. Su capacidad para atenuar el ruido y la acción que ejerce, por ejemplo, en el control del viento y de las aguas de escorrentía son innegables.

Los setos pueden convertirse también en “defensivos” cuando están formados por plantas espinosas.

Un seto contra el ruido

En las zonas urbanizadas, el ruido provocado por la circulación resulta a menudo molesto, y aunque una plantación no elimine el ruido, puede atenuarlo. Esta atenuación depende directamente de su densidad y naturaleza. Un seto caduco, denso y ancho es más eficaz en verano que un seto recortado. Resulta igualmente útil para fijar las partículas emitidas por los vehículos.

El seto y el clima

Al contrario de lo que se piensa, un muro o un seto denso de coníferas o de plantas de hoja ancha es un pobre cortaviento.

Para frenar el efecto perturbador del viento, sólo resulta eficaz un seto perfectamente homogéneo de árboles y arbustos con hojas que esté plantado en perpendicular a la dirección de los vientos dominantes, un hecho que se debe tener en cuenta.

Se calcula que la protección efectiva aportada por un seto de hoja se sitúa entre cinco y quince veces su altura, de manera que con un pequeño cortaviento de cuatro metros de altura se protegería una extensión de cuarenta metros, más que suficiente para un jardín.

Los árboles transpiran y aumentan sensiblemente la humedad ambiental. Esta particularidad, unida al hecho de que producen sombra, puede convertirse en una fuente de confort durante los calurosos días de verano. Además, hay que tener en cuenta que una casa resguardada del viento consume menos energía, lo que supone un beneficio indudable.

Que seto es mejor para el jardín?

Diseñar y realizar un seto es una tarea que requiere reflexión. La plantación debe durar varios decenios, y las elecciones equivocadas siempre comportan desengaños y pérdida de tiempo.

Jardinero apresurado, jardinero decepcionado

Los compradores de casas recién construidas suelen ser los jardineros más apresurados.

En general, dotar de vegetación a las nuevas construcciones no forma parte de las prioridades, e incluso suele suceder lo contrario: se eliminan todas las plantas presentes, incluso las de gran valor estético o biológico, antes de comenzar a construir.

Un jardín vacío, la ausencia de una cerca y la necesidad de preservar la intimidad impulsan inevitablemente a los nuevos propietarios hacia los centros de jardinería a partir del otoño, donde encuentran, bien alineadas, las plantas en sus respectivas macetas, entre las cuales eligen con apresuramiento.

Las coníferas para setos recortados siempre tienen adeptos, pero suelen ser decepcionantes debido, entre otras cosas, al mantenimiento apremiante, las enfermedades y la monotonía que implican. Los arbustos ornamentales de hoja perenne verde, roja o variegada también son muy solicitados. El deseo guía la compra, sin tener en cuenta la naturaleza del suelo, las necesidades de agua o la rusticidad de la planta. Algunas composiciones demasiado llamativas pueden ser fuente de desengaño. ¿Por qué no plantar un seto autóctono bien integrado en el paisaje y de fácil mantenimiento?

Las especies locales siempre rústicas, porque están bien adaptadas al suelo y al clima.

Si desea utilizar alguna planta ornamental, visite los parques y los jardines botánicos desde la primavera hasta el invierno.

Tal vez encontrará algunas que le seducirán y que desearían integrar en el jardín. Anote las asociaciones más armoniosas y fotografíelas si no puede identificarlas con precisión. Su viverista le ayudará.

¿Seto recortado, libre o cortaviento?

No se planta un seto sin razón, ya que siempre cumplirá una función principal: servir de cercado, de pantalla, de decoración… Las aves y los insectos que se le apropien le harán descubrir otras.

Dos tipos de setos se reparten el interés de los jardineros: los que se recortan de manera regular por tres de sus caras y cuya ocupación del suelo y altura se controla regularmente mediante poda, y aquellos en los que cada planta se trata de modo que adquiera un corte natural.

Setos bajos recortados

El seto recortado se reserva generalmente para los jardines pequeños. Sirve al mismo tiempo de cercado y separación entre las diferentes zonas: huerto, césped, juegos, etc. En el campo, asegura la continuidad con un seto autóctono gestionado en este modo.

La superficie de los jardines se ha reducido considerablemente en los últimos decenios.

A menudo es inferior a 400 metros cuadrados, de manera que los setos recortados, que necesitan poco espacio, se han ido imponiendo.

Sin duda es un poco austero, pero resulta mucho más agradable que las alineaciones de tuyas o de laurel cerezo y constituye un mejor abrigo para la fauna salvaje gracias al empleo de especies propias de la región.

Un seto bajo recortado puede realizarse a partir de una combinación de especies campestres de hoja caduca, semiperenne o perenne, o bien con una sola especie (espino albar, haya, carpe, durillo…), denominándose entonces monoespecífico.

Cabe señalar a este respecto la capacidad de algunas especies como el haya o el carpe para mantener las hojas secas durante el invierno cuando se podan.

Este seto se planta en una o dos filas. Alcanza generalmente una altura de 1 – 1,8 m. Necesita un mantenimiento regular; pero un abandono temporal no es irreversible, al contrario de lo que sucede con los setos de coníferas, que responden mal a una poda severa.

Pueden plantarse a intervalos regulares árboles frutales o bien trasmochos en un seto bajo; en este caso recibe el nombre de seto mixto.

Setos libres

Al contrario que los anteriores, los setos libres se someten a un mantenimiento mucho menos estricto y regular, y la mayor parte del tiempo no necesitan más que algunos acertados cortes con la podadera para equilibrar la forma y limitar la expansión. Normalmente florecen y fructifican. El seto libre es decorativo, evoluciona continuamente con el ritmo de las estaciones y es fácil de mantener. Protege el jardín de las miradas y de los intrusos.

Sus formas flexibles y naturales, así como el hecho de que se componga de plantas autóctonas, lo hacen deseable por sus cualidades paisajísticas, ya que contribuye felizmente a integrar la construcción.

En función de las especies que lo componen, el seto libre se convierte en un seto florido o en uno productivo si se han introducido arbustos que den fruto. Su volumen y densidad lo convierten en un buen refugio para los animales pequeños.

La estructura del seto libre es variada. Siempre se compone de especies combinadas con predominio de plantas de hoja caduca. Plantado en dos o tres filas, adopta formas y alturas irregulares.

Un seto libre requiere más espacio que uno recortado, pero necesita menos cuidados.

Seto cortaviento

Los setos cortavientos para el jardín no son comparables con los cortavientos de las planicies agrícolas. La falta de espacio no permite la plantación de grandes árboles. Se realizan de acuerdo con el mismo principio y con las mismas especies que los setos libre, pero se gestionan de un modo diferente.

Un pequeño cortaviento tiene las mismas ventajas que un seto libre, y a estas añade la capacidad de filtrar el aire y las pequeñas partículas.


Fuente: Setos vivos
Gambier Bernard
S.O.S del jardinero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada