Buscar en este blog

lunes, 21 de abril de 2014

PLANTAS DE ROCALLA. Diversas especies 5

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Diversas especies vegetales para rocallas 5ª parte


Aquilegia discolor (Aguileña)


Las aguileñas se encuentran en la zona templada del hemisferio norte. Se trata de especies elegantes de flores ornamentales de diversos colores. las hojas compuestas presentan largos pecíolos. La flor es curiosa. El cáliz, de diversos colores, recuerda a una corola. Los 5 pétalos en trompa se prolongan en espolón. Este espolón es más o menos largo, más o menos contorneado; a veces no existe. Gracias a él se logra identificar las diferentes especies.

El cultivo de las aguileñas es muy sencillo. Se adaptan a una tierra de jardín común, a un emplazamiento al sol o en penumbra. Se multiplica mediante semillas y se vuelve a sembrar desde ella misma. Se cruza con mucha frecuencia. Si se quiere conservar una especie pura o un determinado color se la debe proteger de la polinización por otra especie o bien multiplicarla por esqueje. Existe un gran número de variedades, con flores de formas y colores diferentes. Las plantas altas encontrarán su lugar idóneo en los parterres mejor que en la rocalla, donde no tendrían un aspecto natural.

Existen, entre el gran número de aguileñas, varias especies enanas que se pueden utilizar incluso en rocallas pequeñas. Es el caso de Aguileña discolor, originaria de los Pirineos, que apenas alcanza de 10 a 15 cm de altura. Las hojas están divididas; los tallos, erectos y poco ramificados. Las flores colgantes de largos pecíolos tienen una corola azul, un espolón y un cáliz crema. Se abren en mayo y en junio, a veces incluso en julio. Los frutos son folículos . Aguileña akitensis Huth, es una especie similar.

Arabis caucasica Willd 


El género Arabis cuenta aproximadamente con cien especies difundidas en las planicies y las montañas. Las hojas presentan formas diversas y forman rosetas en el suelo. Algunas especies de numerosos retoños se extienden rápidamente para formar alfombras, por ejemplo Arabis procurrens W y K, de pequeñas hojas verdes. Las flores de 4 pétalos forman racimos, inflorescencia característica de toda la familia de las Brasicáceas.

Las arabis son cultivadas desde hace mucho tiempo. Entre las más comunes, se encuentra Arabism caucasica, frecuentemente mencionada como Arabis albida tev. Con mayor frecuencia que la especie botánica, se cultivan algunas variedades, particularmente la forma de flores dobles "Plena" o "Variegata", con hojas de forma de penachos blancos. "Nana" es una variedad más pequeña.

La mayoría de las especies se desarrollan bien en una tierra de jardín corriente, al sol o en la penumbra. Al sol, las plantas son más compactas y florecen mejor. Se extienden rápidamente y cubren pronto una gran superficie. Se las puede cultivar sobre muros de piedras secas.

La multiplicación no ofrece ningún problema. La más sencilla es mediante división después de la floración. También se puede recurrir a la siembra o al desqueje en otoño o al comienzo de la primavera. Las variedades sólo se multiplican por división o por esqueje.

Arenaria tetraquera L.


El género Arenaria comprende aproximadamente ciento sesenta especies. Se trata de plantas anuales o vivaces difundidas por todo el mundo. Las hojas son opuestas; las flores, de 5 pétalos solitarios o en cimas. El fruto es una cápsula que contiene semillas negras.

La arenaria requiere un buen drenaje, una tierra permeable arenosa y con abundante humus. Crece tanto en tierras calcáreas como en tierras ácidas aunque prefiere un suelo calcáreo. Algunas especies gustan del sol; otras,  de la penumbra. La planta se extiende en alfombra o forma pequeños cojines espesos y compactos.

La multiplicación es sencilla, mediante semillas o por división antes o después de la floración, de junio hasta agosto. También se pueden hacer esquejes.

Armeria caespitosa Boiss


Todas las especies del género Armeria forman matas de hojas lineales que surgen de cepas densas. Las flores están aglomeradas en el extremo de un tallo no ramificado. Las brácteas, orientadas hacia abajo, se unen para formar un tubo que envuelve el tallo. la corola es de 5 pétalos, soldados en la base.

Las armerias se cultivan fácilmente. Armeria caespitosa es la especie más frágil, pero todas requieren pleno sol, una tierra permeable, arenosa o pedregosa, preferentemente pobre. Los factores del florecimiento dependen de un buen drenaje y un suelo ácido. Armeria caespitosa prefiere la penumbra. La planta no resiste la humedad invernal y se aconseja cubrirla con un vidrio.

La armeria se multiplica por división después de la floración, por esqueje o por siembra.

Asperula nitida Sibth y Sm


El género Asperula consta de unas noventa especies difundidas por Europa, principalmente en la cuenca mediterránea, y en Asia. Se encuentran algunas en Australia. Se trata de plantas anuales o vivaces, de hojas en verticilos. Los tallos son erguidos o rastreros y las flores, más o menos numerosas se abren en el extremo de las ramas. La corola comprende un tubo, con frecuencia bien marcado, de cuatro puntas. El fruto es un aquenio doble.

Asperula odorata L, que mide hasta 40 cm de alto, crece en los bosques  ricos en humus. Las hojas, lanceoladas y de color verde claro, se oscurecen al secarse y huele entonces a cumarina. La planta florece en mayo y junio y da unas florecillas blancas. En el jardín se planta en la parte frondosa.

En las rocallas, se utilizan las especies de alta montaña; por ejemplo, una de las más cultivadas es Asperula nitida. Estas pequeñas aspérulas, de tallo generalmente rastreros, se extienden en cojines o en alfombras más o menos tupidas. Se trata de bellas plantas saxícolas de floración muy larga. Se las planta al sol, en tierra pedregosa, con abundante humus, bien drenada. En invierno, se las protege contra la humedad, a la que algunas especies son muy sensibles.

Se las multiplica por división al comienzo de la primavera. Se multiplica también por siembra, si bien las especies cultivadas normalmente no dan semillas.



Fuente: Plantas de rocalla. V. Vodicková. Editorial Tikal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada