Buscar en este blog

lunes, 10 de febrero de 2014

ARCHONTOPHOENIX CUNNINGHAMIANA. Palmera del rey.

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Palmera del rey, sus características y variedades



La palmera del rey es una magnífica palmera, grácil, aérea y muy decorativa, a pesar de su nombre casi impronunciable. Sus grandes hojas pinnadas, de color verde pálido y de aspecto muy frondoso, forman una corona ligera y flexible de aspecto muy tropical, lo que es bastante inhabitual para una palmera adaptada a las zonas templadas.

Las bases de las hojas, que recubren gran parte del extremo del tronco, forman una especie de capitel clorofilico por encima del cual se desarrollan las inflorescencias. La especie es monoica: un único árbol puede por tanto producir los frutos en forma de bolitas y de un rojo escarlata muy decorativo aunque no tóxicos.

El tronco es grisáceo y liso, relativamente fino y sin reliquias de las bases foliares.

¿Dónde vive?

Esta palmera es originaria de los bosques subtropicales húmedos de
Australia, donde crece sobre suelos humíferos, a veces arenosos pero siempre irrigados. Crece hasta los 1000 m de altitud, en condiciones climáticas húmedas y con inviernos relativamente frescos.

¿Cómo se cultiva?

Es una palmera excelente para las regiones tropicales y subtropicales húmedas pero sólo se adapta a los climas templados en zonas donde no hiela casi nunca. En efecto, su follaje es muy sensible a las temperaturas negativas, de tal forma que bastan unas pocas horas de helada nocturna a -4ºC para provocarle grandes daños.

Pese a esta limitación que impide cultivarla en gran parte de la Peninsula Ibérica, aunque no en gran parte del sur peninsular y en Canarias, a juzgar por los numerosos ejemplares que crecen sin problemas en jardines botánicos como el de La Orotava y el garcía Sanabría en Tenerife y el de la Concepción en Málaga, o en zonas verdes de la Costa del Sol, esta hermosa palmera no deja de ser una de las 30 especies que más se venden en toda España.

De una manera general, las Archontophoenix deben cultivarse preferentemente en suelos ricos y muy bien irrigados. En estas condiciones, su crecimiento es muy rápido y su porte muy frondoso. Aunque soportan la sombra o la semisombra cuando son jóvenes, muestran una marcada preferencia por el sol cuando son adultas.

Las Archontophoenix se cultivan extensamente en Australia y en el sur de California. Pero a pesar de su implantación muy dinámica a principios del siglo XIX en la Costa Azul y en otras zonas muy resguardadas, son hoy muy raras en casi toda Europa, donde las olas de frío sucesivas las han eliminado en gran parte.

Especies próximas

Archontophoenix alexandrae, se distingue por tener el envés de los foliolos blanquecino en lugar de verde. Presente todavía menos resistencia a las heladas.

Archontophoenix purpurea, maxima, myolensis y tuckeri, especies descritas recientemente, suelen tener una resistencia mínima a las heladas.

FUENTE: Palmeras. Cultivo y utilización. Pierre-Olivier Albano. Editorial Omega




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada