Buscar en este blog

domingo, 8 de diciembre de 2013

MANZANAS SILVESTRES Y MANZANAS DE SIDRA

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Manzano silvestre, sus características y cuidados.



Árbol de hasta 10 metros. Esperanza de vida: larga. De hoja caduca, a veces autofértil. Frutos: de 1 a 7  cm, esféricos, amarillos, verdes o rojos. Propiedades: realizar bebidas tónicas alcohólicas.

Las manzanas silvestres crecen de forma agreste en setos y producen frutas más pequeñas y de colores más vivos que las variedades cultivadas. Las frutas pueden ser de sabor desagradable o totalmente incomibles en crudo aunque con ellas se pueden preparar deliciosas mermeladas. Las manzanas de sidra son más parecidas a las manzanas para cocinar y de mesa, con frutas de tamaño medio pero también muy amargas y astringentes. Algunos manzanos silvestres seleccionados se cultivan como árboles ornamentales y son polinizadores útiles. Por eso también se encuentran en portainjertos semienanizantes como árboles pequeños. Las manzanas de sidra siempre se han cultivado en portainjertos resistentes y almácigos, lo que les aportaba mucho vigor, necesario para crecer por encima de los animales que correteaban a sus pies.

Las manzanas silvestres se han utilizado desde la prehistoria y, sin duda, se ha hecho sidra durante mucho tiempo. Probablemente los comerciantes de estaño fenicios la introdujeron en Cornualles.

Variedades

Muchos manzanos silvestres son árboles ornamentales bien conocidos, como el John Downie, que tiene frutas alargadas y de color dorado anaranjado, y el Golden Hornet, de amarillo brillante. La mayoría son híbridos mezclados de Malus pumila con el M. Silvestres local de Gran Bretaña que produce frutas verdes, duras y ácidas y que a veces es espinoso, y el M. mitis, de la región mediterránea, que tiene unas hojas más suaves y unos frutos más dulces y con más color. M. baccata, el manzano silvestre de Liberia, y M. manchurica, de China, se plantan frecuentemente gracias a sus frutas de color rojo brillante. Las manzanas de sidra se han mejorado y son más parecidas a los híbridos M. domestica. Cada variedad local se considera la mejor. En pruebas, Yrlington Mill se consideró sobresaliente. Sweet Coppin, Kingston Black, Tremlett’s Bitter y Crimson King también son excelentes.

Cultivo

Más resistentes que los manzanos selectos, se pueden cultivar en cualquier terreno que no esté anegado ni reseco.

Cultivo bajo cubierta de vidrio

Ni los manzanos silvestres ni los de sidra crecen felices en un invernadero; se desarrollan mucho mejor en el aire libre. Necesitan el frío invernal para producir una buena cosecha. Son lo suficientemente fuertes para la mayoría de lugares.

Cultivo en recipientes

Los manzanos silvestres pueden dar frutos plantados en contenedores; de hecho, a menudo incluso crecen en las pequeñas macetas que se venden en los centros de jardinería. Los manzanos de sidra son más retraídos y es menos probable que generen buenas cosechas.

Valor ornamental y fauna

Las cosechas son muy atractivas cuando florecen y algunas también cuando fructifican. Las manzanas de sidra son más grandes y menos bellas. Ambas son de gran valor para los insectos durante la floración y para los pájaros, roedores e insectos cuando dan fruto.

Calendario de mantenimiento

Primavera: quite las malas hierbas, aplique un acolchado, y fumigue con una solución de algas.
Otoño: recolecte la fruta.
Invierno: pode y esparza el compost.

Reproducción

Aunque algunos manzanos silvestres pueden crecer a partir de semillas, no dan buen resultado. Las variedades conocidas se injertan en rizomas adecuados al tamaño y al lugar deseado. Es difícil encontrar los manzanos de sidra con los rizomas más enanizantes, pero con los portainjertos más vigorosos producen árboles más grandes.

Poda y formación

Los manzanos silvestres normalmente se modelan como semiestándares en portainjertos semienanizantes, y sólo se les realiza una poda de saneamiento en invierno. Los manzanos de sidra se modelan como estándares en portainjertos de crecimiento vigoroso y producen árboles grandes. Como en el caso anterior, a los manzanos de sidra sólo se les deberían realizar una poda de saneamiento una vez formado el tallo principal.

Control de malas hierbas, plagas y enfermedades

Aunque pueden sufrir los mismos problemas que las manzanas para cocinar y de postre, las cosechas raramente son afectadas. Las manzanas silvestres son notablemente productivas sean cuales sean los cuidados que se les proporcionen.

Cosecha y almacenamiento

Pueden recolectarse jóvenes para hacer mermeladas, pero se pueden dejar en el árbol, puesto que los pájaros prefieren frutas más blandas. Las manzanas para sidra se dejan tanto tiempo como sea posible para obtener el máximo de azúcar. Si se dejan caer se estropearán, así que es mejor si se prensan inmediatamente, sin almacenarlas amontonadas.

Plantas asociadas

Las plantas beneficiosas para los manzanos de mesa y para cocinar también se asocian bien con estas variedades. Tanto los manzanos silvestres como los de sidra suelen cultivarse en setos y en huertos de prados de pastura. Parecen satisfechos con hierba por debajo y en los ejemplares más viejos a menudo les crece muérdago en las ramas, sin que los dañe.

Otros usos

La pulpa de la manzana prensada se puede secar y guardar hasta finales de invierno como comida para los pájaros y los animales silvestres.

Usos culinarios

Con las manzanas silvestres se pueden hacer deliciosas gelatinas para tartas solas o mezcladas con otras frutas que contengan menos pectina y que les cueste más solidificarse. Las manzanas de sidra se usan sólo para hacer sidra. Se lavan, se exprimen, prensan y su zumo se fermenta, a menudo con levadura de vino y azúcar. Después de la fermentación, la sidra puede ser sin gas, turbia, dulce o espumosa, verde o amarilla, según los gustos locales. La sidra se hace de muchas variedades de manzanas, para darle un toque de acidez, dulzor y tanino. La sidra de buen paladar puede estar hecha con una mezcla de manzanas de mesa y para cocinar. Algunas sidras se transforman en vinagre, a propósito.


Fuente: EL Gran Libro de las Frutas
Bob Flowerdew
Editorial: Integral



1 comentario:

  1. Hola, estaba buscando como hacer una mermelada espesa con las manzanitas silvestres, este año dio bastante aunque .. no la fumigué y en algunas comenzaron a entrar esos gusanitos odiosos.. bueh, es culpa mía, pero hay bastante de las sanitas de manera que experimentaré, si sale buena se los cuento aquí, soy de hacer inventos, cualquier cosa... lo patento jajajaa. Gracias por vuestros consejos.

    ResponderEliminar