Buscar en este blog

martes, 10 de septiembre de 2013

Arbol del Paraíso. Eleagnus angustifolia

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Árbol del Paraíso y su características




Altura: de 3 a 10 m.
Familia: Elaeagnaceae

El árbol del Paraíso, alude su nombre probablemente al olor suave y embriagador, paradisíaco, de sus flores que embalsaman las noches de comienzos de verano.

El árbol del paraíso es un arbolillo espinoso que alcanza hasta 10 m de talla, de tronco tortuoso, corteza pardo – oscura, anchamente agrietada y resquebrajado – escamosa.

Raíces someras y cundidoras. Copa irregular y ancha, ramas más o menos espinosas, ramillas escamoso – lustrosas de brillo argentino.

Las hojas son simples, alternas, caedizas, oblongo – lanceoladas, de 6 a 15 cm de longitud por 1 o 2 cm de anchura, borde ondulado, plateado el envés, grisáceo el haz, con pecíolo corto (1 cm).

Las flores aparecen en las axilas de las hojas, pedunculadas, erguidas, solitarias
o reunidas por 2 – 3 en pequeños hacecillos, sobre las ramillas del año. El cáliz es plateado por fuera, amarillo por dentro, campanulado, con cuatro lóbulos, cuatro estambres con anteras rojas.

Ovario libre atenuado en estilo delgado enrollado en bucle en el vértice. Florece de mayo a julio. Los frutos maduran en agosto – septiembre. El fruto es elipsoide, de 15 a 20 mm de longitud, de color rojizo dorado al madurar en agosto – septiembre, con una capa exterior, carnoso de sabor harinoso, dulce.

Es de crecimiento bastante rápido pero poco longevo (menos de 1 siglo). Tolera suelos yesosos y aún algo salinos, pero vegeta mejor en los suelos sueltos y frescos, en sotos y laderas bajas.

Brota abundantemente de raíz y se asilvestra con gran facilidad. En España cubre desde el nivel del mar en Andalucia y Levante hasta las mesetas de Guadix y Baza en Granada.

La madera de duramen pardo y albura blanco amarillenta, es ligera y de mala calidad.

Es una planta ornamental por su follaje plateado, el intenso y grato perfume de sus flores y su gran rusticidad. Esta frugalidad que le permite resistir los climas y suelos secos en que crecen y prosperan se debe a la presencia de pelos abroquelados con el escudete en forma de escama entera o estrellada que cubren la superficie de las hojas y ramas y que dan a esta planta su brillo argentino característico.

El fruto es muy estimado de los orientales que lo comen y elaboran con él una bebida alcohólica; el hueso es oleaginoso.

Se emplea para formar setos vivos y puede servir para plantaciones lineales en paseos y carreteras.

Notable por su corpulencia es el árbol del paraíso de Bollullos  del Condado (Huelva) que mide 2,80 m de cuerda normal. Merece citarse el bosquete que en Las Mesas (Cuenca) rodea circularmente la residencia de los dueños de la finca.




Fuente: Guía de los Árboles de España
Ediciones Omega







2 comentarios:

  1. Perdon, como se fertiliza?

    ResponderEliminar
  2. Añadiendo un abono orgánico al suelo. Mantillo, compost, humus de lombriz....

    ResponderEliminar