Buscar en este blog

lunes, 22 de julio de 2013

DISEÑO DE JARDINES CON BAMBÚS

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Interesante reportaje sobre Diseño de Jardines con BAMBÚ





Los bambús han dejado de ser una planta reservada a los especialistas. Al contrario, están conquistando nuestros jardines, y no sólo porque nos interesen las culturas orientales, sino porque combinan mejor con la arquitectura de nuestros días.

Las gramíneas del Lejano Oriente, dicen los expertos, nos ayudan a recuperar nuestra apacible serenidad, lo cual necesitamos a veces. Durante muchas décadas las coníferas han determinado la imagen de nuestros jardines. Nos han acompañado durante mucho tiempo, pero ahora la mayoría son viejas y poco estéticas: ha llegado el momento de la renovación, y para ello son ideales los bambús gracias a sus variadas formas.

Plantación solitaria

Los bambús destacan especialmente cuando se plantan en un lugar expuesto y destacado respecto al del resto de las plantas. Para ello no se empieza con una planta pequeña y se espera durante años, sino que es conveniente elegir bambús grandes y casi desarrollados por completo.

En los establecimientos especializados se encuentran ejemplares de seis a siete
metros de altura, plantas fuertes con muchas cañas que se cultivaron en recipientes con una capacidad de 300 litros. Si se planta un bambú así no hace falta esperar mucho tiempo: se conseguirá el efecto deseado de inmediato.

Pero también con una altura de dos metros ya se consigue un buen efecto inmediato. Si se quiere plantar un parterre de tres metros de diámetro, pueden colocarse tres Phyllostachys de una variedad y, unos años más tarde, podremos jactarnos de tener nuestro propio bosquecillo. 

Lógicamente, se requiere un bloqueador de rizomas. Dado que el bloqueador es flexible, el parterre puede tener la forma deseada. Si la superficie que se desea plantar está situada delante de un muro, los cimientos de éste servirán de bloqueador trasero. En este caso sólo será necesario limitar el parterre en su parte anterior con el bloqueador trasero. 

En este caso sólo será necesario limitar el parterre en su parte anterior con el bloqueador de rizomas, que se fijará mediante la guía de aluminio y los tacos correspondientes a la pared. Si se van a plantar los bambús cerca de agua, debe observarse que no se produzca un estancamiento de humedad. En caso necesario deberá subirse el nivel de la tierra. 

Debe tenerse precaución muy especialmente cerca de los estanques de lámina sintética, ya que los rizomas puntiagudos podrían atravesar fácilmente la lámina. Más de un propietario de jardín ya se ha asombrado de las pérdidas de agua sin sospechar del bambú.

Plantación en grupo

Los bambús grandes también pueden surtir efecto solos, plantados aislados e individualmente, pero impresionan unidos en grupos. Para ello se requiere una superficie más grande, lógicamente. Para una plantación de grupo se recomienda elegir una única variedad e instalar el bloqueador de rizomas alrededor de toda la zona. Pueden utilizarse plantas de distintos tamaños. Cuando los bambús van a aparecer en grupo, lo que no se debe hacer nunca es rodear individualmente con un bloqueador.

Zonas verdes públicas

Los bambús destacan cada vez más en parques y zonas verdes públicas. La mayoría de bambús se han plantado en los zoos durante los últimos años, donde aportan un ambiente exótico todo el año. Un buen ejemplo del uso de las gramíneas gigantes lo encontramos asimismo en las zonas verdes de diversos aeropuertos alemanes, por ejemplo, donde en los últimos años se ha aumentado la plantación de bambús, tanto en el exterior como en los patios interiores entre las terminales. El bambú sale por doquier al encuentro de los pasajeros apresurados. ¿Un aviso para no olvidar la apacible serenidad?

Jugar en los bosques de bambú

Es un hecho que los bambús cuando aparecen en gran número, ejercen una
atracción mágica sobre los niños. Nada es más bonito ni fascinante que un bosquecillo de bambús: el lugar ideal para que los niños jueguen al escondite y también para que entren en contacto directo con las plantas. Rodearán las cañas con sus manos y, con los ojos como platos, exclamarán: “Oh, bambú!”.

Los planificadores de zonas de juegos de aventura son conscientes de esta atracción y eligen para trabajar, en lugar de plantas pequeñas, bambús robustos de cierta altura. De todos modos, incluso así, la plantación debe protegerse durante un tiempo antes de abrirla a la conquista. Los bambús medianos, tales como Hibanobambusa tranquillans ‘Shiroshima’, Sasa palmata f. nebulosa o Indocalamus tessellatus, deben plantarse siempre en grupos de varios juntos. Con el paso del tiempo irán llenando el espacio del que disponen y serán un remanso de tranquilidad regenerador para la vista.

Bambús  en patios interiores

Se consulta con frecuencia a los arquitectos de jardines cuando se quiere poner una nota verde en los patios interiores descubiertos, es decir, en los que entra la lluvia. En la mayoría de casos debe plantarse sobre los tejados de aparcamientos subterráneos o sótanos, o sea, sobre suelos artificiales.

Lo importante es que la capa de hormigón cuente con un buen aislamiento y que se procure un buen drenaje. La pregunta frecuente de si el bambú ataca el aislamiento puede responderse con un no. Pero los rizomas sí que pueden penetrar en grietas existentes con consecuencias irritantes. El peso de la estructura del sustrato suele carecer de importancia, a diferencia de en las azoteas. El grosor del sustrato debe oscilar entre 60 y 80 cm, también debido a la estabilidad. El sustrato debe contener una parte suficiente de arcilla y ser permeable al mismo tiempo. Los sustratos sueltos para jardines de azoteas no son adecuados. Es indispensable contar con riego. Lo mejor es consultar la elección de las especies y las variedades con un especialista.

También hay especies de bambús, por ejemplo Pseusosasa japónica, que necesitan poca luz. Cada vez se tiene más en cuenta el efecto gráfico de cada caña. Un bambú “modelado” también puede ser muy decorativo. Los grupos de plantas se separarán entre sí con el bloqueador de rizomas. En los patios interiores suele haber poco movimiento de aire, lo cual puede favorecer el desarrollo de pulgones, pero sabiéndolo pueden tomarse medidas preventivas.

Fuente: Bambús

Friedrich Eberts



No hay comentarios:

Publicar un comentario