Buscar en este blog

martes, 25 de junio de 2013

Especies tapizantes y cubresuelos. 3ª Parte

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Plantas tapizantes y sus características



ALOE CILIARIS: Suculenta en forma de mata extendida de tallos semi-leñosos, delgados y muy ramificados, de hasta 5 metros de longitud, vestidos de arriba abajo con hojas carnosas, de unos 15 cm de largo, muy finamente dentadas y dispuestas en espiral.
En invierno-primavera, aparecen numerosas y llamativas inflorescencias, de 20-25 cm de altura, cargadas de florecillas tubulares colgantes, de color escarlata, marcadas de amarillo en su extremo. Acostumbra a reflorecer intermitente durante el resto del año.
Prospera en cualquier terreno, incluso calcáreo, y es muy resistente a la sequía. Cubre el suelo, con el paso del tiempo, en rocallas y pendientes áridas. Plantada masivamente, puede actuar de cortafuegos.
Se multiplica fácilmente por esquejes, en abril-mayo.


ALYSSUM SAXATILE (Canastillo, Cestillo de oro, Alisón):
Herbácea vivaz con tallos que pueden lignificarse. Puede alcanzar los 30 cm de altura. Hojas grisáceas y flores amarillo-oro brillante, en gran abundancia durante la primavera.
Habitualmente reflorece, con menor generosidad, en esptiembre. Muy apreciada por su espectacular y luminosa floración, junto a su gran rusticidad.
Resiste a la sequedad y crece en terrenos pobres y arenosos, y hasta en los huecos de las piedras, siendo recomendable para hermosear jardines rocosos, alternada con Aubrieta, Campanula, Arabis, Armeria, Dianthus, etc. Sirve para cubrir pequeñas superficies, siempre a pleno sol. Ha dado origen a muchas formas cultivadas.
Debe recortarse después de la floración primaveral para mantenerla compacta. Puede propagarse por semillas, o mediante esquejes en junio. Apta para macetas.


APTENIA CORDIFOLIA (Rocío): Graciosa suculenta alfombrante de vástagos rastreros y hojas cordiformes de un agradable color verde tierno. Diminutas flores-purpúreas, de 1 cm, que se abren en horas de sol. Amante del calor y la sequedad.
La variedad "Red apple", muy popular, tiene flores mayores, de 2 cm, de color rojo. Otra, Aptenia cordifolia var. variegata, presenta hojas bordeadas de blanco.
Sus mejores resultados (buen color y mayor floración) se obtienen a pleno sol, aunque también medra a media sombra. Ideal para cubrir grandes y pequeñas superficies de bajo mantenimiento. La más apta para verdecer taludes secos y rocallas soleadas, o para colgar desde un muro.
Ninguna exigencia de cultivo y facilísima multiplicación, por esquejes, in situ. Apta para macetas.
Curiosamente, puede consumirse como verdura, con sabor parecido al de las espinacas.


ARABIS CAUCASICA (Arabis albida): Vivaz rastrera de hojas canescentes, que alcanza los 15 cm de altura. Flores blancas, ligeramente fragantes en marzo-abril pero, en inviernos suaves, ya desde enero o febrero. Es muy similar a Arabis alpina, con la que suele confundirse.
Buena alfombrante para superficies reducidas y jardines de rocas. Con ella pueden crearse bellas escenas de vivaces, por ejemplo, combinada con Aubrieta, Armeria, Alyssum, etc. Prefiere tierras poco calcáreas, pero admite toda clase de substrato, incluso pobres. Resiste bien la sequedad.
Entre sus cultivares destacan: "Nana", de porte reducido, y "Snowflake", con flores más grandes.
Tiene tendencia a alargarse, por lo que conviene recortarla acabada la floración. Se siembra en abril y se esqueja en mayo.

Fuente: Flora ornamental Mediterránea. Plantas cubridoras y alfombrantes. Xavier Bellido. Editorial Rueda S.L.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada