Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 6 de marzo de 2013

Diseño de jardines con arbustos


ARTE Y JARDINERIA Diseño de jardines

Interesante artículo sobre como emplear los arbustos en Diseño de Jardines




 Al realizar el diseño del jardín, los arbustos son un elemento esencial del mobiliario. Proporcionan una estructura permanente y atractivo estacional. También, pueden delimitar zonas del jardín y ocultar elementos menos decorativos, como cubos de basura o montones de compost, así como el jardín de los vecinos.

Los arbustos son muy versátiles, ya sea el jardín grande o pequeño. Abarcan desde las plantas enanas, adecuadas para la parte delantera de una parcela, hasta los ejemplares grandes que alcanzan un par de metros de altura y anchura, ideales como pantallas o como telón de fondo.

Estilos de plantación

Para un diseño moderno o minimalista, se puede plantar una sola variedad o dos que contrasten, como el perenne Viburnum davidii, con sus pequeñas flores blancas y sus bayas de color azul acero, emparejando con el aligustre dorado recortado Ligustrum ‘Vicary’. Para una disposición más tradicional, se puede utilizar una mayor variedad de plantas que le den más diversidad e interés.

Algunos arbustos, como Viburnum plicatum ‘Mariesii’, con sus hileras de ramas horizontales, pueden aprovecharse como punto focal o como elemento central de un césped o jardín de grava.





Bonito todo el año

Para crear un bonito borde con arbustos, debemos incluir plantas que florezcan en distintas épocas del año. Si el punto débil del jardín es el invierno y el comienzo de la primavera, debemos elegir plantas que florezcan en ese momento. Una planta ideal para la parte delantera de un borde es el brezo de floración invernal, Erica carnea, que tolera bien los suelos alcalinos.


El avellano sacacorchos (Corylus avellana ‘Contorta’) posee unos troncos retorcidos y salvajes, y el 
cornejo (Cornus) ilumina los jardines de invierno con sus coloridos troncos. El cornejo se poda al final del invierno para estimular el nacimiento de muchos nuevos troncos. Se pueden incluir ejemplares perennes con hojas de distintas formas y texturas y diferentes tonos de verde, para aumentar el contraste. Un follaje satinado, como el de las hojas de acebo o las estrechas y de color verde oscuro de Prunus laurocerasus ‘Otto Luyken’, ayudan a reflejar la luz del sol. Las hojas variegadas también iluminan lo que les rodea. El tapiz de suelos Euonymus fortunei ‘Emerald Gaiety’ y Elaeagnus ‘Quicksilver’ añade una nota de color a la parte delantera de una plantación

Primavera y verano

Las flores amarillas de forsitia y la grosella de flores rosas (Ribes sanguineum) dan la salida a la primavera, junto con las magnolias. En suelos ácidos, se puede probar con los coloridos rododendros, azaleas, pieris y kalmia para un precioso despliegue de primavera.

Entre los arbustos que florecen a finales de la primavera y principios del verano, se incluyen berberis o agracejos, lilas (Syringa) y osmanthus; mientras que los más pequeños, incluyendo las rosas de rocas o Cistus, potentillas, espireas, hebes y penstemon, rellenan la parte delantera de los bordes o se mezclan con plantas perennes. Para darle colorido al verano, se pueden plantar buddlejas, hortensias, escalonias, fucsias e hipéricos. El brezo, de floración en verano, también ofrece su espectáculo en esta época del año, siempre que el suelo sea ácido. En los lugares de mucho calor, se puede plantar lavanda, caryopteris y salvia rusa (Perovskia).

Otoño

Es el momento de prestarle atención a los colores de las hojas y los frutos. El mejor color se consigue cuando el verano es seguido de un golpe de frío. Los colores también son más brillantes si a las plantas les da el sol. Las plantas ideales de otoño incluyen el arce japonés, cotoneaster y azaleas, cornejos y el árbol de las pelucas (Cotinus).

En otoño, los pájaros devoran enseguida sus frutos y bayas. Para ampliar el interés de la estación, se pueden combinar arbustos populares con otros cuyos frutos sean menos silvestres (Malus), los cotoneaster de bayas amarillas y las rosas. 



Fuente: La jardinería paso a paso
The Royal Horticultural Society







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada