Buscar en este blog

viernes, 10 de febrero de 2012

ABEDUL DULCE. Betula lenta

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de jardines

Abedul dulce y sus características



Familia Betulaceae

El nombre <<abedul>> es muy antiguo, y puede que derive del sánscrito bhurga, que significa <<árbol en cuya corteza se puede escribir>>. Muchas especies de abedules son nativas de Europa, Asia y América del Norte, siendo todas ellas muy resistentes. La especie B. lenta que se describe aquí es la que se emplea principalmente para la obtención de savia y de aceites. El abedul dulce es nativo del este de Norteamérica, desde Québec hasta Georgia. Su cultivo se ha extendido en tiempos recientes, y se planta comercialmente en muchas regiones septentrionales, incluida Alaska, por su savia, que puede extraerse de forma similar a la del arce.

Descripción

Forma un árbol de tamaño medio, de 15 a 20 m de altura; los individuos maduros tienen troncos de entre 0,75 y 1 m de diámetro. Su corteza es de color marrón rojizo, y se rompe en trozos irregulares. Los tallos jóvenes son brillantes, de color marrón, muy aromáticos y cubiertos por lenticelas blancas. Las lenticelas del abedul (y de otras especies como Prunus spp.) están formadas por una capa de cámbium perpetua. Las yemas del árbol tienen una forma puntiaguda característica. Los abedules son bastantes longevos, llegando probablemente a vivir 200 años.

Hojas: ovoides – oblongas, de 5 a 10 cm de longitud, se presentan a menudo en pares, en proliferaciones con forma de espuela. Tiene el borde finamente aserrado, con puntas puntiagudas y una base redondeada o en forma de corazón.

Flores: monoicas. Las flores masculinas se presentan en forma de grupos de 3 o 4 amentos que cuelgan de los extremos de las ramas. Se forma durante el verano y producen polen en la primavera siguiente. Los amentos femeninos o <<conos>> son pequeños, erectos, globulares, de color amarillo verdoso y están cubiertos por pequeñas escamas similares a hojas. Las flores son receptivas en primavera. Polinización: por viento. Aunque las abejas y otros insectos suelen visitar los amentos para obtener polen, no hay constancia de que visiten las flores femeninas. Tienden a necesitar más de un árbol para producir semillas.

Fruto: las semillas se desarrollan en el interior de los conos femeninos y se dispersan de forma anemófila durante el otoño y el invierno. Las semillas pueden germinar en la siguiente primavera, o permanecer aletargadas durante largos periodos.



Cultivo

Fácil de cultivar, necesita cuidados mínimos.

Ubicación: puede crecer bajo el sol o en una sombra densa. No resiste bien el viento.

Temperatura: crece en climas fríos y es extraordinariamente resistente.

Suelo/agua/nutrientes: prefieren un suelo húmedo, rico y bien drenado, aunque también puede crecer en suelos rocosos y deficientes, y en suelos arenosos o que contengan arcilla. Se desarrolla mejor en suelos ácidos tendiendo a neutros, y no es muy tolerante a las condiciones alcalinas. Crece mejor con una humedad uniforme durante el crecimiento; una vez establecido, es bastante tolerante a la sequía. No precisa nutrientes adicionales, si bien una pequeña cantidad aplicada alrededor de los individuos jóvenes les ayudará a establecerse en suelos de calidad deficiente.

Plantación: espacie las plantas a una distancia de 4 m. Se suele plantar en otoño o en primavera.

Poda: apenas precisan ser podados, lo justo para estilizarlos o quitar ramas enfermas o dañadas. Los abedules viejos no responden bien a la poda; limite esta operación a los individuos jóvenes. La poda, incluso de árboles jóvenes, no debe efectuarse a principios de la primavera, porque el árbol sangrará savia en abundancia; es mejor efectuarla en verano.

Reproducción: Semillas: se pueden sembrar en otoño o primavera en un suelo ligero y arenoso, dentro de un cajón protector. Injertos: las variedades que no proceden de semilla pueden injertarse en patrones de especies similares.


Usos

Sangrado

El principal producto de esta especie es la savia, que se recolecta en primavera, antes de que se abran las hojas. Es un proceso similar al que se usa con los arces, aunque con el abedul se utiliza una <<pipa>> de diámetro menor. La temporada de recolección de savia es más corta con el abedul. Además, si se recolecta en exceso y con demasiada frecuencia, se acortará la vida del árbol y será propenso a sufrir enfermedades fúngicas.

Gastronomía

La savia de algunas especies de abedul es bastante dulce, aunque no tanto como la del arce; en ocasiones puede tener un leve sabor de esencia de gaulteria. La savia fresca puede usarse para producir cerveza, vino, licores y vinagre, y añadir ingredientes como miel, clavo o peladura de limón para mejorar el sabor. El jarabe de abedul se usa como endulzante en postres, pasteles, panes, caramelos, aderezos y para caramelizar frutos secos.

Nutrición

Su azúcar es básicamente fructosa. La savia de abedul contiene muchos ácidos (málico, fosfórico, sucínico, cítrico) y minerales (potasio, calcio, manganeso). También contiene tiamina. Las hojas poseen muchos otros compuestos como el ácido betuloresínico, un aceite esencial, éter, betulín, metil salicilato y ácido ascórbico.

Salud

En Rusia, la savia es apreciada como medicina y tónico, y se embotella y comercializa. Se dice que puede curar la mayoría de enfermedades cutáneas, como el acné. Es eficaz en el tratamiento de dolencias reumáticas, de la gota y de obstrucciones de la vejiga.

Advertencia: algunas personas pueden ser alérgicas al polen del abedul.

Otros usos

Tiene una excelente madera, que se usa para fabricar muebles y conglomerado de madera. La corteza de muchas especies se cae en escamas, por lo que se ha utilizado como papel o pergamino. Las ramitas pueden ser útiles cepillos de dientes, y a menudo se usan en Rusia, para la estimulación sanguínea y por su aroma. De la corteza se puede obtener un tinte marrón, y el alquitrán sirve para el tratamiento del cuero.

Decoración

Los árboles se pueden usar para estabilizar el suelo, y son útiles en terrenos pedregosos. Son árboles preciosos y elegantes, que no se imponen sobre los demás. Se suelen plantar en grupos. Ofrecen un buen color otoñal.




ESPECIES SIMILARES

Abedul del papel. Betula papyrifera


Árbol nativo del norte de Norteamérica. Tiene una corteza fina que se separa en láminas. Puede crecer hasta 20 o 25 m de altura. Florece en primavera y las semillas maduran en otoño. Este árbol es muy tolerante al frío, aunque no al viento. Su corteza es fina, delgada, de color tiza tendiendo a crema, pelándose en tiras horizontales, con líneas marrones de poros levantados o lenticelas. Tiene una corteza interna de color naranja.

Hojas: de color verde apagado, ovaladas y redondeadas, con punta afilada. Tienen delgados tallos jóvenes de color marrón rojizo apagado que carecen del olor a esencia de gaulteria. No posee yemas terminales, y las laterales son gomosas, de color marrón castaño.

Usos: esta especie también produce savia y tiene usos alimentarios y medicinales similares a los del abedul dulce, aunque su savia contiene menos azúcar. Sin embargo, se cree que la corteza blanca puede tener propiedades anticancerígenos y anti – VIH, gracias a que es rica en ácido botulínico.

Abedul común. Betula pendula


Atractivo y popular árbol de crecimiento rápido y tamaño medio, de 15 a 20 m de altura, original de Gran Bretaña. Florece en primavera y las semillas se producen en otoño. Puede crecer en muchos suelos, incluyendo los arenosos y arcillosos, prefiriendo los más ácidos; no crece bien en condiciones alcalinas. Tolera bien el viento. Su corteza es de plateada a blanca, y su copa es vertical y ligeramente foliada. No vive mucho y prefiere el pleno sol; no crece bien a la sombra.

Usos: la corteza y savia interior se utilizan como las del abedul dulce. La savia tiene un buen sabor dulce. Las hojas jóvenes se pueden comer frescas en ensaladas o ligeramente cocinadas como verdura. Salud: como para el abedul dulce. La corteza actúa de diurético y laxante. El aceite de la corteza combate la soriasis y los eczemas. La corteza interior se usa para tratar fiebres.

Abedul pubescente. Betula pubescens


Original de Gran Bretaña y de toda Europa, también se encuentra en el norte de Asia. Coleridge la llamaba <<dama de los bosques>>. El árbol es ligero y grácil, y tras la lluvia deja un aroma de gaulteria. Crece de 15 a 20 m de altura. Florece en primavera y las semillas maduran en otoño. Puede crecer en suelos húmedos y resiste bien el viento. Las ramas jóvenes son rojizas o naranjas, mientras que los troncos son blancos. La capa externa de corteza se puede separar en capas finas, utilizadas como papel untuoso.

Es un buen árbol para colonizar nuevas zonas, porque crece rápido, aunque vive poco. Es una excelente especie para atraer la fauna. Su corteza y savia interna se utilizan como en el caso del abedul dulce. Sus hojas, corteza y propiedades medicinales también son parecidas.


Abedul amarillo. Betula alleghaniensis


Un árbol mediano y de crecimiento lento, de 10 m de altura, original de Norteamérica. Florece en primavera y las semillas maduran en otoño. Este árbol tolera la sombra totalmente, y crece en suelos arcillosos. El uso de la savia y de la corteza interna es el mismo que el del abedul dulce. También despide un perfume de gaulteria. Produce una madera de buena calidad para suelos, muebles, cajas etc.



Fuente: Enciclopedia de las Frutas del Mundo
Susan Lyle
Editorial: De Vecchi

No hay comentarios:

Publicar un comentario