Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 13 de agosto de 2011

Las plantas bulbosas y tuberosas

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Las plantas bulbosa y tuberosas son muy decorativas en Diseño de Jardines. Características y formas de emplearlas



Las plantas bulbosas y tuberosas forman parte de las vivaces. Tienen como característica principal el hecho de estar dotadas de un organismo subterráneo de reserva, que les permite alimentarse durante el período de vegetación activa. Su ciclo de crecimiento anual es característico. Durante éste desarrollan un organismo aéreo, florecen y producen, a veces, semillas reuniendo en su órgano subterráneo de reserva – es decir, en su bulbo o tubérculo – todos los elementos nutritivos que necesitarán después. Cada ciclo se acaba con una fase de descanso vegetativo. El final de ésta indica el principio de nuevo ciclo de vegetación. Dura siempre un año – doce meses – ; pero el período en el que empieza varía según las especies; el principio y el final no coinciden con el año civil. Si nos refiriéramos al calendario, tendríamos que considerar las plantas bulbosas como “bienales”. El ciclo de crecimiento de la mayoría de ellas se parece mucho a las anuales que, sin razón, clasificamos entre las bienales, como por ejemplo los pensamientos o las miosotas.

El principio del período de vegetación activa no se sitúa en el mismo momento para todas las especies; siempre se encuentra unido a algunas condiciones que favorecen el crecimiento de las plantas. Si quieren conseguirse hermosos macizos en un jardín o si se desea cultivar plantas para recoger las flores, es indispensable respetar su desarrollo.; hay que saber que una fase debe estar totalmente finalizada para que pueda empezar otra.

Es importante hacer notar que las plantas bulbosas y tuberosas no desarrollan al mismo tiempo sus organismos aéreos y subterráneos. El inicio del ciclo de vegetación de las vivaces se caracteriza por unas modificaciones fisiológicas y biológicas de los órganos subterráneos.

Sólo durante el primer año, en el caso de la propagación generativa, las bulbosas y tuberosas se comportan como la mayoría de los otros grupos de plantas; sin embargo, a partir del momento en que las bulbosas empiezan a desarrollar su organismo subterráneo, difieren totalmente de las demás plantas no sólo desde un punto de vista biológico, sino también desde un plano morfológico. En el instante de iniciar el crecimiento – que suele ser el más delicado en la vida de la planta – aparecen, a veces, unas transformaciones genéticas, lo que luego resulta muy poco frecuente, ya que las características de la planta están bastante definidas. Las variedades cultivadas se propagan por vía vegetativa, lo que permite obtener unas plantas totalmente idénticas a la madre.

Las bulbosas y tuberosas cumplen dos funciones en un jardín: se cultivan para recoger sus flores y para formar macizos ornamentales. Por ejemplo, los gladiolos son mucho más decorativos en un florero que en un macizo. Las especies cultivadas para recoger las flores deben ser plantadas en un lugar acondicionado, de manera que, una vez cortadas las flores, la armonía del jardín no se destruya.

Todas las especies cultivadas para embellecer un jardín tienen que permitirnos gozar de sus flores el mayor tiempo posible; si se cortaran éstas para confeccionar ramos, incumplirían su primera función. Por ejemplo, el caso de los tulipanes, las azucenas, los narcisos, los narcisos de las nieves y las coronas imperiales.

La calidad dominante, única en su genero, de la mayoría de las bulbosas y tuberosas es la extraordinaria facilidad con que desarrollan y soportan el precultivo durante los meses de invierno y primavera, que suelen ser críticos. En invierno la mayoría de las plantas no tienen flores, debido a la falta de luz, pero no es el caso de las bulbosas y tuberosas cuyas flores anuncian la primavera en los parques, los jardines y las casas.

Empleo de las plantas bulbosas y tuberosas

Las plantas bulbosas tienen diferentes posibilidades de uso. Son las siguientes:




·   




    ORNAMENTO DE JARDINES


·       RAMOS


·       CULTIVO EN MACETA


·       PRECULTIVO


Fuente: Enciclopedia de la jardinería
Editorial: Susaeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada