Buscar en este blog

domingo, 7 de agosto de 2011

El césped y las plantas cubresuelos

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

El césped y las plantas cubresuelos, sus características botánicas y variedades




Características botánicas

El grupo de plantas cespitosas, llamadas comúnmente pastos, posee características botánicas que lo distinguen del resto de las gramíneas, básicamente por su facilidad para reponerse de los pisoteos, por su crecimiento erguido, matoso, su adaptación a los cortes frecuentes y la rusticidad frente a las temperaturas bajas.

El césped es una asociación de plantas de la familia botánica de las gramíneas, orden de las monocotiledóneas. Constituye una de las familias botánicas más numerosas del reino vegetal, pues presenta unos 600 géneros y 10000 especies. La mayoría de estas especies integra el grupo cerealero / forrajero, alimenticio o industrial, etc. Pero también algunas se usan en composiciones ornamentales, a saber: Arundo donax, variedad versicolor (caña de Castilla ornamental, de follaje verde y con franjas longitudinales blancas); Arrhenaterum bulbosum, variedad variegatum (avena bulbosa); Bambusa multiplex (bambú enano, bambú crespo); Festuca ovina, variedad glauca; Lagurus ovatus; Pennisetum purpureum (pasto elefante); Pennisetum villosum (cola de zorro); Phyllostachys aurea (bambú amarillo).

En realidad son sólo unos pocos géneros (alrededor de 10 ó 15) los que se usan como césped, porque deben reunir ciertas características especiales, por ejemplo:

·       Formar mata densa, cespitosa;
·       Resistir los pisoteos y las adversidades climáticas;
·       Adaptarse a los cortes continuados;
·       Comportamiento positivo frente a la competencia con las otras plantas;
·       Resistencia al arranque en los juegos deportivos;
·       Rusticidad frente a las plagas y enfermedades.
Estas características requeridas son la razón del origen de las mezclas, porque las especies no responden a todo el listado de exigencias, sino que cada una presenta algunos de los puntos, y al reunirse en una mezcla, se compensan las condiciones de una y otra especie.

Características botánicas de las gramíneas del césped

Las gramíneas se caracterizan por su porte erguido, hojas lineares, lámina foliar con nervaduras paraleliformes, raíces fibrosas, extendidas y ramificadas. En lugar del tallo poseen un caña que se hueca y está envuelta por una vaina. Esta caña tiene nudos y las porciones comprendidas entre dos nudos se llaman “internodios o entrenudos”. El tejido de crecimiento (meristema) se encuentra protegido en la base y forma una zona llamada “corona”, que es la que determina la altura del corte.

En algunas gramíneas la corona se encuentra muy baja como en los Agrostis y en la Festuca rubra. En otros casos se halla más alta como en los Lolium perenne, Lolium multiflorum y en la Festuca arundinacea. Debido a esto, los Agrostis soportan cortes muy bajos y los Lolium sólo aceptan cortes más altos, de lo contrario amarillean y se secan.

La inflorescencia es en panojo laxa (Agrostis sp); panoja piramidal (Poa pratensis); espiga compuesta, unilateral con forma de horqueta (Paspalum notatum); espiga grácil (Lolium perenne); espiga comprimida (Lalium multiflorum), espiga ditada de cuatro componentes (Cynodon dactylon); inflorescencia digitada (Axonopus compressus) y espiga tiesa corchosa (Stenotaphrum secundatum).

El fruto es un cariopse, es decir un fruto seco, indehiscente y uniseminado (una sola semilla soldada al pericarpio). En algunas especies, el fruto es un aquenio, también seco, uniseminado, pero con el pericarpio papiraceo y con la semilla separada del pericarpio.

El sistema radicular de las gramíneas es de dos tipos: el primario, tiene su origen en la semilla, que dura unas semanas luego de la germinación; y el sistema radicular secundario formado por raíces adventicias que aparecen posteriormente en la base, en los nudos de la corona y en los tallos laterales.

Estas raíces secundarias trabajarán sujetando la planta al suelo, absorbiendo el agua y los nutrientes. Más adelante, con el desarrollo de la plántula, aparecerán raíces adventicias en los estolones, rizomas y nudos de las plantas, formando un sistema radicular denso, fibroso, característico de los pastos, extendiéndose en los primeros 20 cm. de la capa superficial del suelo (llamada Horizonte “A”) donde se encuentran las raíces y sus ramificaciones.

Semillas

Las especies de césped se caracterizan por tener semillas muy pequeñas, como es el caso de los Agrostis que son angostas y de un largo de 2 mm. Los Lolium y las Festucas son el otro extremo, pues poseen un largo de 4 mm., aproximadamente. Mientras que las Poas son intermedias con un largo de 3 mm. Estos datos deben tenerse en cuenta para el cálculo de la semilla a sembrar.

Plantas cubresuelos

Cabe destacar que en los jardines con pocas posibilidades de sol, un recurso muy interesante lo constituyen las plantas cubresuelos. Algunas tienen follajes vistosos, como las hiedras; otras pueden hacer contraste con las primeras, como la Ajuga reptans de tres colores amarillento, verde y rosado (variedad tricolor), etc. No importa la variedad, la condición indispensable es que reciban mucha luz o algún momento de sol.

Ventajas y desventajas de las plantas cubresuelos

·       No requieren tanto control de enfermedades y plagas; cortes periódicos, etc.
·       Ofrecen varios motivos para su elección como el follaje disciplinado del Lamium maculatum, el follaje grisáceo del Stachys lannata, o el rojizo de la Setcreacea purpúrea.
·       Son rústicas y pueden cubrir taludes, desniveles, paseos públicos, etc.
·       No pueden ser pisadas y no forman una carpeta uniforme como el césped.
·       Deben tener un mantenimiento continuo de fertilización, cortes, aireación, desmalezado, riegos, etc. porque sino se pierde el aspecto uniforme y prolijo de una carpeta.

Tipos de coberturas

Césped ornamental o suntuario: es aquel que cubre las expectativas estéticas del diseño con el objetivo de ofrecer la belleza del color, textura, brillo y uniformidad de la carpeta. Estos céspedes no se pisan, sirven para preparar exposiciones de plantas y flores, cubrir un parterre o acompañar un dibujo de bordado (broderie). Se utilizan céspedes de hojas finas a muy finas como Festuca rubra, Agrostis tenuis, o híbridos de Cynodon dactylon (Bermuda grass).


Césped funcional o utilitario: es el que puede soportar el pisoteo de niños, adolescentes y adultos en las áreas recreativas y deportivas de clubes o paseos públicos y privados. Los hay muy rústicos como: Festuca arundinacea (Festuca alta) tipo césped; híbridos de Cynodon dactylon (Bermuda grass); Pennisetum clandestinum (Kikuyo); y medianamente rústicos como Lolium perenne; Festuca rubra y Poa pratensis.


Césped de ambos usos: por ejemplo, el Rye grass que se lo puede usar integrando mezclas deportivas y también solo, como especie ornamental, dado su color verde claro luminoso y brillante.


Pradera natural: es una cobertura con gramíneas y no gramíneas, que con el mantenimiento basado en cortes periódicos, fertilización y desmalezado, puede llegar a constituir una carpeta verde ornamental. Es un recurso para lugares de fin de semana en quintas de gran extensión, donde el mantenimiento del césped resultaría más costoso.


Plantas cubresuelos: es un recurso para cubrir lugares escarpados y taludes.


Piedra bola, rocas, piedra laja, cantos rodados, etc.: son recursos para lugares o rincones que no reciben sol. Pueden ayudar a complementar una carpeta de césped en lugares poco aconsejables (como lo son los sombríos) para las gramíneas heliófilas.




Fuente: Césped de Martha Alvarez
Editorial: Albatros

No hay comentarios:

Publicar un comentario