Buscar en este blog

martes, 16 de agosto de 2011

Aspidistra u hojas de salón

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

La Aspidistra y sus características



La Aspidistra es una planta de interior muy resistente: aunque la descuidemos, puede llegar a vivir más de 100 años. Soporta los cambios bruscos de temperatura, la sequedad y la falta de sol; en cambio, su crecimiento es muy lento y se puede obtener 4 o 5 hojas cada año tan sólo si se le ofrecen los cuidados adecuados. Florece (raramente) en verano, con pequeñas flores rosas, en forma de estrella, que aparecen a la base de los tallos y que son difíciles de advertir.

Cultivo

La Aspidistra se trasplanta en marzo, cada 2 o 3 años, cuando las raíces han ocupado todo el tiesto. Utilice para ello un buen sustrato fértil. Si las plantas son adultas, limítese a sustituir el estrato superficial del mantillo con sustrato nuevo. En primavera y verano, riegue la planta con regularidad, dos veces por semana. En la época de mayor crecimiento use un fertilizante líquido diluido, pero sólo una vez al mes. Limpie las hojas con una esponja húmeda y pulverícelas con frecuencia para mantenerlas frescas y para crear humedad. La Aspidistra tolera la sombra, pero crece mejor en un lugar luminoso (nunca expuesta al sol directo) y a una temperatura de 13 – 15º C. Aunque la planta continúe creciendo, en otoño e invierno suspenda el abonado y reduzca la cantidad de agua: no ocurrirá nada a pesar de que, entre un riego y otro, el mantillo se llegue a secar. La Aspidistra puede resistir durante un tiempo a 7º C, pero es mejor que la temperatura ronde los 10º C.

Reproducción

La operación se efectúa en primavera: divida los rizomas en pequeñas porciones con un cuchillo afilado, con cuidado de dejar en cada una de ellas al menos 4 o 5 hojas; plante los rizomas en un buen mantillo fértil y colóquelos a la sombra, a 15º C.



Peligros y precauciones

Si la planta es expuesta al sol demasiado tiempo, las hojas se pueden quemar: es necesario ponerla a la sombra. Los riegos y abonados excesivos provocan en las hojas manchas oscuras. Si el aire es muy seco y se deja abandonada, podría tener lugar una infestación de ácaros, que se combate con acaricidas adecuados.

Especies cultivadas

La Aspidistra eliator es una planta de raíces carnosas, tallo delgado y acanalado y hojas de color verde brillante, más bien estrechas y de unos 50 – 70 cm. Las flores en forma de campanilla salen en la base de la planta a mediados de verano. La variedad “Variegata” tiene flores con estrías blancas y verdes; “Maculata” es más pequeña y tiene flores de color verde oscuro veteadas de blanco. La Aspidistra longiflora, de Asma septentrional, tiene hojas delgadas, de unos 60 – 90 cm., y pequeñas flores de unos 1,5 cm. La Aspidistra lurida “Irish Mist” es una variedad cultivada de sólo 15 – 20 cm., con hojas lanceoladas de color verde oscuro que en la etapa adulta adquieren vetas amarillentas. Las flores rojo púrpura desabotonan a lo largo del rizoma a principios de verano.



Fuente: El gran libro de las Plantas de Interior
Editorial Geo Planeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada