Buscar en este blog

sábado, 30 de julio de 2011

Bonsai. Enfermedades y plagas

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de jardines

Qué enfermedades y plagas afectan a los bonsais, como prevenirlas y como curarlas



Si miramos a nuestro alrededor, pocas cosas vemos más hermosas y a la vez más sencillas que una flor, ni nada que nos produzca mayor sensación de bienestar y tranquilidad que contemplar un campo o una hermosa terraza llena de plantas.

En nuestras ciudades cada vez mas impersonales, cuando encontramos un reducto verde, nuestro alma parece ensancharse y respirar, por eso cuando tenemos plantas bajo nuestro cuidado hemos de tratar de darles la mayor atención y el mejor cuidado, para ello debemos de conocer aunque sea solo por encima algunas de las enfermedades mas corrientes, para así poder hacerlas frente.

En este articulo, solo pretendemos haceros llegar unas pequeñas nociones, para el mejor cuidado de vuestros arbolitos.

Además de daros a conocer plagas y enfermedades propiamente dichas, os daremos una serie de pautas básicas a seguir, como que el abono rico en nitrógeno, nos proporcionara unas hojas grandes por lo tanto no es el mas indicado para nuestros bonsáis, es importante no mezclar dos fertilizantes pues potenciaríamos algunos elementos provocando dosis excesivas.

Es conveniente mantener los árboles enfermos alejados de los sanos para así evitar contagios.

Lo ideal es el control cultural de nuestros árboles, que no consiste en otra cosa que el manejo adecuado de todo lo que existe en la naturaleza, para proteger las plantas y el medio ambiente.

Por eso nosotros decimos que:

Hacemos bonsái
Amamos la naturaleza
Vivimos el bonsái

Si de verdad amamos la naturaleza, si nos gustan las plantas y queremos mantener sanos nuestros bonsái, hemos de dedicarles la atención necesaria, pues son organismos vivos, y como tales necesitan cuidados.

Logremos una buena relación entre el hombre y la naturaleza pues lo que afecta al uno afecta al otro.

Los hongos en la madera

Hongo organismo vegetal carente de clorofila que puede vivir como parásito o como saprofita.

La Micosis es una enfermad infecciosa producida por ciertos tipos de hongos.

Los hongos viven en humedad, no necesitan luz, pueden vivir como parásitos, o alimentarse de materia orgánica no viva. La reproducción puede ser sexual o asexual.

Los hongos, por su composición química (quitina y celulosa), son capaces de degradar fácilmente cualquier materia orgánica.

La capacidad de penetración de las hifas les permite descomponer incluso materias estructuralmente complejas, como la madera, cutículas de insectos, etc.

Parasitismo: Los hongos están extraordinariamente adaptados para parasitar a las plantas, ya que los extremos de las hifas penetran incluso la superficie intacta de la planta e invaden luego los tejidos internos. A estos hongos se les llama patógenos.

Saprofitismo: Los hongos producen las principales enzimas despolimerizadoras que intervienen en la desintegración de la celulosa y la lignina, y por lo tanto seguirán la recirculación del carbono y los nutrientes minerales necesarios para el crecimiento de las plantas.

Según la zona donde asiente la micosis recibirá el nombre;

· Micosis defoliante; cuando originan la caída de las hojas.
· Micosis Haustorias; cuando invaden el interior.

· Micosis Lignívora; cuando atacan la madera y los tejidos duros.
· Micosis vasculares; cuando parasitan o prosperan en estas zonas nobles del Bonsái.

 Profilaxis. - Se debe evitar el exceso de humedad.
Terapéutica. - Fuera de su autodefensa, ayudarle con Sulfato férrico y cicatrizantes.

Mildiu o niebla

El Mildiu (Peronospora sparsa) es una de las enfermedades más comunes y dañinas junto al Oidio, se desarrolla en humedad alta y lluvias abundantes.

Esta enfermedad es producida por hongos parásitos internos de la familia de los Perenosporáceos. En las hojas aparecen manchas primero amarillas y luego parduscas y en el envés, correspondiendo con dichas manchas, un moho gris-blanco.

En brotes y ramas y en algunos frutos se observan deformaciones por necrosis. Las manchas amarillas o decoloradas se sitúan más en la punta y en los bordes. Las hojas se secan y luego, en 4 ó 5 días, caen. En los tallos, flores o frutos, también se pueden ver manchas pardas.
El Mildiu gris (Botrytis cinerea) Y sus diferentes tipos causan la muerte en partes de las flores, hojas, brotes, vástagos, plantas en semillero y frutas.

Las plantas herbáceas y plantas con tallo leñoso pueden ser atacadas-

Aplicar fungicidas:
 Pruebe a usar una solución con un cuarto de lejía para el hogar en tres cuartos de agua.

Aplicar esta solución al área con mildiú y luego enjuagar con agua.
La mejor profilaxis.- Evitar la humedad.

Terapéutica:
Fungicidas, Azufre, Sulfato de cobre-2grs, sal al 3% cal viva al 3% - 5% de alcohol terpénico.
También va bien el sulfato de cobre 0,3, sal 0,5 y 1% de leche descremada.
O cola de caballo (Equisetum Arvense)=150grs. /10 Lts.de agua, tratar en forma de pulverizaciones.

Bayleton, polivalente insecticida.
Zineb( mineral a base de insecticida).,
Mancocib,
Propineb,
Meliron.

Negrilla

Utiliza la melaza de otras plagas para desarrollarse atacando con sus micelios negros a brotes, hojas, flores, frutos y ramas, originando un polvillo o tizne de color negro.

Especies mas frecuentes: Capnodiáceas y Melioláceas.


Oidio o Cenecilla y Tiznado

Parasita los órganos aéreos de la planta, sobre las cuales forma un polvillo de color blanco grisáceo. Hongo parásito externo de la familia Erisifáceos.

Los más nombrados son: Erysiphe, Sphaerothera.
Estos pueden llevarle al exterminio.
El Oidio es un hongo que se diagnostica bien.
Se manifiesta como polvo blanco o cenizo muy típico, en hojas, brotes y también en frutos.
Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y terminan por secarse.

Las esporas del hongo son transportadas por el viento y caen sobre las hojas, germinando en ese memento introduce unas raicillas para absorber las sustancias nutritivas.

Algunas plantas son más sensibles al Oidio, pero en general, casi todas pueden sufrir su ataque si se dan las condiciones favorables.

Las hojas atacadas se debilitan, se abarquillan y terminan por caer. Los brotes se deforman y anulan su crecimiento. Las flores afectadas no se desarrollan.


En el fruto aparecen unas asperezas características con unas líneas de aspecto acorchado. Las plantas atacadas quedan muy debilitadas.

El oidio es una de las peores enfermedades ya que una vez instaurada no se puede eliminar, solo podemos frenarla y evitar que se propague, pero el daño ya esta hecho y hasta el año siguiente tendremos que padecerla.

Podredumbre de las raíces (Rosellinia necatrix)

Este hongo es el causante de esta enfermedad que se manifiesta por un olor a vinagre y al mirar las raíces se ven muchas negras y muertas.
En el sistema radicular los síntomas se manifiestan con la pudrición de pequeñas raíces por el micelio blanco del hongo que invade después las grandes raíces, que se pudren al principio y después se ennegrecen.

La invasión se extiende a través del cortex y cambium del tronco y progresa hacia arriba. La superficie de las raíces infectadas se cubre con hebras de micelio blanco algodonoso.

En condiciones de humedad y temperatura adecuadas el micelio blanco aparece a nivel del suelo en el cuello del árbol y los ejemplares enfermos se pueden extraer fácilmente del suelo por tener las raíces muy deterioradas.

Debido a que el micelio requiere elevados niveles de oxígeno para su desarrollo, se explica que en la mayoría de los casos el hongo esté en las zonas más superficiales del suelo.

El agua de lluvia o la de riego que empapa el suelo favorece la formación de la parte reproductora asexual de estos hongos
En casos muy graves se tiene que hacer un trasplante de urgencia, quitando todas las raicillas podridas.

- Existen varias especies entre los cuales mencionamos:

· Moho gris o Botritis; conocido como el hongo de la leña, herrumbre o cardenilla.

Las hojas se vuelven amarillas, las partes aéreas ofrecen un aspecto débil y marchito, en las plantas jóvenes desde la aparición de los primeros síntomas hasta su muerte pueden pasar muchos años.

La mejor profilaxis es evitar exceso de humedad, control del sustrato del suelo, ya que con el pH muy ácido se crea un excelente caldo de cultivo.

Terapéutica.- Cortar las raíces afectadas (las raíces blancas y resistentes dejarlas), dotar al Bonsái de drenaje idóneo.
En fin a pesar de no existir ningún medio de lucha etiológico, aconsejamos aplicar antifúngicos trivalentes, así como Flutrimazol: 1 grs. /100 grs. de aceite.

También se ha probado con Glicofeno, Serinal, Benomilo, Carbandazima, Euporen.

Roya o Herrumbre

La Roya es un hongo fácil de identificar, ya que presenta una serie de pústulas o bultitos de color naranja sobre la cara de atrás (envés) de las hojas y los tallos.

Sobre la madera lignificada del árbol salen unas postulas o manchas rojas, primero va muriendo la corteza y después toda la rama.

Pertenece a la familia de las Uredinales entre las cuales contamos con más de 3000 especies.

L a supervivencia del árbol se ve atacada por las ascosporas, conocida como Teleutospora, en primavera renace para iniciar su ciclo de Vasidiospora, encargada de producir nuevas contaminaciones e infecciones.

La proliferación de las esporas está en razón directa con su transporte a través del aire y de los animales voladores en especial los insectos.

Se ataca con:

Oxicarboxina.
Profilaxis.- Evitar la humedad, control de las tierras y de los musgos.
Terapéutica.- Purín de ajenjo, solución de ajo: 50 grs./lts., pulverizar la planta y el suelo durante tres días.
Fungicidas comerciales polivalentes o Bayleton.

OTROS HONGOS:

Los incluimos pues pensamos que se encuentran en un elevado número de ocasiones y nos afectan en un porcentaje considerablemente alto.

· Fungosidad; micelio de hongos del género Armillaria, recubre las raíces de plantas herbáceos.
· Fusariosis; obstruye los vasos conductores.
· Grafiosis; afecta al Olmo y es conocido como el Ceratostomella Ulmi.
· Costra; este hongo del género Fusicladium y Rhitisma, invade al manzano originando manchas o cubierta endurecida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada