Buscar en este blog

martes, 20 de enero de 2015

PARTHENOCISSUS TRICUSPIDATA. Planta trepadora

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Parthenocissus tricuspidata y sus variedades

Hiedra japonesa



Al hablar de la trepadora de Virginia, muchos aficionados a la jardinería pensaran en una determinada clase de plantas, a pesar de que Parthenocissus se aplica estrictamente a una sola especie. En cualquier caso, creo que éste es el género de trepadoras de hoja caduca más versátil que tenemos y, que realmente, hay pocas formas más exquisitas de recubrir una gran pared.

Recalco la expresión "grande", si embargo, porque todas estas plantas son vigorosas y pueden ocultar a un soporte pequeño. Trepan por medio de zarcillos pero difieren de las mencionadas plantas, como la ampelopsis, en que tienen pequeñas ventosas adhesivas en las puntas. Sus flores son generalmente insignificantes aunque los frutos negros y brillantes pueden ser atractivos a veces.

Emplazamiento y suelo

Se adapta a casi todos los emplazamientos, aunque prefiere suelo bueno, rico y que retenga la humedad. Es resistente, tolera -15ºC en invierno.

Tamaño

Alcanza 2 metros en los tres primeros años; después, puede llegar a
los nueve metros o más, si se las poda

Cuidados

Hasta que no se consolide, puede ser difícil persuadir a la planta para que trepe y fijarla sirve de poco. Es mejor permitirle que forme un nudo de crecimiento en la base de la pared, de la que surgirán renuevos verticales más tarde o más temprano.

Tolera bien la sequedad del suelo, asi como una humedad moderada, aunque no prolifere en condiciones de encharcamiento. Cúbrala a finales del otoño y, de nuevo, en primavera, preferiblemente con compost para jardín o mantillo de hojas. Aplique un fertilizante equilibrado, en primavera.

Propagación

Acode los brotes que crezcan en la parte baja, a finales de otoño o en invierno. Los esquejes semimaduros pueden ser tomados a finales de verano y colocados en una mezcla de turba y arena al cincuenta por ciento, en un propagador, con un calentador de fondo a temperatura suave o sin él.

Poda

No es necesaria, aunque en etapas iniciales, será útil amputar
algunos brotes para estimular el crecimiento de ramas y asegurarse de que la pared queda cubierta uniformemente. Una vez establecida, hay que evitar que invada los marcos de las ventanas y las tejas o pizarras del tejado.

Esto no se logra con la tijera podadera, sino con un cuchillo, cortando las partes que cubren la mampostería de ladrillo hasta 15-20 cm del límite de expansión requerido.

Variedades recomendadas


"Beverley Brook" tiene hojas estivales de color púrpura y rojizo, con coloración anaranjada en otoño. "Green Spring", menos vigorosa que la especie genuina. "Lowii", tiene hojas más bien pequeñas, con entre tres y siete lóbulos. "Veitchii", tiene tres hojas trilobuladas más bien pequeñas, de color púrpura rojizo.

Otras especies


Parthenocissus henryana si usted desea la Parthenocissus con las hojas más grandes y bellas, esta será su elección. Es más vigorosa que Parthenocissus tricuspidata y también ligeramente menos resistente. Se adaptará mejor a una pared umbría, abrigada: allí este tipo de hojas alcanzará su más alta intensidad.

El color de las hojas queda mejor descrito como verde, broncíneo oscuro, con las venas, en contraste, rosas y blanquecinas: En otoño se vuelven de un intenso rojo anaranjado. 



Si usted pide genuina enredadera de Virginia comprará Parthenocissus quinquefolia. Como su nombre sugiere, tiene cinco foliolos en cada una de sus hojas verdes, que se tornan rojas y anaranjadas, brillantes en otoño. Nunca alcanzan el esplendor de P. henryana, ni la limpieza de formas de P. tricuspidata. La variedad "Engelmannii" tiene hojas menores, aunque ostenta colores igualmente bonitos en otoño.


Fuente: Plantas trepadoras. Stefan Buczacki.
Tursen Hermann Blume Ediciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada