Buscar en este blog

jueves, 18 de diciembre de 2014

Mutisia oligodon. Planta trepadora

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Características de la planta trepadora Mutisia



Produce cierta sorpresa que la enorme y variada familia de las compuestas contenga relativamente pocas plantas trepadoras, además, las pocas que pueden contarse han de ser cuidadas con mucho mimo.

Esto puede aplicarse especialmente a esta maravillosa especie perenne, baja y oriunda de Sudamérica, que trepa en forma de zarcillos. Posee brotes jóvenes, pilosos, con hojas dentadas a la manera de olearius. También posee pilosidades en el envés de las hojas y en las cabezas de las flores rosas y amarillas, que nacen en el verano y tienen forma de margarita.

La planta tiene apariencia delicada, y habitualmente se dice que lo es, pero yo conozco varios jardines, más bien gélidos, donde sobrevive perfectamente bien.

Emplazamiento y suelo

Necesita una situación cálida, soleada, con un suelo permeable. Poco resistente. Tolera -5ºC en invierno.

Tamaño

Alcanza 0.5 m a los dos años; después, puede alcanzar 1.5 m o más en zonas cálidas.

Cuidados

Plántela sobre un enrejado o muro, o permita que trepe por un arbusto pequeño y fuerte y así se adherirá al soporte sin apoyo adicional.

Requiere un suelo bien drenado, muy fértil y una situación cálida. Se dice que prolifera mejor cuando el tallo de la base está sombreado y la parte superior recibe el sol directamente, aunque
sea difícil de lograr con una planta de crecimiento tan bajo. Tolera la sequedad del suelo y condiciones de gran aridez, sin encharcar.

Cúbrala a finales de otoño y de nuevo en primavera, con compost para jardín o mantillo de hojas. Aplique un abono general equilibrado o un fertilizante para rosales en primavera.

Propagación

Coloque esquejes semi-maduros, a finales de verano, sitúelos en una mezcla de arena y turba al 50%, en un propagador con un calentador de fondo a unos 25ºC, si las condiciones son realmente frías. Las semillas en los veranos cálidos se deben sembrar en primavera, en un abono arenoso, a temperatura de 22-25ºC.
Germinará en dos meses.

Poda

No es necesaria, y no se debe recortar las plantas después de la muerte de brotes en invierno, ya que no regeneran bien, a partir de las partes antiguas.

Problemas

En algunas zonas, cabe esperar que el hielo produzca algunos daños.


Fuente: Plantas trepadoras. Stefan Buczacki.
Tursen Hermann Blume Ediciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario