Buscar en este blog

miércoles, 14 de mayo de 2014

MOBILIARIO EN DISEÑO DE JARDINES

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Mobiliario incorporado al jardín



Mientras que el diseño global del jardín es un tema estático, al menos en términos de elementos duros del paisaje, el mobiliario de una determinada zona será un asunto mucho más dinámico.

En éste incluiremos tanto los elementos modernos como los más clásicos: la elección de una maceta; la situación de una estatua, una escultura o un elemento ornamental; el colorido de los toldos, el revestimiento o las cortinas de un cenador. Algunos podrían acompañarle toda la vida, mientras que otros pueden cambiar con las modas.

Dicho todo esto, el jardín a menudo requiere de más elementos que la casa, y sus elecciones variarán con la práctica.

¿Por qué el mobiliario de jardín tiende a ser tan incómodo cuando
se supone que aquél es, sobre todo, un espacio para relajarse?. Sin duda existen excepciones, pero de todos modos asegúrese de probar las sillas antes de comprarlas y, desde luego, nunca caiga en la tentación de hacer compras por correo.

Los materiales varían, y no hay nada correcto o equivocado al respecto; sólo se trata de respetar el conjunto. Las mesas y las sillas de plástico no lucen bien junto a una fachada clásica de estilo georgiano, como tampoco lo hace una réplica de hierro forjado junto a un edificio contemporáneo de acero y cristal.

A menudo la madera es una buena elección, pero asegúrese de que no proviene de bosques tropicales; existen otras fuentes de aprovisionamiento de madera que respetan el medio ambiente. La madera puede utilizarse de diversas maneras y colocarse en cualquier sitio del jardín.

No obstante, tenga siempre en cuenta el carácter de la zona en particular que esté estudiado y no olvide utilizar un barniz no tóxico para prolongar la vida de la madera. También necesitará cojines, esenciales para que los bancos y sillas de madera sean confortables y duraderos.

Tal vez le gusten las viejas mesas de lona y las sillas de director. Puede encontrar telas de modelos divertidos que recojan un tema interior y sean fáciles de guardar. El mimbre resulta igualmente un material atractivo, fácil de transportar, mientras que el mobiliario entrelazado de tipo "Lloyd Loom" es siempre muy cómodo.

De igual modo, la hamaca resulta un complemento muy útil: no hay nada mejor que una buena siesta en una hamaca suspendida de los troncos de dos viejos árboles.

Los cojines, los toldos y los manteles añaden colorido a la
composición, del mismo modo que las anuales en una maceta. Elija las telas con cuidado, y si es posible conjúntelas con las del interior de la casa. Existen diversas telas impermeables que son ideales para el uso en el exterior y no tienen porqué estropearse con las primeras gotas de lluvia.

Un consejo final: tenga siempre a mano un buen toldo o cobertura impermeable de buena calidad, Y si está adornado con un dibujo brillante y atractivo mucho mejor. Tendrá muchas aplicaciones: desde celebrar un alegre picnic en el césped hasta servir como techo improvisado sobre los travesaños cuando esté haciendo una barbacoa y se vea sorprendido por una repentina tormenta.

Las posibilidades de utilización de los asientos incorporados en el jardín son amplias, no sólo para una barbacoa y, a menudo, pueden tener una doble función. Los muros para macizos elevados o piscinas constituyen un elemento perfecto.


Los asientos de madera son una elección obvia como marco de un revestimiento del mismo material, o cerca de un macizo elevado. Los asientos de madera o de metal, que rodean un árbol, formarán un acogedor punto focal que proporcionará un agradable lugar para hacer una pausa bajo la sombra del follaje colgante. 

Puede adquirir diseños de madera, pero tienden a ser bastante iguales, así que lo mejor es que los construya usted mismo. Elija un árbol de tronco ancho y construya un asiento de generosas proporciones. Un diseño sencillo podría ser de forma rectangular y medir el doble de una mesa. Utilice muchos cojines para animar y hacer la vida más confortable, y haga lo propio con el mobiliario del jardín.

También es posible construir los asientos en los ángulos de las
paredes. Un generoso tropel de escaleras ofrecerá un asiento instantáneo y práctico, al tiempo que proporcionará una agradable vista del nivel inferior y de lo que allí acontece.

Como reflexión final, y partiendo de mi propia definición de un asiento incorporado al jardín como aquél que no puede trasladar de lugar, incluirá en este apartado aquellos asientos grandes situados en el extremo de una terraza o los troncos caídos en un lugar boscoso.

Lo cierto es que el entorno define el diseño, y que no siempre lo convenido es lo mejor. Vea y estudie todo lo que puede ofrecerle el centro de jardinería y consulte libros especializados; o, mejor aún, mire a su alrededor para observar lo que los demás han adquirido o bien cree sus propios diseños.


Fuente: Enciclopedia del jardín. David Stevens y Ursula Buchan. Ed. Blume



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada