Buscar en este blog

jueves, 3 de octubre de 2013

SETOS VEGETALES EN DISEÑO DE JARDINES

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Cuál es la utilización de un seto en Diseño de Jardines





Los setos y las mamparas, tanto los formales como los informales, pueden tener u  papel importante en cuanto a la estructura y el carácter de un jardín, así como una diversidad de usos prácticos.

Usos prácticos

La mayoría de los setos, ya sean informales y abiertos, o formales, sólidos y recortados, son plantados con fines utilitarios para trazar límites, proporcionar abrigo y sombra, y proteger el jardín. Sin embargo, resulta posible combinar lo útil con lo bello.

Barreras vivientes

En tanto que barreras vivientes, los setos pueden tardar algunos años en desarrollarse pero, si están mantenidos correctamente, a menudo son preferibles a las verjas porque proporcionan textura, color y forma. La mayoría de las plantas utilizadas para setos son longevas y, si se las mantiene correctamente, proporcionarán barreras eficaces y virtualmente impenetrables durante muchos años.

 Abrigo

Los setos son rompevientos excelentes, pues filtran el aire en rápido movimiento y reducen el impacto causado por la turbulencia cuando el viento golpea contra un objeto sólido, un muro o una verja. La porosidad de un seto
varia de una especie a otra y de una época a otra del año; así, un seto de tejo perennes recortado (Taxus baccata) será considerablemente menos poroso que un seto de hayas caducas (Fagus sylvatica) durante el invierno. Dentro de un ideal del 50% de porosidad, se ha calculado que, con un seto de 1,5 m de ancho, la velacidad del viento se reduce en un 50% a 7,5 m de distancia del seto; en un 25% a 15 m, y en un 10% a 30 m. el abrigo proporcionado por un seto es inapreciable, especialmente en los jardines ventosos, donde incluso las plantas resistentes podrían sufrir daño de los ventarrones o vientos fuertes.

Barreras de sonido

Los setos pueden contribuir a reducir el ruido filtrando los sonidos inoportunos. A este respecto, uno de los tipos más eficaces es una ‘barrera medioambiental’ verde con un sólido núcleo de tierra. Un tejido horizontal de cornejo (Salix viminalis) se entreteje con estacas verticales y el núcleo se llena de tierra para formar una barrera. El cornejo arraiga al núcleo de tierra, y el crecimiento superior y lateral se poda a intervalos hasta el muro tejido.

Setos ornamentales

Para realizar los setos es posible utilizar una multitud de plantas de tamaños, colores y texturas diversas caducas o perennes, formales e informales, con flores y frutos. La mezcla de las especies caducas y perennes, seleccionadas por sus flores y follaje, crea un mosaico viviente.

Formal o regulado

El tejo (Taxus baccata) produce un seto excelente, con tal que se desarrolle. Un seto de x Cupressocyparis leylandii crece con mucha rapidez y debe
recortarse al menos dos veces al año para mantenerlo pulido y controlado. Frecuentemente se observan setos formales bajos en parterres y jardines de nudos. Varias formas de boj (Buxus sempervirens) especialmente ‘Suffruticosa’, son ampliamente utilizadas, al igual que Santolina y Lonicera nítida. Los setos de tapicería o de mosaico combinan numerosas plantas compatibles dentro del mismo seto para proporcionar efectos visuales cambiantes a lo largo del año. Las especies utilizadas comprenden Taxus baccata, Ilex aquifolium, Carpinus betulus y Fagus sylvatica.

La mezcla de especies perennes y caducas proporciona un contrafondo interesante y colorido a lo largo del año. Las especies utilizadas deben tener tasas de crecimiento dominarían las de crecimiento excesivamente vigoroso.

Informal

Los setos informales combinan cualidades prácticas y decorativas. Aunque no resultan adecuadas para crear diseños estrictamente formales, pueden resultar muy decorativos y proporcionar, asimismo, protección y abrigo eficaces. Muchas de las plantas utilizadas en estos límites informales producen flores y
frutos atractivos, o ambas cosas a la vez, confiriendo color y forma al jardín.

Integre cuidadosamente los diferentes fondos de color en el diseño general. Cotoneaster lacteus, Berberis darwinii o Forsythia son utilizadas a menudo; los rosales arbustivos híbridos y otras especies también pueden configurar setos bellos e informales. La mayoría de los bambúes de fuerte crecimiento son adecuados para zonas donde la humedad del suelo sea elevada y haga falta un filtro para el viento.

Elección de las plantas

Antes de elegir especies para setos, tenga en cuenta sus eventuales alturas, extensiones y velocidad de desarrollo, y asegúrese de que las especies elegidas son resistentes en la zona climática y adecuadas al tipo de suelo característico del jardín.

Las plantas para setos formales deben poseer un hábito de crecimiento espeso y tolerar un recortado intenso. Para setos informales cultivados por sus flores u bayas, elija plantas que sólo deban podarse una vez al año. El momento del podado resulta crítico; de otro modo, la exhibición de flores o frutos de la siguiente estación podría estropearse.

La elección de especies perennes o caducas es parcialmente una cuestión de gusto, pero tenga en cuenta que las perennes y las coníferas proporcionan un rompevientos espeso y a prueba de viento a lo largo del año, ofreciendo así una protección que podría ser decisiva en inviernos severos.

Preparación del suelo y plantado

Los setos son un elemento permanente del jardín. Por lo tanto, resulta sumamente importante preparar el emplazamiento antes de plantar y abonar la superficie del suelo cada primavera con un fertilizante bien equilibrado y con ‘mulch’. La preparación del suelo y las técnicas de plantación son las mismas que las de árboles y arbustos. La anchura del suelo preparado necesario será de 60 a 90 centímetros.

El espaciado para la mayoría de las plantas para setos es de 30-60 cm. Si se requiere un seto de 90 cm o más, plante una hilera doble escalonada, con espacios de 90 cm dentro de las hileras y de 45 cm entre hileras. Las plantas para todos los enanos, parterres y jardines de nudos deben estar a 10 – 15 cm de distancia.



Fuente: Enciclopedia de JARDINERÍA
THE ROYAL
HORTICULTURAL SOCIETY




2 comentarios:

  1. Gracias al seto de arizónica que plantamos para delimitar el jardín conseguimos una pantalla de protección de vientos y heladas. Se desarrolló con mucha rapidez y desde que está colocado las nuevas plantas que vamos incorporando a nuestro jardín no se hielan en invierno.
    Muy buen artículo con muchas buenas ideas.
    Abrazos desde El Terrao.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Angeles, cuida ese seto de arizónica que ya quedan pocos. Aplícale como preventivo ALLIET, en el cuello de la planta y por vía foliar aérea.

      Eliminar