Buscar en este blog

lunes, 21 de octubre de 2013

PLANTAS DE ROCALLA. Diversas especies 1

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

Diversas especies vegetales para rocallas



Acaena microphylla Hook. (Acaena)

Las acaenas son plantas poco exigentes que se cultivan con facilidad. Presentan estolones tendidos con muchas raíces que se extienden para formar alfombras decorativas. Estas plantas crecen mejor en una tierra con humus, no demasiado pesada y bien drenada. Los emplazamientos húmedos o demasiado secos no les convienen en absoluto. Crecen tanto al sol como en semisombra, pero en este último caso, se extienden y forman alfombras más claras.

Todas las especies forman alfombras que pueden reemplazar un césped u ocupar los espacios entre las piedras. Se las puede utilizar también en los muros de piedras secas, en los arriates de plantas bulbosas, cuyo lugar ocupan después de la floración. Se multiplican fácilmente por división de matas o desqueje de retoños.

Existen unas sesenta especies de acaena, sobre todo en el hemisferio sur, en particular en Nueva Zelanda, Australia, Tasmania, los Andes, México y Sudamérica. Es de Nueva Zelanda de donde provienen Acaena Microphylla y Acaena novae-zelandiae Kirk, más robusta, que alcanza 15 cm e incluso más.



Acantholimon glumaceum

Estas plantas vivaces, siempre verdes, de hojas rígidas, forman con el tiempo grandes matas. Son originarias de los llanos y montañas de Armenia y de Asia Menor. Sólo se cultivan algunas de sus numerosas especies en las rocallas.

Requieren un emplazamiento protegido, a pleno sol, y un buen drenaje. Se desarrollan bien en una tierra calcárea, pobre, a la que se añade arena tosca y guijarros calizos. El sitio donde mejor crecen es en la grieta de una roca. No resisten una humedad abundante en invierno y es buena idea cubrirlas. Cuando el emplazamiento no les resulta conveniente, prácticamente no florecen. Se debe escoger con sumo cuidado su emplazamiento, pues no se pueden trasplantar.

Se las multiplica por siembra o por separación en julio y agosto. También se las puede cubrir de tierra en otoño y separar en primavera los tallos que han formado raíces o, incluso, injertarlas en raíces de Statice. Con todo, se multiplican más fácilmente por medio de la siembra. La germinación es rápida; se las siembra inmediatamente después de la madurez o en febrero. Desafortunadamente, no producen semillas en cultivo o bien éstas no germinan.



Achillea serbica Nym. (Milenrama)

Existen más de cien especies de aquilea o milenrama que crecen en la zona templada del hemisferio norte. La planta tiene un tallo erecto, de hojas alternas, muy divididas o enteras, que forman una roseta. Las inflorescencias están aisladas, son grandes o pequeñas, y forman una gran cabezuela plana. 

El fruto es un aquenio liso, sin pelusa. Las especies pequeñas, por ejemplo Achillea serbica, se plantan en las rocallas; las más grandes, que pueden alcanzar 1.5 m de alto, como Achillea filipendulina Lam, de grandes cabezuelas amarillas en corimbos, se adecuan como plantas aisladas en las cercanías. Ciertas especies poco exigentes pueden ser utilizadas para ocupar superficies en las que otras plantas no florecen.

En los eriales de Europa central, se encuentra en abundancia la milenrama, Achillea millefolium. Esta especie botánica no se planta en las rocallas, pero algunas de sus variedades son muy decorativas, por ejemplo, "Kelwayi", de flores rojas, "Sammetriese", que alcanza 80 a 90 cm de alto, de flores de color púrpura, y "Cerise Queen", de 50 a 60 cm de alto y de flores rosadas.

Las achilleas requieren un sol pleno, un buen drenaje, una tierra pobre, arenosa, ligera. Son muy poco exigentes, se multiplican fácilmente por división, esqueje o por siembra, tarea que debe emprenderse en primavera.



Adonis vernalis (Adonis de primavera)

Los adonis son plantas anuales o vivaces difundidas por Europa y Asia. Presentan hojas finamente divididas y, en el extremo de los tallos poco ramificados, flores aisladas. Las especies Adonis vernalis y Adonis amurensis, de grandes flores amarillas, son convenientes para las rocallas.

La adonis de primavera se planta a pleno sol, en una tierra rica, ligera, calcárea. Crece mal en tierra árida. Permanece mucho tiempo en el mismo lugar y forma numerosas matas de bellas y abundantes inflorescencias. Por lo tanto, se le debe dejar lugar al plantarlo. Los tallos se alargan después de la floración y sólo en otoño suele secarse la planta. En esta época, la planta es poco decorativa, pero lo compensa con su floración primaveral.

El adonis se multiplica por división de matas después de la floración o por siembra de semillas, después de la maduración. Las semillas caen cuando aún están verdes. Las plantas jóvenes crecen con relativa lentitud. Adonis amurensis presenta otras exigencias. Requiere una tierra con humus, rica, un poco de sombra y un emplazamiento húmedo.

La planta encuentra su lugar idóneo en zonas arboladas. Las semillas que produce en nuestros climas no germinan y se la multiplica únicamente por división de matas.


Fuente: Plantas de rocalla. V. Vodicková. Editorial Tikal.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada