Buscar en este blog

miércoles, 3 de julio de 2013

PLANTAS CARNÍVORAS. Darlingtonia

ARTE Y JARDINERÍA DISEÑO DE JARDINES

PLANTAS CARNÍVORAS. Darlingtonia



Esta peculiar planta, la Darlingtonia, es de aspecto que recuerda al de una serpiente cobra, a la que debe su nombre común, es muy solicitada por los aficionados a las plantas carnívoras, sin embargo, como es bastante difícil de cultivar y muy valiosa; está reservada a los cuidadores de plantas carnívoras que ya tienen mucha experiencia.

Especies: Darlingtonia californica.
Familia: Sarraceniaceae.
Distribución: California y Oregón (EEUU). Hay poblaciones tanto en zonas montañosas (Mount Hood y Mount Shasta) como en zonas costeras.
Tipo planta: Terrestre, con reizoma.
Tamaño: Hasta 80-90 centímetros de altura.

Descripción: Los peculiares jarros de esta planta giran durante su crecimiento en 180º, de modo que todos señalan hacia afuera. En la parte inferior de la cabeza del jarro está el orificio del que parece salir la lengua bífida, en la parte superior hay zonas donde la pared del jarro es casí transparente, de forma que entra luz por estas pequeñas "ventanas".
Las flores de la planta cobra son bastante grandes, de color marrón rojizo y verde claro y se parecen a las de Sarracenia. Las plantas que crecen en lugares sombreados son mayores y más bien verdes, mientras que las que crecen en lugares soleados o a media sombra toman un color rojo intenso y se quedan más pequeñas.

Tipo trampa: Trampa-jarro pasiva, digestión pasiva/ semiactiva.

Funcionamiento: Los insectos (voladores) son atraídos por el néctar que produce la planta en el orificio y en la lengua y acaban por adentrarse en el orificio, ya que las ventanas, que iluminan el interior, les transmiten seguridad. Al intentar salir se chocan y se caen hasta el fondo del jarro. De ahí no pueden escapar, ya que las paredes son muy lisas y además hay unos pelos dirigidos hacia abajo que les impiden subir. Cuando los insectos caen en el agua del fondo y mueren ahogados, ciertas bacterias y microorganismos se encargan de descomponerlos y luego la planta los absorbe. Parece ser que Darlingtonia californica es capaz de producir algunas enzimas para ayudar a las bacterias en la descomposición, pero esto no está muy claro; de ahí que se hable de digestión pasiva o semiactiva.

Curiosidades: Por el misterioso aspecto de Darlingtonia californica, se le suele llamar planta cobra o incluso planta Drácula. La planta cobra captura sobre todo moscas o avispas, pero plantas adultas incluso pueden ser capaces de capturar presas más grandes.

CULTIVO:

Generalidades: La planta cobra precisa de un riego con agua no calcárea: sin encharcarla demasiado, una temperatura fresca en las raíces, una humedad constantemente alta, en un sitio a media sombra y tiene también un descanso invernal. Es aconsejable cultivarla al exterior.

Temperatura: Entre 20 y 35ºC (mejor entre 20 y 30ºC) en verano y durante el descanso invernal entre 5 y 15ºC, soporta ligeras heladas. Le favorece que la temperatura descienda por la noche.
Muy importante: la temperatura en el substrato tiene que ser siempre fresca, ya que las raíces no soportan el calor.

Luz: A media sombra puedes obtener plantas cobra muy bonitas. Evitar el sol directo, sobre todo en verano.

Riego y humedad: Regar, como a las demás plantas carnívoras, exclusivamente con agua no calcárea. Es conveniente que el agua esté a una temperatura fresca. No encharques demasiado a la planta cobra, ya que sus raíces son propensas a pudrirse ante un exceso de agua. No encharques el substrato pero tampoco permitas que se seque del todo (por ello es importante la capa de drenaje que se menciona más abajo). La humedad deberá ser constantemente alta, entre 60 y 80%.

Substrato: Darlingtonia californica se cultiva en recipientes porosos, por ejemplo, de arcilla (para mantener baja la temperatura en las raíces), lo más grandes posible (aunque parezcan desproporcionados, parece que la planta se cultiva mucho mejor en recipientes grandes). El substrato será bastante poroso y estará compuesto por 70% de turba rubia o de esfagnos pura, 20% de arena de cuarzo lavada y 10% de material de drenaje, como vermiculita. 
Resulta muy positivo añadir musgo de esfagnos vivo en la superficie. En el fondo de la maceta se dejará una ancha capa de drenaje (de unos 10 cm) consistente en bolitas de arcilla. En días calurosos habrá que mantener la maceta en la sombra.

Descanso: Durante los meses de invierno, la temperatura estará por debajo de 15ºC y por lo demás se seguirá cuidando como siempre. Quizás sea bueno reducir un poco el riego para evitar problemas relacionados con la aparición de moho u hongos.

Reproducción: Las plantas cobra adultas a veces producen vástagos que se podrán separar de la planta madre en cuanto echen raíces. Las plantas grandes con rizomas fuertes se pueden reproducir por división. Es más rentable la reproducción vegetativa que la sexual, ya que las semillas tardan bastante en germinar y las plantas semilleras tienen un crecimiento muy lento: puede durar hasta 10 años hasta que se hagan adultas. 
De todas formas, las plantas semilleras jóvenes se cultivarán a una temperatura más cálida en invierno, ya que no tienen un descanso tan marcado.






1 comentario:

  1. Siempre me han parecido unas plantas apasionantes no solo por el echo de que sean carnivoras, todo su estructura, sistema de alimentación, creo que dentro del reino vegetal son las más complejas.

    ResponderEliminar