Buscar en este blog

viernes, 3 de febrero de 2012

BEGONIA TUBEROSA. Familia Begoniaceae

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de jardines

Begonias y sus características



La Begonia abarca unas 900 especies, con cientos de variedades más. La Begonia recibió su nombre debido a Michel Begon, botánico francés y apasionado coleccionista. Vivió entre 1638 y 1710. Debemos limitarnos aquí a tratar sólo algunas, precisamente aquellas que resulten adecuadas para el jardín o la sala de estar. No resultaría práctico incidir en el nombre de las distintas variedades, ya que los proveedores los cambian con frecuencia en función de las tendencias de forma y color que haya en los mercados. Debido a que muchas las Begonia disponibles proceden de fertilizaciones cruzadas, son clasificadas por su aspecto.

En jardinería se dan variedades de flores pequeñas y grandes. El grupo de Begonia de flor pequeña se denomina Begonia x tuberhybrida(sin. Begonia multiflora) y la de flor grande grupo Grandiflora. Pueden ser individuales o dobles o semidobles. Hay variedades con pétalos florales con una franja en el borde, como las Crispa, o con hojas de efecto marmolazo, como las Marmorata. Las variedades más robustas se denominan Compactas, y las colgantes añaden a su nombre la denominación Pendula.

Las plantas con hojas apuntadas, así como las de pétalos puntiagudos, constituyen la tipología Boliviensis. Los tonos y colores de las flores van del blanco al amarillo y anaranjado; y desde el rosado al rojo oscuro.

Los tubérculos pueden mantenerse entre los 6 y 10º C, a salvo de las heladas, en cajones o jardineras con turba molida. Es importante echar un vistazo a los tubérculos de vez en cuando para comprobar que no se estén secando o se hayan infectado con hongos. Si comienzan a arrugarse, lo más probable es que el ambiente sea demasiado caluroso. Si detectamos infección por hongos, el tubérculo deberá apartarse, mientras que para el resto deberá cambiarse la turba molida por otra nueva y seca.

Los tubérculos se colocarán a comienzos de primavera en turba molida humedecida, en un sitio más cálido, en torno a los 15º C. Pronto darán lugar a pequeños brotes, momento en que procederemos a su siembra en macetas. A mediados de primavera, o en todo caso cuando haya desaparecido el riesgo de heladas, las plantas se llevarán al exterior en semilleros, tiestos y jardineras, o en cestas colgantes.

Es importante que las Begonia no reciban demasiado sol, en especial durante las horas más calurosas del día. Las begonias tuberosas se dan mejor en tierra húmeda, rica en humus y algo ácida.

Son plantas con mucha agua, muy sensibles a las heladas, de modo que los brotes necesitarán protección cuando haya pronóstico de heladas nocturnas. En otoño se retirarán del jardín los tubérculos ante el primer anuncio de noche con heladas. Desgraciadamente, las plantas padecen con facilidad durante la estación húmeda problemas derivados de hongos o mildiu, que producen unos blancos en las hojas.



Fuente: La Enciclopedia de las Plantas 
Bulbosas
Editorial Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada