Buscar en este blog

jueves, 19 de enero de 2012

PELARGONIOS

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Pelargonios, características y sus variedades



Los pelargonios son, en su mayoría, plantas no resistentes, siempreverdes, perennes y de origen sudafricano. Al introducirlas en Gran Bretaña, se les dio el nombre común de geranio, por su semejanza botánica con las especies resistentes herbáceas del género Geranium, que se cultivaba habitualmente en Europa en aquel tiempo. Este nombre común sigue siendo utilizando ampliamente, aunque casi todas las plantas llamadas geranios pertenecen al género Pelargonium.

Tipos de pelargonios

Los pelargonios pueden dividirse en cinco grupos, según sus características principales.

Los grupos son: zonal, enanas y miniaturas zonales, regias, con hojas de hiedra, y con hojas aromáticas.


Zonal


Estos pelargonios tienen hojas redondeadas, generalmente dibujadas con una zona oscura distintiva, y flores sencillas, semi – dobles y dobles. Algunos cultivares no tienen zona, y otros tienen hojas estriadas doradas o plateadas, o tricolores.

En los climas templados, crecen bien en el jardín abierto, y resultan ideales para los macizos de verano, ya que florecen continuamente desde principios de verano a finales de otoño. También prosperan en jardineras, cestas colgantes y contenedores. Las zonales se adaptan con facilidad a las condiciones de desarrollo en invernaderos o jardines de invierno.






Enanas y zonales miniatura


Las enanas zonales miden 13 – 20 cm, son arbustivas y producen muchas flores. Son excelentes plantas para jardineras de ventanas y para tiestos desplegadas en invernaderos y jardines de invierno. Las miniatura zonales tienen hojas y flores más pequeñas que las enanas zonales, y no miden más de 13 cm. son plantas muy floríferas, que tienen flores dobles y sencillas en una gran gama de colores, y sus hojas son verdes o verde – negruzcas.

En años recientes, se han desarrollado las zonales híbridas F1 y F2, que se cultivan a partir de semillas y se utilizan principalmente en macizos. Tienen flores sencillas y están disponibles en la misma gama de colores que los cultivares propagados vegetativamente.






Regias


Son pelargonios pequeños y arbustivos, de hojas redondeadas y muy serradas y flores anchas en forma de trompetilla, a menudo de colores exóticos.

Se las puede cultivar en el jardín abierto, pero en los países templados se las usa con mayor frecuencia como plantas de interior, de invernadero o de jardín de invierno, ya que las flores se estropean con facilidad con la lluvia. En climas más cálidos donde se las puede plantar en el exterior permanentemente, forman espléndidos arbustos floridos que florecen casi todo el año.

Hojas de hiedra


Estos pelargonios colgantes tienen hojas redondeadas lobulares tipo hiedra, y flores similares a las zonales, disponibles en una gama de colores. Se las usa en cestas colgantes y otros contenedores, donde mejor se exhiben sus flores sobre tallos colgantes. También puede plantarlas desparramadas sobre los bordes de un macizo en relieve o de un muro.

Hojas aromáticas


Los pelargonios de hojas aromáticas tienen pequeñas flores delicadas de cinco pétalos y un follaje aromático por el que, generalmente, se las cultiva. Son excelentes plantas de interior y de invernadero, y en climas templados pueden cultivarse en el exterior en verano y otoño, en contenedores o como plantas de macizos.

Alimento y riego

Todos los pelargonios, especialmente los de contenedores, necesitan un alimento líquido de alto contenido en potasa, como el fertilizante para tomates, a lo largo de todo el verano. Esto les ayuda a seguir produciendo muchas flores de alta calidad sin volverse demasiado hojosas.

Los fertilizantes ricos en nitratos producen demasiadas hojas a expensas de las flores, y no deben utilizarse. Los cultivados en contenedores deben regarse a intervalos regulares apenas se seque la superficie de la tierra.



Invernado

Los pelargonios deben conservarse a salvo de las heladas, excepto P. endlicherianum, una especie rara y resistente, oriunda de Turquía. En los climas templados, las plantas cultivadas en el exterior se pueden conservar para replantar la próxima estación, llevándolas a un lugar protegido antes de las heladas. Retire las plantas antes de las primeras heladas, sacuda para eliminar la mayor cantidad posible de tierra de las raíces, recorte las raíces y los tallos y elimine las hojas que queden.

Para almacenarlas, use una caja de madera o de cartón fuerte de caras profundas y efectúe algunos pequeños agujeros de drenaje en el fondo. Rellene la caja a medias con abono para tiestos o semillas para conservar vivas las plantas, pero que contiene insuficiente alimento como para que se desarrollen vigorosamente durante el período de almacenado.

Prepare los tocones preparados (plantas viejas) en la caja, de modo que estén juntas pero sin tocarse. Rellene con más abono alrededor de cada tocón y afirme en etapas, acabando a ras de la superficie de la caja.

Riegue concienzudamente y deje la caja en el exterior durante un día para que drene. Vuelva a regar sólo durante el invierno si se resecan mucho. Almacene la caja en un sitio bien iluminado y libre de heladas. Si no hay calefacción disponible, proteja en tiempo muy frío con diarios, sacos o mediante una alfombra vieja.

A mediados de invierno aparecerán vástagos nuevos sobre los tocones; éstos pueden usarse como esquejes a principios de primavera.

Alternativamente pueden colocarse los tocones en tiestos individuales y seguir cultivando para plantar luego, en el exterior, en las primeras etapas del verano.

Propagación a partir de esquejes

Es fácil propagar pelargonios a partir de esquejes, y el sistema utilizado es el mismo para todos los tipos. Coger esquejes es un método barato para producir plantas nuevas y permite que la planta vieja siga floreciendo fuera en el jardín hasta la llegada de las primeras heladas, prolongando así el despliegue.

Selección de esquejes

Aunque se los puede tomar a partir de la primavera, el momento mejor es a finales de verano, cuando las condiciones lumínicas son buenas y el tiempo sigue templado. Elija vástagos sanos y fuertes (no floridos, si son de una regia o de hojas aromáticas), cortando justo encima de la tercera articulación debajo del extremo de desarrollo. Recorte cada uno justo hasta debajo de la articulación inferior y elimine seguidamente las hojas inferiores.

Introducción de esquejes

Elija el tamaño del tiesto según el número de esquejes: uno de 13 cm podrá contener hasta cinco esquejes. Llene el tiesto con abono para esquejes o semillas estándar, afirme y coloque el tiesto en un contenedor con agua, hasta que la superficie de la tierra esté húmeda. Retire y deje drenar. Introduzca los esquejes, apretando con suavidad para eliminar bolsas de aire en sus bases. No los riegue aún.

Cuidados ulteriores

Coloque el tiesto en un lugar iluminado y tibio, pero no directamente al sol. Una semana después de introducirlos, riegue desde abajo. Vuelva a regar una semana o diez días después, momento en que deberían arraigar. Si los riega desde arriba, podrían sufrir de moho gris/Botrytis u otras enfermedades de pudrimiento por el pie. No use propagadores ni las cubra con plástico por las mismas razones.

Cultivo de híbridos F1 y F2 a partir de semillas

Los híbridos F1 y F2 a partir de semillas resultan difíciles de reproducir para el novato, ya que requieren un medio ambiente especial. En países cálidos, florecerán a partir de semillas después de seis meses, pero en los más fríos pueden tardar hasta 15 meses. Para acortar este período, los viveros comerciales cultivan a partir de plantones a altas temperaturas – y con iluminación artificial – durante 14 horas por día o durante 5 meses en invierno. También tratan las plantas con compuestos para disminución a fin de conservar un hábito compacto y lograr un florecimiento temprano.

Siembra de las semillas

Siembre a principios de verano. Cuando los plantones midan 15 cm, elimine los extremos de crecimiento para estimular un desarrollo arbustivo.

Siga cultivando como plantas para invernadero fresco a lo largo del invierno y primavera para que florezcan al verano siguiente.



Fuente: Enciclopedia de Jardinería
The Royal Horticultural Society

No hay comentarios:

Publicar un comentario