Buscar en este blog

miércoles, 22 de junio de 2011

Plantas acuáticas

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Todo lo que debemos saber sobre las plantas acuáticas





Definición

Las plantas acuáticas “son aquellas que requieren vivir en un ambiente con agua, tanto dulce como marina, ya sean sumergidas en su totalidad (raíces, hojas, tallos y flores) o parcialmente (sólo raíces y tallos)”

La mayoría de las algas son plantas acuáticas, al igual que algunos musgos y hongos. Se caracterizan por poseer un tipo de tejido esponjoso que se llena de aire, conocido como “cámaras aeríferas” que les permiten flotar.

Características de las plantas acuáticas

Existen diferentes modalidades según el hábitat  acuático: las flotantes viven directamente en el agua y presentan tejidos esponjosos que se llenan de aire y les permiten flotar; las sumergidas dejan salir sólo sus hojas terminales y algunas flores, y realizan la fotosíntesis debajo del agua, por eso son tan importantes en los acuarios, y las palustres se adaptan a suelos inundados.

Órganos de flotación

Los órganos de flotación son fundamentalmente las hojas y los tallos. Las hojas tienen una estructura simple, no poseen estomas, y el gas disuelto se difunde a través de la epidermis que posee paredes externas muy reducidas.

Algunas hojas se encuentran divisivas, ramificadas, y son muy finas, como en el caso de la Cabomba australis y de la Ceratophyllum demersum. Otras veces, son longilíneas y de poca consistencia, como en la Vallisneria spiralis y en la Panicum elephantipes.

Algunas plantas acuáticas presentan una lámina foliar expandida horizontalmente como en las Nymphaeas (nenúfares) y en las Victorias regias, que flotan como grandes platos sobre el agua gracias a la presencia de cámaras aeríferas. En general, los tallos de las plantas acuáticas se caracterizan por ser finos, livianos y carecer de cutícula, al igual que las hojas.  Los de los camalotes (Eichornia  crassipes) poseen los pecíolos hinchados con un tejido con cámaras aeríferas. Las raíces son muy finas y extendidas.

Hábitat

América del Sur y Asia son los continentes con mayor riqueza en flora acuática. En América, se encuentra especialmente en las zonas templadas y tropicales del sur: Brasil, el noreste de la Argentina, Paraguay y Uruguay.

Las plantas se distribuyen en zonas geográficas, que pueden ser amplias o pequeñas, que se denominan “áreas de dispersión”, en las que cada especie crece espontáneamente. Los límites de estas áreas no son fijos, ni se corresponden con un solo país, pues los motivos que limitan esas zonas de dispersión pueden ser tanto geográficos, geológicos, por factores físico-fisiológicos (como el clima, las temperaturas, el régimen de lluvias y las condiciones del suelo9 o físico-químicos.

Grupos de plantas acuáticas

Las plantas que viven en el agua se denominan “hidrófilas”; y las que viven en terrenos inundables, “helófitas”. De ambas categorías se distinguen tres grupos:

1. Flotantes               2. Sumergidas             3. Palustres

1. Plantas acuáticas flotantes

Este grupo está formado por numerosas plantas de lugares templados y aguas quietas. Gran parte de ellas, se encuentra en América del Sur.

Entre las plantas acuáticas flotantes están las microscópicas, que flotan en el agua, pero que no se ven a simple vista, y forman parte del plancton. Estos tipos de plantas requieren de una buena exposición solar y protección de los vientos. Es necesario realizar una plantación de árboles de hojas persistentes para detener los vientos predominantes y  que no produzcan caídas de hojas sobre el agua.

Las plantas macroscópicas incluyen a:

Los nenúfares (Nymphaeas alba y otras especies)
Amapolita de agua (Hydrocleis nymphoides)
 Lenteja de agua (Lemna gibba)
 Repollito de agua (Pistia stratiotes)
 Camalote (Eichornia crassipes)

2. Plantas acuáticas sumergidas

Viven bajo agua y se las llama también “oxigenadotas”, porque, al realizar la fotosíntesis dentro del agua, producen oxigeno. Esto es muy bueno cuando en el estanque hay peces. Este grupo se utiliza en peceras y acuarios. Asimismo, requieren de aguas quietas y buena exposición solar.

Ejemplo de plantas acuáticas sumergidas:

Cabomba (Cabomba australis)
Cola de zorro de las lagunas (Ceratophillum demersum)
Gambarrusa (Myriophyllum elatinoides)
Elodea (Elodea callitrichoides)

3. Plantas acuáticas palustres

Son plantas que se encuentran en lugares húmedos y anegadizos, como los pantanos. También están presentes en los bordes de las lagunas donde el suelo es muy húmedo o barroso. Son las especies más numerosas entre las plantas acuáticas. Se dividen en herbáceas y leñosas, predominando en gran número la primera categoría.

Ejemplo plantas acuáticas palustres:

Junco espiral (Juncus effusus)
Junco común (Scirpus riparius) 
Acorus (Acorus gramineus albo variegatus)
Totora (Typha latifolia)

Corte vertical

Según el tipo de jardín acuático, estanque o cascada, y la profundidad del agua, podrán distribuirse diferentes variedades de plantas, ya sean flotantes de agua profunda o de poca profundidad, que viven directamente en el agua. También  podrán convivir plantas sumergidas, que mostrarán solamente sus hojas terminales y su floración; además de distribuir a lo largo de los bordes, plantas que acompañen el diseño del hábitat acuático (como puede observarse en los bordes de las lagunas o de los bañados).

Plantas acuáticas exóticas

En paisajes acuáticos de lugares templados o cálidos es importante tener en cuenta algunas plantas de gran personalidad como los nelumbos o lotos, que pueden asociarse con los paraüitas, el papiro, Cyperus alternifolius, entre otros, y ofrecer un aspecto muy exótico y atractivo.



Fuente: Estanques y jardines acuáticos
Una guía esencial para construir estanques, jardines acuáticos,
 fuentes y cascadas  en el jardín
Martha Álvarez
Editorial Albatros

No hay comentarios:

Publicar un comentario