Buscar en este blog

miércoles, 28 de diciembre de 2011

ADIANTUM. Capilera o culantrillo del pozo. Familia: Adiantáceas

ARTE Y JARDINERÍA Diseño de Jardines

Adiantum, características y sus variedades



Debido a su agraciado aspecto, la capilera es una de las plantas de interior más conocidas; como es muy delicada, sin embargo, requiere unos cuidados sencillos pero hay que seguir con precisión para obtener buenos resultados. Se trata de un helecho de follaje delicado, formado por muchas hojuelas triangulares reunidas en frondas flexuosas (de ahí el nombre de la planta, que recuerda a una larga cabellera). Los Adiantum poseen un rizoma, es decir, un tallo transformado en órgano de reserva, que se extiende horizontalmente bajo tierra y es de color negruzco.

Cultivo

Las especies de interior se mantienen a media sombra, ya que el sol directo hace que las hojas delicadas se marchiten. La temperatura ideal para la capilera se encuentra entre 15 y 20º C; si llega a ser superior, la planta sufre y las hojas se vuelven secas, pálidas y frágiles. Los Adiantum se plantan o se trasplantan a finales de marzo, en un sustrato compuesto por 2 partes de turba, 1 de mantillo de hojas, 1 de arena y 1 de trocitos de carbón de leña, con un poco de fertilizante que contenga también calcio. Después del invierno, las frondosas pueden volverse marrones: hay que eliminarlas cortándolas por la base, regar la planta con moderación para estimularla a producir nuevas frondas, y asegurarle una temperatura mínima de 15º C.

En primavera y verano riéguelas abundantemente para mantener el sustrato húmedo, no mojado; suminístrele además un fertilizante líquido cada dos semanas. En otoño e invierno no hay que regarla mucho, porque si el clima es frío podría pudrirse. La capilera puede entrar en un estado de descanso y puede incluso llegar a morir si la temperatura es inferior a 7º C y se la expone a corrientes de aire frío.

Reproducción

Los rizomas del Adiantum se dividen en primavera (en marzo), cada tres años, y se plantan en el sustrato, ya descrito, de mantillo de hojas. El Adiantum, como todos los helechos, no florece no produce semillas, por lo que no se puede sembrar. Es posible producir una nueva planta a partir de las esporas que se encuentran en la cara inferior de algunas hojas, pero se trata de un método muy complicado.

Peligros y precauciones

El Adiantum es una planta muy delicada. La falta de humedad, la tierra seca o una insuficiente ventilación harán que se marchiten las hojas. Un riego excesivo también es peligroso: si hace frío, las hojas y los rizomas se pudrirán; si eso ocurre, suspenda el riego por unos días y espere a que el sustrato esté apenas húmedo y entonces riéguelo dos veces por semana. Una exposición directa al sol o un insuficiente abonado harán que las hojas se sequen y se vuelvan pálidas y frágiles. Además, hay que mantener la planta alejada de humos y de estufas de gas o de nafta.

El Adiantum puede verse infestado por la mosca blanca, parecida a una mariposa, que puede combatirse con un insecticida a base de piretro. Las cochinillas marrones que en ocasiones infestan la cara inferior de las hojas no deben confundirse con las esporas (que siempre aparecen distribuidas en filas regulares); se eliminan fácilmente con un pincel o un poco de algodón impregnado de alcohol.

Especies y variedades cultivadas

Adiantum capillus – veneris (la típica capilera)


Es probablemente la especie más conocida. Tiene frondas delicadas, de color verde claro, sostenidas por pecíolos negros y flexuosos de unos 30 cm de largo.

Adiantum hispidulum


Tiene frondas pequeñas, ligeramente ásperas, muy compactas.

Adiantum macrophyllum


Es una planta espectacular con frondas de 30 – 40 cm; las hojuelas son tan finas como el papel y tienen márgenes finamente dentados; rojizas al principio, se vuelven luego amarillo verdoso.

Adiantum polyphyllum


Es la especie mayor: tiene gordos rizomas, frondas de hasta 1,2 m y pecíolos negros y rígidos con las hojas muy cerca unas de otras.

Adiantum raddianum


Una planta robusta con frondas negruzcas de 50 cm y muchas hojuelas de color verde claro. Existen muchas variedades: ‘Fritz Luth’ tiene frondas de 50 cm con hojuelas azul grisáceo; ‘Elegans’ tiene frondas bastante compactas, de color rojo oscuro que cambian luego a amarillo verdoso.

Adiantum tenerum


Es una planta grande con frondas de hasta 50 cm y hojas de margen ondulado y profundamente marcado.



Fuente: El gran libro de las Plantas de Interior
Editorial Geo Planeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada